Monarquía constitucional francesa

Royaume de France
Reino de Francia

Royal Standard of the King of France.svg

1791-1792

Flag of French-Navy-Revolution.svg

Bandera Escudo
Pabellón nacional Escarapela tricolor
Lema nacional: La nation, la loi, le roi
(La nación, la ley, el rey)
Ubicación de
Capital París
Idioma oficial Francés
Otros idiomas Occitano, franco-provenzal, bretón, catalán, vasco, corso, alsaciano, etc.
Gobierno Monarquía constitucional
Rey de los franceses
 • 1791 - 1792 Luis XVI
Período histórico Edad Contemporánea
 • Jura de la Constitución por Luis XVI 1791
 • Establecimiento de la República 1792
Moneda Asignado

La monarquía constitucional francesa constituye la primera etapa de la Revolución francesa. Se situó entre la monarquía absoluta del rey Luis XVI y la Primera República, y duró del 4 de septiembre de 1791 hasta el 21 de septiembre de 1792.

El 3 de septiembre de 1791, al jurar la Constitución, Luis XVI hace pasar a Francia de monarquía absolutista a monarquía constitucional.

Como símbolos nacionales se escogió la escarapela tricolor y la bandera tricolor (la actual se originaría más tarde, al invertir los colores). Estos símbolos se originaron por la unión de los colores de la bandera de París (azul y rojo) y el de la monarquía (blanco).

La monarquía constitucional terminó el 21 de septiembre de 1792 cuando la Asamblea legislativa proclamó la abolición de la monarquía, dando paso a la Primera República francesa.

Antecedentes

Durante los seis primeros meses de 1791, empeoraron las relaciones entre el Rey y la Asamblea Constituyente, a propósito de la confiscación de los bienes de la Iglesia (biens nationaux) y la introducción de la Constitución civil del clero.[2]

Esto le llevó a reaccionar en la primavera de 1791 para recobrar el terreno perdido, por ello necesitaba escapar de París y dirigirse a Lorena al encuentro de un ejército afín. La negativa de la Guardia Nacional a permitir que el Rey se trasladara a Saint-Cloud, aceleró este proceso.[3]​ La fuga en la madrugada del 20 al 21 de junio de 1791 se frustró, en Sainte-Menehould fue reconocido y en Varennes fue detenido, y el Rey y su familia fueron conducidos a París. Ante esto, nobles y oficiales monárquicos emigraron en gran número al extranjero ( émigré). La Asamblea Constituyente suspendió los poderes al Rey.

La fuga dio ocasión a que se desarrollara un movimiento republicano que exigía que se enjuiciara y castigara al Rey, pero la manifestación el 17 de julio en el Campo de Marte por el Club de los Cordeliers para pedir la deposición del Rey fue dispersada por la Guardia Nacional. Finalmente se hizo admitir la ficción de que el Rey Luis XVI había sido raptado por los aristócratas.

El 3 de septiembre se completó la Constitución y se envió al Rey,[5]

Other Languages