Mitología vasca

La mitología vasca es el conjunto de mitos propio de la población originaria de Vasconia o Euskal Herria ( Navarra, País Vasco y País Vasco francés).[1]

Los vascos mantienen una lengua, el euskera, que no tiene relación con ninguna de las que le rodean. Entre las diversas hipótesis del origen de los vascos, una de ellas señala la permanencia, al menos desde el Neolítico, en el territorio que ocupan. La lengua expresa una base cultural concreta que ha ido evolucionando con el tiempo. El cristianismo, que vino a sustituir la antigua religión que se desarrollaba en las tierras que ocupaban los hablantes del euskera en aquellos tiempos, impuso sus formas y enmascaró los cultos y deidades autóctonas, que fueron conformando el universo mitológico vasco.

La religión pagana vasca

A pesar de la cristianización experimentada por el pueblo vasco en el último milenio y de las persecuciones contra las brujas —como el caso de las Brujas de Zugarramurdi, seis de las cuales fueron quemadas en el auto de fe de Logroño de 1610 o la caza de brujas en el país vasco francés del año anterior dirigida por el juez Pierre de Lancre que ordenó la quema de ochenta supuestas brujas—, Euskal Herria ha conservado numerosas leyendas que dan cuenta de una antiquísima mitología propia. Así se recogen en los estudios de Joxemiel Barandiaran y de Julio Caro Baroja.

Por otra parte, estos temas mitológicos se incluyen en el resto del complejo vasco-aquitano, encontrándose el Basajaun en el Pirineo Aragonés o los omes granizos similares a los Jentillarri, y especialmente residuos referentes a la brujería por todo el Pirineo.

Other Languages