Morfología lingüística

Construcción de palabras con dos tipos de monemas, el lexema "gat-" y sus morfemas flexivos.

La morfología (del griego μορφή morphḗ ‘forma’, y λογία logía ‘tratado’) es la rama de la lingüística que estudia la estructura interna de las palabras para delimitar, definir y clasificar sus unidades, las clases de palabras a las que da lugar (morfología flexiva) y la formación de nuevas palabras (morfología léxica). La palabra «morfología» fue introducida en el siglo XIX y originalmente trataba simplemente de la forma de las palabras, aunque en su acepción más moderna estudia fenómenos más complejos que la forma en sí.

La morfología como disciplina lingüística

El término morfología proviene del griego μορφ-, morph ('forma') y λογία logía ('tratado', 'ciencia'); así, el todo significa literalmente 'ciencia (o estudio) de la forma'. En efecto, se habla de la morfología de las plantas, de la morfología de los seres vivos, de la morfología del relieve terrestre, etc.

En lingüística, este término adquiere un significado especializado: 'estudio de las formas de las palabras' y, por extensión, 'estudio de la palabra'. Esto se remonta a una tradición iniciada en los trabajos de Baudouin de Courtnay según la cual están formadas por raíces y afijos que realizan la función del signo saussureano. Y aunque también se deba hablar en lingüística de la forma de los sintagmas y/o de las frases, el término morfología no se aplica a estos últimos; es la palabra, y solamente la palabra, lo que constituye el objeto de la morfología lingüística de acuerdo a un uso general.

La posición en la morfología gramatical es intermedia. Para la tradición estructuralista americana de Bloomfield, la morfología era esencial; en la tradición generativista chomskyana la sintaxis es central y la morfología o bien es relegada a la fonología o bien es ignorada como disciplina independiente. Esas posturas han hecho de la morfología lingüística un campo polémico y de difícil definición en la moderna teoría lingüística. Habitualmente se considera que los patrones morfológicos son el resultado de la gramaticalización y que, en cierto sentido eso es todo lo que hay en morfología. Por tanto, la búsqueda de universales morfológicos y el propio análisis morfológico no serían otra cosa que un estudio de los patrones de gramaticalización.

Distinción entre morfología y sintaxis

La gramática tradicional divide el estudio de todas las lenguas del mundo por convención, en dos secciones: morfología y sintaxis. La relación entre las dos es la siguiente:

La morfología explica la estructura interna de las palabras y el proceso de formación de palabras mientras que la sintaxis describe cómo las palabras se combinan para formar sintagmas, oraciones y frases.

Sin embargo, en el seno de la gramática generativa se ha sostenido que la morfología es insostenible como rama autónoma. En ocasiones hay alternacias morfológicas que están ocasionadas por restricciones fonológicas por lo que ciertos aspectos de la morfología tradicional caen dentro de la morfofonémica. Algunos otros procesos morfológicos no parecen fácilmente separables de la sintaxis, por lo que su estudio recae en el estudio llamado morfosintaxis. Para algunos autores la morfología se restringe sólo al proceso de formación de palabras, dejando fuera los procesos morfofonémicos y morfosintácticos. También es parte de la linguistica que estudia las reglas que rigen la flexion, la composicion y la derivacion de las palabras.

Grupos lingüísticos

Lenguas monosilábicas. El primero de esos grupos incluye aquellas lenguas cuyas palabras están formadas por una sola sílaba. Estas lenguas como el chino.

Lenguas aglutinantes. El segundo grupo lo integran las lenguas cuyas palabras existen aisladas unas de otras pero, al formar una oración o una frase, se unen entre sí de tal manera que con dos, tres o cuatro vocablos, se forma una sola palabra en ocasiones muy larga, llamada frase o palabra oración según el caso.

Lenguas de flexión. El tercer grupo lingüístico está formado por aquellas lenguas que, como el griego antiguo , el latín y el español, sus palabras están estructuradas por raíces y morfemas, cosa que les permite flexionarse, razón por la cual estas se llama: lenguas de flexión o flexivas. Las lenguas de flexión se dividen en: lenguas analíticas y lenguas sintéticas, según relacionen sus palabras mediante partículas (preposiciones y artículos) o por medio de terminaciones.

Other Languages
العربية: صرف (لسانيات)
žemaitėška: Muorfuoluogėjė
беларуская: Марфалогія мовы
беларуская (тарашкевіца)‎: Марфалёгія (мовазнаўства)
brezhoneg: Morfologiezh
کوردیی ناوەندی: مۆرفۆلۆجی (زمانەوانی)
čeština: Tvarosloví
فارسی: صرف
suomi: Morfologia
Frysk: Morfology
हिन्दी: पदविज्ञान
hornjoserbsce: Morfologija
Bahasa Indonesia: Morfologi (linguistik)
íslenska: Orðhlutafræði
日本語: 形態論
la .lojban.: rafske
한국어: 형태론
Limburgs: Morfologie
олык марий: Мутлончыш
Bahasa Melayu: Morfologi (linguistik)
norsk nynorsk: Morfologi
Novial: Morfologia
Ποντιακά: Μορφολογία
پښتو: گړپوهنه
Runa Simi: Rimana yachay
rumantsch: Morfologia
srpskohrvatski / српскохрватски: Morfologija (lingvistika)
Simple English: Morphology (linguistics)
slovenčina: Tvaroslovie
Kiswahili: Mofolojia
中文: 词法学
粵語: 構詞學