Monumento a Colón (Barcelona)

Monumento a Colón (Barcelona)
Colón (Barcelona).jpg
Monumento a Colón.
Autor Gaietà Buïgas i Monravà (arquitectura); Eduard B. Alentorn, Rafael Atché, Pere Carbonell, Josep Carcassó, Lluís Ferreri, Francesc Font, Manuel Fuxà, Josep Gamot, Josep Llimona, Rossend Nobas, Francesc Pagès i Serratosa, Giovanni Passani, Francisco Pastor, Leoncio Serra, Josep Tenas, Agapit Vallmitjana i Abarca, Antoni Vilanova (escultura); Alejandro Wohlguemuth (fundición); Josep Miret (restauración)
Creación 1888
Ubicación Plaza del Portal de la Paz, Distrito de Ciutat Vella, Barcelona, Bandera de España  España
Estilo Realismo
Material Hierro, bronce, piedra caliza y piedra de Montjuïc
Técnica Escultura
Dimensiones 57,20 x 31,50 m
Peso 205 t
Coordenadas 41°22′33″N 2°10′40″E / 41.37580278, 41°22′33″N 2°10′40″E / 2.17776111
[ editar datos en Wikidata]

El Monumento a Colón (en catalán, Monument a Colom) es un conjunto escultórico situado en la plaza del Portal de la Paz de Barcelona, en el distrito de Ciutat Vella. Construido en homenaje al descubridor Cristóbal Colón, está erigido en el punto de unión entre las Ramblas y el Paseo de Colón, frente al puerto viejo de Barcelona. El autor del proyecto fue el arquitecto Gaietà Buïgas i Monravà, y en la decoración escultórica intervinieron varios artistas, como Eduard B. Alentorn, Rafael Atché, Pere Carbonell, Manuel Fuxà, Josep Llimona, Rossend Nobas, Antoni Vilanova, Francesc Pagès y Agapit Vallmitjana. La fundición fue de Alejandro Wohlguemuth.[1]

El monumento fue construido en el contexto de las obras de mejora del litoral de Barcelona efectuadas con motivo de la Exposición Universal de Barcelona de 1888. Inaugurado el 1 de junio de 1888, en plena exposición, se convirtió enseguida en uno de los iconos más característicos de la ciudad. En el interior de la columna hay un ascensor que permite subir hasta la semiesfera situada bajo los pies de la estatua, desde donde se divisa la ciudad.

Esta obra está inscrita como Bien Cultural de Interés Local (BCIL) en el Inventario del Patrimonio Cultural catalán con el código 08019/859.[2]

Historia

Boceto original de Gaietà Buïgas, en que se aprecia el diseño original de la estatua del descubridor, sin el brazo levantado.

La idea de erigir un monumento dedicado al descubridor de América había surgido tiempo atrás, cuando a mediados del siglo XIX se pensó coronar con una estatua del navegante la columna erigida en la plaza del Duque de Medinaceli, que finalmente se dedicó al almirante Galceran Marquet, obra de Francesc Daniel Molina, Damià Campeny y Josep Anicet Santigosa, de 1851.[5]

La financiación causó una gran polémica en su momento: en un principio se abrió una suscripción popular para que pudiese ser construido gracias a las donaciones de los particulares, pero el Ayuntamiento tuvo finalmente que hacerse cargo de los gastos, ya que las aportaciones particulares fueron insuficientes y el presupuesto inicial fue ampliamente superado (de 300 000 a 1 062 689 pesetas). Por otro lado, el gobierno de Madrid cedió 30 toneladas de bronce procedentes de material de guerra de desecho para el monumento.[4]

Para la ejecución del monumento se convocó un concurso de proyectos en mayo de 1882, con un jurado presidido por Ramon de Sentmenat i Despujol, presidente de la Academia de Bellas Artes, que escogió dos proyectos firmados por los arquitectos Maurici Auger y Gaietà Buïgas. Sin embargo, esta elección no fue del agrado del Ayuntamiento, que convocó un nuevo concurso con un jurado formado por Rossend Nobas, Camil Oliveras, Josep Pellicer, Tomàs Moragas y Macari Planella. Aun así, este nuevo jurado eligió los mismos proyectos, con un fallo emitido en agosto de 1882, de los que se escogió el de Gaietà Buïgas por tener un presupuesto más bajo. Por lo que respecta a la parte escultórica, se convocó otro concurso con un jurado formado por el crítico de arte Miquel Badia y los escultores Joan Roig i Solé, Josep Reynés y Lluís Puiggener, el cual escogió un conjunto de diversos escultores para realizar las diferentes partes del proyecto.[6]

Obras del Monumento a Colón.

Las obras duraron siete años. Para la base del monumento se requirieron unos cimientos de 5 metros de profundidad, con unos trabajos realizados por los albañiles Manuel Planells y Narcís Cortina. Para la construcción de todo el conjunto se tuvo que montar un andamio tan alto como el monumento, bajo la dirección de Joan Torras, de la empresa Torras Herrerías y Construcciones. Las distintas piezas del monumento fueron elaboradas en las fundiciones Comas, Can Solà y Wohlguemuth, y ensambladas en su lugar definitivo. El transporte de las piezas, efectuado en carros arrastrados por largas recuas de caballos, constituyó todo un espectáculo para los barceloneses de la época.[7]

El monumento fue inaugurado el 1 de junio de 1888 en un acto presidido por la reina regente María Cristina, con la presencia del presidente del Consejo de Ministros, Práxedes Mateo Sagasta, y teniendo como invitados al rey de Italia, Humberto I, y al presidente de Estados Unidos, Grover Cleveland, además de las autoridades municipales y una representación de la ciudad de Génova.

Con posterioridad, en 1889 se instaló un ascensor dentro de la columna, a cargo de Josep Tintorer y Josep Richmond. El día de su inauguración, el 24 de enero de 1889, sufrió una avería, y quedó encerrado dentro por unos minutos el alcalde Rius i Taulet. El primero, de tipo hidráulico, fue sustituido por otro en la posguerra, y de nuevo por otro más moderno en la restauración efectuada en 1984.[8]

En 1892 el Monumento a Colón fue el centro de las celebraciones del cuarto centenario del descubrimiento de América en Barcelona, acto que fue registrado en una lápida colocada en el monumento.[9]

El conjunto ha sido sometido a diversas restauraciones, en 1929, 1965 (a cargo del escultor Josep Miret), 1976 y 1984. En la última se realizó un refuerzo estructural de toda la obra, a cargo de los arquitectos Carles Buxadé, Joan Margarit y Josep Maria Casanovas.[4]

Other Languages