Modelo lineal sin umbral

El modelo lineal sin umbral, modelo LSU, o MLSU (en inglés LNTM o simplemente LNT) es un modelo científico del daño causado por la radiación ionizante, en particular del aumento de riesgo de cáncer.

El modelo, que utiliza los efectos producidos en los supervivientes de Hiroshima y Nagasaki debido a la falta de otros datos, asume que la respuesta biológica a la exposición es lineal, y que la misma relación lineal continúa dándose con dosis muy bajas. Además asume que no existe un umbral de exposición a partir del cual comienzan los efectos.

De esta manera, si se calcula que una dosis dada de radiación produce un caso extra de un tipo definido de cáncer por cada mil personas expuestas, el MLSU predice que una milésima de esa dosis causará un caso extra del mismo tipo de cáncer por cada millón de personas expuestas, y que una millonésima de la dosis original produciría un caso extra de ese tipo de cáncer por cada mil millones de personas expuestas.

Este modelo lineal fue adoptado por el organismo internacional compuesto por los expertos de mayor renombre en el campo, ICRP, por consenso como herramienta para la protección radiológica de forma que fuera sencillo calcular límites de dosis a las personas.[1]

Ventajas del modelo

El modelo presenta ventajas respecto a otros para su uso en la protección frente a las radiaciones ionizantes.

Por ejemplo, asumir otro modelo que no fuera lineal implicaría bien no proteger adecuadamente al público o por el contrario sobreprotegerlo, sin tener una base científica suficiente. Del mismo modo, admitir que el modelo pudiera tener un umbral por debajo del cual no se producirían efectos, sin datos científicos, podría implicar que las personas no estuviesen suficientemente protegidas.

Hoy en día no existen evidencias suficientes que permitan variar este modelo, ni en un sentido ni en el opuesto.

Otra de sus ventajas es que este modelo permite operar de forma sencilla, sumando o restando las dosis recibidas para el cálculo de la probabilidad total.

El modelo ha sido aceptado por organismos como el UNSCEAR,[4] Sin embargo el último informe de este organismo americano, el BEIR VII, aconseja no utilizar este modelo para la estimación de cánceres radioinducidos en dosis inferiores a los 100 m Sv, y usarlo únicamente como comparación con los límites de protección.

El Consejo Nacional para las Medidas y Protección contra la radiación, una entidad creada por el Congreso de los EE.UU., publicó un informe[5] que apoya el modelo. Este informe rechaza casi todas las investigaciones que defienden el efecto de la hormesis.

Otros organismos internacionales ( ICRP, OIEA, NEA, UNSCEAR, etc.) también adoptaron el uso del MLSU.

Other Languages