Mosca de Buenos Aires

La Mosca de Buenos Aires fue una goleta corsaria del Virreinato del Río de la Plata durante las Invasiones Inglesas, cuyo propietario fue Mariano Renovales, el capitán Juan Bautista Azopardo y su armador Anselmo Saénz Valiente. Con patente de corso emitida el 17 de noviembre de 1806 por Santiago de Liniers, tenía como misión la vigilancia de la escuadra británica en el Río de la Plata al mando de Sir Home Riggs Popham que esperaba refuerzos de Inglaterra. Artillada con 4 cañones y tripulada por 60 marinos. Su pantente venció el 23 de enero de 1807.[1]

El alistamiento

Tras la reconquista de Buenos Aires el 12 de agosto de 1806, en la que participaron parte de la tripulación de la fragata corsaria “ Dromedario”, dirigidos por su capitán Hipólito Mordeille y el segundo comandante Azopardo, este último se quedó en Buenos Aires, no retornando a Montevideo donde estaba su nave.

Azopardo solicitó a Liniers una patente de corso para hostigar a la escuadra de Popham, naves mercantes de bandera británica y contrabandistas (en su mayoría de aquella bandera).

La estrategia de Azopardo, consistía en alistar un navío de poco calado para poder tener como vía de movilidad sin riesgos la costa sur del río que era de casi imposible tránsito para las naves británicas.

Entre el tipo de nave que fuera la elegida tenemos diferentes versiones entre las obras más destacadas del tema así Mercedes Azopardo en 1961 en la biografía de su bisabuelo refiere a la misma como una goleta[4] quien pone una suposición en obra sobre que podría haber sido una balandra o sumaca. La tripulación fue constituida por 60 marinos y el armamento 2 cañones de 8 y 2 de 4.

Other Languages