Misioneras Eucarísticas de Nazaret

Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret
M.E.N.svg
Escudo de la congregación
SiglasM.E.N.
Nombre comúnMisioneras Eucarística de Nazaret
GentilicioNazarenas
TipoCongregación religiosa católica femenina de derecho pontificio
HábitoUniforme de color azul.
FundadorManuel González García
Fundación3 de mayo de 1921
Lugar de fundaciónMálaga, España
Aprobación30 de agosto de 1960 (Como congregación)
Superior GeneralMaría Leonor Mediavilla Becerril M.E.N.
Lema«Un modo de compartir la vida, una razón para vivir, un estilo de vida»
Religiosos200
CuriaTutor 15-20, Madrid-España
PresenciaEspaña, Portugal, Italia, Venezuela, Ecuador, México, Perú y Argentina
ActividadesAdoración Eucarística
Sitio webMisioneras Eucarísticas
[editar datos en Wikidata]

Las Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret son una congregación religiosa católica femenina de derecho pontificio, fundada por el obispo español Manuel González García, en colaboración con su hermana María Antonia, el 3 de mayo de 1921, en Málaga, con el fin de reparar las ofensas cometidas contra el misterio eucarístico. Las religiosas de este instituto son conocidas como Misioneras Eucarísticas de Nazaret, o simplemente Nazarenas, y posponen a sus nombres las siglas: M.E.N.[1]

Historia

Manuel González García (1877-1940), fundador de la congregación, es venerado como santo en la Iglesia católica.

Manuel González García fundó en 1910, en Huelva, la Obra de las Tres Aves Marías, con el fin de reparar las ofensas cometidas al Corazón de Jesús en el Misterio Eucarístico, la cual se difundió rápidamente por España. Esta obra se encuentra a la base de la Unión Eucarística Reparadora, las Misioneras Eucarísticas de Nazaret, entre otras fundadas o inspiradas por él.[2]

González García, siendo obispo de Málaga, el 3 de mayo de 1921, con la ayuda de su hermana, María Antonia González García, fundó el Instituto secular de las Hermanas Misioneras Eucarísticas de Nazaret,[2]

El 30 de agosto de 1960, la Sociedad cambió nuevamente de estructuración, permitiendo que sus miembros profesaran votos religiosos de castidad, pobreza y obediencia, pasando así, con la aprobación de la Santa Sede, a convertirse en una Congregación religiosa de derecho pontificio.[2]