Modo de articulación

Tracto vocal humano.
Articulación verbal visualizada mediante RMN en tiempo real.

En lingüística ( fonética articulatoria), el modo de articulación describe la naturaleza del obstáculo que se pone a la salida del aire, es decir, cómo la lengua, labios, y otros órganos del habla involucrados al producir sonidos que entran en contacto. Generalmente el concepto es usado sólo para la creación de consonantes. Para cualquier punto de articulación (el lugar donde tienen lugar el obstáculo), puede haber diversos modos y, por lo tanto, distintas consonantes homorgánicas.

Clasificación global

Existen varias clasificaciones para las consonantes. A grandes rasgos pueden clasificarse en obstruyentes y sonantes. Las consonantes obstruyentes se producen mediante una obstrucción considerable a la salida del aire. Típicamente, son sordas, pero las obstruyentes sonoras son también muy comunes. Las obstruyentes incluyen las oclusivas orales (o "explosivas"), las africadas y las fricativas. Por otro lado, las consonantes producidas con modos que no conllevan obstrucción se denominan sonantes, ya que casi siempre son sonoras. Las sonantes incluyen las nasales, las líquidas, las aproximantes y también las vocales y semivocales. Las sonantes sordas no son muy comunes, pero se hallan en lenguas como el galés, el griego clásico (escritas como "rh"), el tibetano (el grupo "lh" de Lhasa) y el inglés ("wh" en los dialectos que distinguen which de witch).

Las sonantes también se llaman resonantes, y ciertos lingüistas prefieren este término, relegando 'sonante' para las resonantes no vocoides (es decir, las nasales y las líquidas, pero no las vocales y semivocales).

Otro sistema común, distingue entre consonantes (oclusivas orales y nasales) y (todas las demás). Las africadas se enmarcan en ambas categorías, puesto que son secuencias compuestas por una oclusiva y una fricativa.

Uno de los posibles parámetros del modo es la constricción, es decir, cuánto se aproximan los órganos del habla. El resto de parámetros entran en juego para la producción de sonidos tipo r (vibrantes simples y múltiples), y las sibilantes, que se incluyen dentro de las fricativas. A menudo el modo incluye la nasalidad y la lateralidad, sin embargo, algunos fonetistas las consideran independientes. Empezando con la mayor constricción, los sonidos del habla pueden clasificarse en la siguiente escala: oclusivas (con oclusión, o bloqueo, del flujo de aire), fricativas (con la salida de aire parcialmente bloqueada y, por tanto, turbulenta), aproximantes (con una leve turbulencia, sin fricción), y vocales (con salida del aire sin obstáculos). A lo largo de la historia, los sonidos pueden deslizarse por esta escala hacia una constricción menor, en un proceso llamado lenición o debilitamiento.

Other Languages