Montaña rusa

Esquema de una montaña rusa típica de ferias, con subida por cadena.
Montaña rusa Dragon Khan, en PortAventura Park ( España).

Una montaña rusa es una atracción consistente en un sistema de raíles, que forman una o varias pistas o vías que suben y bajan en circuitos diseñados específicamente. Por esos raíles se deslizan trenes, en los cuales viajan los pasajeros convenientemente sujetos. Los coches ascienden las cuestas impulsados por un motor, y luego descienden por efecto de la gravedad, provocando una aceleración con el objetivo de divertir y asustar a los pasajeros.[1]

En el descenso pueden haber una o varias inversiones. Entre ellas, la más conocida es el looping vertical, que deja los viajeros cabeza abajo por un corto espacio de tiempo. La mayoría de montañas rusas tienen coches para dos, cuatro, seis, ocho o incluso veinte pasajeros cada uno. El conjunto de todos los coches unidos es un tren. La pista puede no definir un circuito cerrado, en ese caso se habla de montaña rusa tipo shuttle, aunque algunos no la consideren como una montaña rusa.

La montaña rusa debe su nombre a las diversiones desarrolladas durante el invierno en Rusia, donde existían grandes toboganes de madera que se descendían con trineos deslizables sobre la nieve. Irónicamente, los rusos lo llaman Amyerikánskiye gorki (en ruso: Американские горки) o "montaña americana". Fueron también conocidas en Francia, donde agregaron los carros de tren a vías en desuso y, finalmente, llegaron a Estados Unidos, donde se les llaman roller coasters, y son una popular atracción diseñada para ferias, parques de atracciones y parques temáticos.

Historia

Montaña rusa en Coney Island, Nueva York ( 1903).
Colossus, en Thorpe Park, Reino Unido, fue la montaña rusa con más inversiones, diez en total, superando así el anterior récord, en posesión de Dragon Khan, y siendo superada por The Smiler, en Alton Towers, Reino Unido.

Los primeros prototipos de montañas rusas eran trenes por gravedad con muchos cambios de rasante en la década de 1880. LaMarcus Adna Thompson patentó la primera montaña rusa el 20 de enero de 1885. Estas montañas rusas primitivas fueron usadas por las compañías ferroviarias para ofrecer diversión los fines de semana, cuando había menos pasajeros. Alrededor de 1912, la primera montaña rusa de fricción inferior fue diseñada por John Miller, también llamado el Thomas Edison de las montañas rusas. Luego, las montañas rusas se extendieron por todo Estados Unidos y el resto del mundo. Posiblemente la montaña rusa histórica más conocida, Cyclone, fue abierta en Coney Island en Brooklyn, Nueva York, en 1927. Como Cyclone, todas las primeras montañas rusas estaban hechas de madera. Muchas montañas rusas de madera antiguas funcionan actualmente en parques como Kennywood, cerca de Pittsburgh, Pensilvania; y Big Dipper, en Blackpool Pleasure Beach, Inglaterra, Reino Unido.

La Gran Depresión marcó el final de la primera edad de oro de las montañas rusas y los parques. Los parques de atracciones, en general, cayeron en una crisis de la que no se recuperaron hasta 1972, cuando construyeron Racer, en Kings Island, en Mason (Ohio), Ohio (cerca de Cincinnati). Diseñada por John Allen, el éxito instantáneo de Racer fue sucedido por una segunda edad de oro que dura hasta nuestros días.

En 1959, el parque temático Disneyland introdujo una de las más grandes innovaciones de este mundo: el acero tubular. Matterhorn Bobsleds fue la primera montaña rusa en usar una vía con raíles de acero con forma tubular. De forma diferente a los raíles de madera tradicionales, estas pistas se pueden doblar en cualquier dirección, lo que permite incorporar rizos, tirabuzones, y otros muchos elementos en sus diseños. La mayoría de montañas rusas modernas están construidas con acero, pero no por ello se ha abandonado la construcción en madera; de hecho, los buenos parques suelen tener al menos una montaña rusa de madera.

En Europa, fue importantísima la empresa del ingeniero alemán Anton Schwarzkopf, quien a partir de la década de 1960 construyó nuevos modelos de montañas rusas y aportó numerosas innovaciones.

Algunas de las mayores innovaciones de las montañas rusas actuales son debidas a cambios en el diseño de los coches (vagones). En algunos, que solo constan del arnés (como si fuera invertido, pero sin serlo), no tienen suelo, con las piernas de los viajeros colgando en el aire y permitiendo una visión libre del suelo (a muchos metros) y de la vía (a gran velocidad), lo que da mayores emociones. En otros, se viaja de pie. En otras, se viaja sentado en dirección contraria al avance, del revés (también llamado backwards), con lo que los aventureros no conocen en que dirección se moverá el tren en la próxima curva. Otra innovación más allá son las montañas rusas voladoras, en las que los paseantes van tumbados bocabajo (la mayor parte del trayecto) y solo están sujetos por un arnés, lo que da una sensación de ir volando.

En 1992 se inauguró la primera montaña rusa invertida, Batman The Ride, en el parque de atracciones Six Flags Great America, en Gurnee, Illinois. Este tipo de montaña rusa es actualmente muy popular y muchos parques tienen una.

Vídeo dentro de una montaña rusa en Walibi Holland.
Other Languages
العربية: أفعوانية
čeština: Horská dráha
dansk: Rutsjebane
Deutsch: Achterbahn
Esperanto: Onda fervojo
فارسی: ترن هوایی
français: Montagnes russes
עברית: רכבת הרים
hrvatski: Vlak smrti
Bahasa Indonesia: Roller coaster
íslenska: Rússíbani
italiano: Montagne russe
한국어: 롤러코스터
Bahasa Melayu: Roller coaster
မြန်မာဘာသာ: ရိုလာကိုစတာ
Nederlands: Achtbaan
norsk nynorsk: Berg-og-dal-bane
norsk bokmål: Berg-og-dal-bane
português: Montanha-russa
română: Montagne russe
Simple English: Roller coaster
slovenčina: Horská dráha
中文: 雲霄飛車
粵語: 過山車