Monasterio de San Pedro de Camprodón

Monasterio de San Pedro
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
SantPere.jpg
Monasterio de San Pedro.
Declaración 3 de junio de 1931
Figura de protección Monumento
Código RI-51-0000566[1]
Coordenadas 42°18′51″N 2°22′10″E / 42.3143, 42°18′51″N 2°22′10″E / 2.36944
Ubicación Camprodón, ( Gerona)
[ editar datos en Wikidata]

El monasterio de San Pedro de Camprodón[2] (en catalán Sant Pere de Camprodon) se encuentra localizado en la localidad catalana de Camprodón, en la comarca del Ripollés.

Historia

En los inicios del siglo X, Servus Dei, obispo de Gerona, decidió organizar el servicio religioso en el valle de Llandrius (actual Camprodón), alrededor de una iglesia dedicada a San Pedro. La iglesia fue consagrada por el obispo el 27 de noviembre de 904. La iglesia estaba situada cerca de un campo redondo (en catalán camp rodó, término que dio origen al nombre actual del valle y la población) y se convirtió en la parroquia de todo el amplio valle.

Alrededor del 950, el conde Wifredo de Besalú decidió construir en el valle un monasterio. El obispo de Gerona cedió la titularidad de la iglesia de San Pedro y en el 952 ya se encontraba establecida en el área una comunidad monástica regida por su primer abad, Gaufred.

Los años siguientes el monasterio prosperó gracias a las importantes donaciones de tierras, molinos y pastos. Entre los donantes principales estaban los condes Sunifredo, Oliba Cabreta y Miró, hermanos de Wifredo. El conde Sunifredo cedió al monasterio también los dominios de la ciudad de Camprodón; en el 1249, los monjes cedieron el derecho sobre la ciudad al rey Jaime I. En el 1078, el monasterio de San Pedro se convirtió en filial de Cluny, unión que persistió hasta el 1461. A partir de ese momento, el cenobio se rigió por las normas de la abadía francesa.

La comunidad religiosa que residió en San Pedro fue de número variable. En origen, el cenobio contaba con 17 monjes mientras que en los momentos de su máximo esplendor, entre el siglo XI y el inicio del siglo XII, la comunidad era de 25. El número de religiosos empezó a descender al iniciarse el siglo XIV en que la comunidad se redujo a 14. A mediados del siglo XVII únicamente quedaban en el monasterio 8 monjes junto con el abad.

Los últimos años de vida en el monasterio fueron de grandes cambios. Entre los años 1671 y 1672, diversas discusiones entre Josep de Magarola, abad de San Pedro, y el obispo de Gerona provocaron que el monasterio perdiera sus derechos sobre importantes zonas de tierra. Más tarde, durante la ocupación napoleónica, las tropas francesas expoliaron el monasterio en diversas ocasiones. Una de las pérdidas principales para el cenobio fue la de las reliquias de Sant Pallari así como la de una supuesta espina de la corona de Cristo que era venerada con devoción por los fieles. El final de la actividad monástica llegó en 1835 cuando la exclaustración obligó al abad Miguel de Parrella y a los cinco monjes que aún quedaban a abandonar el monasterio.

Other Languages