Monumento al General San Martín y a los Ejércitos de la Independencia

Monumento al General San Martín y a los Ejércitos de la Independencia
EstatuaDeJoseDeSanMartin.jpg
Localización
Ubicación Plaza General San Martín, Avenida Santa Fe, Esmeralda, Arenales, Maipú, Florida, Avenida del Libertador y San Martín, Ciudad de Buenos Aires,
Coordenadas 34°35′42″S 58°22′38″O / -34.595, 34°35′42″S 58°22′38″O / -58.37711111
Historia del edificio/monumento
Inauguración Grupo ecuestre: 13 de julio de 1862
Base relieves y grupos escultóricos: 27 de mayo de 1910
Autor Grupo ecuestre: Luis José Daumas, (francés).
Basamento, relieves y grupos escultóricos: Gustavo Eberlein, (alemán)
Características
Tipo Monumento ecuestre, con pedestal con figuras alegóricas y relieves que representan hitos de la independencia americana
Dimensiones Estatua ecuestre: 3,5 m de alto (3,5 tn de peso), base de la estatua: 5x3 m
Frente y fondo del basamento: 11 m.
Estatua de Marte:2,5 m.
Grupos alegóricos de las esquinas: 2 m
Protección del monumento
ID 181
Características Realizado en bronce, sobre base realizada en granito rojo dragón pulido.
[ editar datos en Wikidata]

El Monumento al General San Martín y a los Ejércitos de la Independencia es un monumento ecuestre en bronce sobre una base de granito pulido rojo que hace honor al General José de San Martín, héroe nacional argentino, y a cuatro importantes hitos relacionados con la independencia americana: el Cruce de los Andes, la Proclamación de la Independencia del Perú, la Batalla de Salta y la Toma de Montevideo.

El conjunto formado por el Libertador sobre el caballo fue el primer monumento ecuestre de la Argentina (inaugurado el 13 de julio de 1862), obra del escultor francés Louis-Joseph Daumas. En cambio los grupos de bronce alrededor del basamento son obra del alemán Gustavo Eberlein, y se inauguraron en 1910.

Historia

La estatua ecuestre

Monumento en Buenos Aires en 1864.
Monumento en Chile.

En 1859, la Municipalidad de Buenos Aires se enteró de una iniciativa chilena consistente en realizar un monumento conmemorativo al General San Martín. En efecto, en Chile se le había encargado al escultor francés, especialista en caballos, Louis Joseph Daumas, la realización de un monumento ecuestre conmemorativo al Libertador que se emplazaría en la ciudad de Santiago de Chile. Aunque la obra fue terminada por Daumas en 1860, su inauguración recién se realizó el 5 de abril de 1863. El hecho es que el gobierno argentino consideró que también debía realizar un homenaje al héroe de la independencia americana. Se decidió emplazarlo en el barrio del Retiro, y se le encomendó al mismo Daumas una réplica de la estatua destinada a Chile.

Pero como en Buenos Aires no se presentan movimientos sísmicos de importancia, la estatua tuvo una modificación que en el monumento chileno, por el motivo mencionado, no era posible: la cola del caballo no se apoyaba en el plinto. Además en la estatua argentina San Martín fue representado indicando el camino a sus soldados, tal como lo había representado Théodore Gericault en un retrato litográfico de 1819.

La estatua ecuestre llegó desarmada el 13 de abril de 1862 y se la inauguró, originalmente sobre un basamento de mármol blanco y mirando al este, el 13 de julio de ese año, o sea, varios meses antes que la chilena.

El basamento, los relieves y las alegorías

En 1909, a un año de la celebración del centenario de la Revolución de Mayo, se le encomendó al alemán Gustavo Eberlein, quien se encontraba en Buenos Aires participando del concurso para la erección de un Monumento a la Independencia, que embelleciera el austero basamento de la estatua y que en la misma plaza San Martín erigiera un monumento a los Ejércitos de la Independencia. El artista aceptó el trato, y comenzó a realizar la obra en su país natal, lo que dificultó la supervisión del mismo. Ernesto de la Cárcova visitó el taller del escultor en enero de 1910 y si bien verificó que la obra estaba muy avanzada, también constató que el carácter de los personajes, la fauna y la flora no reflejaban la verdad histórica y los soldados lucían uniformes napoleónicos que no tenían que ver con los originales. Como la mayoría de los relieves ya habían sido fundidos, sólo se pudieron enmendar algunos errores.

La inauguración oficial del conjunto realizado por Eberlein fue el 27 de mayo de 1910. Se aprovechó entonces para darle la actual orientación, con la estatua mirando al norte. Asistieron entre otros el Presidente de la Nación Argentina, Figueroa Alcorta, el presidente de Chile, delegaciones de los países limítrofes y batallones del ejército.

Other Languages