Monasterio de Santa María de Herrera

Monasterio de Santa María de Herrera
Vista general del Monasterio de Herrera.jpg
Tipo Monasterio
Advocación Santa María de Herrera
Ubicación Bandera de España Herrera, España
Coordenadas 42°37′54″N 2°53′03″O / 42.63166667, 42°37′54″N 2°53′03″O / -2.88416667
Uso
Culto Iglesia católica
Diócesis Burgos
Orden Eremitas de Monte Corona
Arquitectura
Construcción 1176-?
[ editar datos en Wikidata]

El monasterio de Herrera, actualmente conocido como Yermo Camaldulense de Nuestra Señora de Herrera, se encuentra situado en los Montes Obarenes, en el término de Herrera, municipio de Miranda de Ebro, Burgos ( España). Esta próximo a las frontera con La Rioja y Álava, y se sitúa a 11 km al sureste de Miranda y a 16 km al noroeste de Haro (distancias en coche por carretera y camino, ya que las directas por camino son en ambos casos aproximadamente de la mitad). Perteneció jurisdiccionalmente a Haro hasta que en una de las divisiones provinciales quedó asociada a la provincia de Burgos.[1]

Se trata del único monasterio regido por la Congregación de Eremitas Camaldulenses de Monte Corona en España.[2]

Historia

Previo a la fundación de este monasterio había en el lugar otro llamado Monasterio de San Martín de Ferrara, con referencias del año 1044.[3]

Un monje benedictino del antiguo priorato de Valdefuentes en Villafranca Montes de Oca, llamado Guillermo el cordial, instó a sus monjes a adoptar la regla del Císter, dejando el priorato.[1] En esas fechas el mismo cambio de regla sucedía en una cercana abadía femenina de Santo Domingo de la Calzada, cuyas integrantes pasarían a levantar el Monasterio de Cañas.

El 1 de septiembre de 1169, encontrándose en Tudela acompañado del obispo riojano Rodrigo de Cascante, Alfonso VIII de Castilla donó a estos monjes un terreno situado en Sajazarra para que formasen un nuevo priorato.[1]

El 10 de octubre de 1172, la familia Aguirre de Santo Domingo de la Calzada, entrega al rey la mitad de la villa de Artega, para colaborar en la fundación del monasterio en Herrera.[1]

En 1176 los monjes de Sajazarra comenzaron a levantar en el monte de Herrera, en un valle recóndito y boscoso próximo al río Ebro, el monasterio bajo la advocación de Santa María la Real. Guillermo sería el primer abad de éste.[1]

En 1203 Alfonso VIII, a petición del obispo riojano Juan, dona al monasterio una heredad en Bilibio.[1]

La localidad de Haro ha tenido históricamente numerosas disputas con el monasterio, sobre todo en cuanto a términos y pastos.

Los cistercienses lo habitaron hasta 1835, cuando a causa de la desamortización de Mendizábal debieron abandonarlo.[1]

Other Languages