Mogotes de Jumagua

INTRODUCCION

Los mogotes de Jumagua son un conjunto de 8 mogotes o elevaciones calizas del Cretáceo Superior fusionadas entre sí y atravesados por enormes cavernas. Se encuentran ubicados dentro del grupo orográfico "Alturas del Noroeste" en el centro-norte de la isla de Cuba, a dos kilómetros de la ciudad de Sagua la Grande.




Poseen gran interés científico debido a la enorme concentración de flora y fauna en un área relativamente reducida, constituyendo una especie de islote ecológico o vestigio del antiguo bosque primitivo el cual formaba parte de la llamada costa de oro cubana. En 1978 los exploradores sagüeros redescubrieron las olvidadas " Palmitas de Jumagua": " Hemithrinax ekmaniana", "( Thrinax)", que es endémica de estas lomas y única en el mundo.

En el interior de sus cavernas se han encontrado vestigios del desaparecido indio cubano, así como fósiles de mucho interés. Históricamente todas sus cuevas fueron campamentos mambises de la " Brigada Sagua" durante la guerra de independencia de 1895. En 1982 el " Grupo Espeleológico Sabaneque" logró que este reducto detenido en el tiempo y en el espacio fuera declarado como "Área Protegida", estatus que ha conservado hasta la actualidad.

Los Mogotes de Jumagua aparecen en el Escudo de Sagua la Grande junto con el Undoso que es segundo río en tamaño de Cuba.


LAS PRIMERAS CARTOGRAFIAS

Llegó el año 1970 y el interesante mundo subterráneo de los Mogotes de Jumagua aún no estaba en la mente de los espeleólogos. En 1958-59 la ciencia estaba a punto de abordar el tema pero en toda la década del 1960-69 las miradas locales se desviaron a otros asuntos, conflictos, exilios y prioridades que no eran necesariamente las de explorar este fascinante islote detenido en el tiempo y en el espacio.

Fueron las condiciones ideales para que un grupo de jóvenes de Sagua descubrieran “el Continente Perdido”. Era insólito que hubieran transcurrido 59 años de República y estas cuevas del Cretáceo Superior aún permanecieran vírgenes a la cartografía, arqueología y al catálogo bioespeleológico. Las visitas científicas en la década del 60 se habían limitado a observaciones faunísticas en excursiones de mediodía, pero no a la colecta in situ de largas expediciones y campamentos de prolongada duración. Las otras visitas habían tenido propósitos turísticos, picnic, caza de animales y de tesoros.

De ahí que el naciente “Grupo Espeleológico Sabaneque” de Sagua La Grande decidiera que lo primero que debía hacerse, siguiendo el órden científico, eran los planos de las cavernas y el inventario de su flora y fauna paralelo a ello.

El primer cróquis se realizó en diciembre de 1971 a Cueva del Agua con poca técnica cartográfica que fue mejorando durante el año con estudios y consultas.

El segundo cróquis se comenzó el 27 de diciembre de 1972 al Salón de la Cueva del Murciélago, terminándose en los primeros días de enero de 1973.

El tercer plano se realizó el 6 de enero del mismo año y fue el de la Cueva del Calor anotando además las grandes diferenciaciones de temperatura entre el interior y el exterior, siendo este el primer trabajo espeleoclimático de la región.




Other Languages