Mitología pipil

La mitología pipil es una extensión cultural conocida como cualquier mitología, practicada por los pueblos pipiles.

La religión pipil estaba ligada al ciclo vital, al nacimiento, vida y muerte, también a las actividades económicas: la caza, la pesca y la agricultura. Asociadas a estas actividades estaban la observación de los astros para la predicción de los fenómenos cíclicos de la naturaleza y la adoración a estos astros, a la lluvia, al rayo, al trueno, etc.

Dioses principales y criaturas sobrenaturales

Quetzalcóatl, dios principal de los pipiles.

El divinidad primordial de los pipiles era Téotl. Como dioses principales estaban Quetzalcóatl e Itzqueye; en segundo plano Tal o Tunantal ( Tonantzin), Tezcatlipoca, Metzi ( Metztli), Tonal ( Tonatiuh), Chalchitlicue, Xipe Totec, Ehecat ( Ehécatl), etc.

Según las leyendas pipiles, ellos habían seguido al emperador tolteca-chichimeca Ce Acatl Topiltzin, llamado Quetzalcóatl o Quetzalcoat, (en nahuat o pipil). En su huida de Tula al ser derrocado por los adoradores de Tezcatlipoca, los pipiles en sus leyendas establecen que Quetzalcoat fundó las ciudades de Tecpán Izalco (actual Izalco y Caluco) y Cuzcatlán (actual Antiguo Cuscatlán. Esta ciudad se convirtió en la capital del reino pipil o Señorío de Cuzcatlán), es por eso que Quetzalcoatl se convierte en el dios principal de los pipiles (al igual como lo es Huitzilipolochtli en la religión azteca).

Los pipiles aceptaron a Itzqueye como la esposa de Quetzalcoatl. A ambos se les ofrecía después de la guerra una fiesta llamada Mitote, que, según el cronista español Diego García de Palacio, después de haber vencido la guerra el Cacique o Tagatécu le informaba al Tecti (Papa o Sacerdote principal) que este organizara el mitote. El Tehuamatine (que predecía la suerte o las predicciones) preguntaba si era a Quetzalcoatl o a Itzqueye a quien ofrecerían el mitote. Si era a Quetzlacoatl duraba 15 días y si era a Itzqueye duraba 5 días; cada jornada se sacrificaba un esclavo de guerra y después venía una fiesta estridente.

Tláloc tenía ayudantes llamados muchachos de la lluvia (denominados en el idioma pipil o nuahuat como tepeúa) que controlaban las estaciones y son, además, los descubridores del maíz. En la leyendas pipiles los mitos se enfocan en los niños o muchachos de la lluvia. Para los pipiles Tonal y Metzi son hermanos que pelean eternamente. Fue en los pipiles donde se originaron las leyendas, tales como: el Cadejo, el Cipitío, la Sihuanaba, etc

Other Languages