Monte (bioma)

El monte (del latín mons y montis) es, desde el punto de vista biogeográfico, un terreno no urbano y sin cultivar en el que hay vegetación. Esta vegetación puede estar formada por árboles, arbustos y hierbas.

Según su vegetación pueden ser:[1]

  • Monte alto: Equivalente a terreno boscoso.
  • Monte bajo: Terreno de hierbas y arbustos.

Técnicamente en selvicultura[2]​ se define:

  • Monte alto: aquel en el que la gran mayoría de los árboles (más del 80 % de los pies) proceden de semilla.
  • Monte bajo: la mayoría de los árboles (más del 80 % de los pies) tienen su origen a través de brotes de cepa o de raíz.

En España

Un monte (legislación española) es de acuerdo con la Ley de Montes de 21 de noviembre de 2003 (BOE 280 de 22 de noviembre de 2003) "todo terreno en el que vegetan especies forestales arbóreas, arbustivas, de matorral o herbáceas, sea espontáneamente o procedan de siembra o plantación, que cumplan o puedan cumplir funciones ambientales, protectoras, productoras, culturales, paisajísticas o recreativas. Tienen también la consideración de monte:

  • Los terrenos yermos, roquedos y arenales.
  • Las construcciones e infraestructuras destinadas al servicio del monte en el que se ubican.
  • Los terrenos agrícolas abandonados que cumplan las condiciones y plazos que determine la comunidad autónoma, y siempre que hayan adquirido signos inequívocos de su estado forestal.
  • Todo terreno que, sin reunir las características descritas anteriormente, se adscriba a la finalidad de ser repoblado o transformado al uso forestal, de conformidad con la normativa aplicable.

No tienen la consideración de monte:

  • Los terrenos dedicados al cultivo agrícola.
  • Los terrenos urbanos y aquellos otros que excluya la comunidad autónoma en su normativa forestal y urbanística."
Other Languages