Monumento natural

Monumento natural Cerro Alcázar. Provincia de San Juan, Argentina.

Un monumento natural es un elemento natural de singular valor paisajístico, geológico, histórico o de otro tipo (incluso valor simbólico), desde un árbol centenario hasta un bosque, una cueva, una isla, etc. y cuya conservación aconseja un tipo de protección especial, ya que normalmente se encuentran fuera de un entorno susceptible de tener una protección superior.[1]

Un ejemplo de monumento natural es el Drago milenario de Icod de los Vinos y el Teide (ambos en Tenerife), Semuc Champey, o el Monte Santiago en el Valle de Losa.

Criterio de protección

Espacios o elementos de la naturaleza constituidos básicamente por formaciones de notoria singularidad, rareza o belleza, que merecen ser objeto de una protección especial.

También se pueden considerar dentro de esta categoría las formaciones geológicas, los yacimientos paleontológicos y demás elementos de la gea que reúnan un interés especial por la singularidad o importancia de sus valores científicos, culturales o paisajísticos.

En los Monumentos con carácter general estará prohibida la explotación de recursos, salvo en aquellos casos que por razones de investigación o conservación se permita la misma, previa la pertinente autorización administrativa.[2]

Other Languages
беларуская: Помнікі прыроды
Deutsch: Naturdenkmal
Esperanto: Naturmonumento
français: Monument naturel
日本語: 天然記念物
한국어: 천연기념물
Nederlands: Natuurmonument
norsk bokmål: Naturminne
português: Monumento natural
srpskohrvatski / српскохрватски: Spomenik prirode
slovenčina: Prírodná pamiatka
slovenščina: Naravni spomenik
српски / srpski: Споменик природе
svenska: Naturminne
українська: Пам'ятка природи
oʻzbekcha/ўзбекча: Tabiat yodgorliklari