Monumentos contemporáneos de Zaragoza

Representación gráfica del pabellón racionalista del Rincón de Goya (1926-1928), de Fernando García Mercadal.

La historia contemporánea de Zaragoza comienza en 1813 con la partida de «los franceses» de la ciudad. La Zaragoza barroca no cambia, pero muchos de sus edificios cambian de funciones con la desamortización. En 1833 se crean las provincias, aunque la ciudad seguirá haciendo de capital económica y administrativa de las provincias del antiguo reino. Llegan las primera industrias y el tren Madrid-Barcelona en 1864, que provocan la inmigración de las tierras rurales aragonesas. En esta época nacen los primeros grandes bancos, la burguesía, los juegos florales y los barrios de arquitectura historicista y modernista.[1]

A principios del siglo XX la ciudad ya tenía barrios diferenciados, creándose el ensanche del paseo Sagasta, es decir, el barrio de Torrero, y se urbanizan los alrededores de la plaza de los Sitios con ocasión de la Exposición Hispano-Francesa de 1908, conmemorando el centenario de los Sitios. El impulso generado por la exposición se continúa en la urbanización del paseo de la Independencia y la plaza de Aragón, construyéndose además el Matadero, el Mercado Central, el Monumento al Justiciazgo, el Museo de Bellas Artes, el monumento a los Sitios, etc. La década de 1920 serán años conflictivos, tanto por parte de movimientos sindicales, como por asesinatos sociopolíticos. En esa época se construyó la Academia General Militar, considerada modélica en su época.[1]

La ciudad apenas sufrió destrucción durante la Guerra Civil Española, al estar en el bando nacional desde el principio. En cambio el llamado « desarrollismo» produjo más destrucción que la Guerra: «Zaragoza ha sido afeada y desnaturalizada en una generación, escasamente; en apenas treinta años ha perdido buena parte de un ambiente particular que le costara centurias construir.» La tendencia a la destrucción del patrimonio arquitectónico no remitió hasta finales del siglo XX.[1]

Antigua facultad de Medicina y Ciencias

Zaragoza - Antigua Facultad de Medicina - Fachada.JPG
  • Plaza Basilio Paraíso, n.4

Conjunto de edificios construido por Ricardo Magdalena en 1895 según su proyecto de 1886 y diseñado para la Facultad de Medicina y CIencias, Hospital Clínico y Sala de Dirección de la Universidad de Zaragoza. En su construcción colaboraron un gran elenco de profesionales y artistas como los escultores Jaime Lluch y Dionisio Lasuén, el rejero Martín Rizo, la fundición Averly, etc.

Ya en 1905 el mismo Ricardo Magdalena diseñaba un nuevo edificio destinado a Depósito Judicial de Cadáveres (Instituto Anatómico Forense) inaugurado en 1908.


Other Languages