Misil superficie-aire

Misil Stinger lanzado desde un vehículo blindado.

Un misil superficie-aire (abreviado SAM, del inglés surface to air missile) o misil tierra-aire (abreviado GTAM, del inglés ground-to-air missile) es un tipo de misil diseñado para ser lanzado desde la superficie terrestre, por una persona ( misil portátil) o una instalación (plataforma de misiles), y alcanzar a aeronaves en vuelo como aviones o helicópteros. Se trata por tanto de un sistema antiaéreo.

Los misiles de este tipo pueden ser artefactos muy baratos y de fácil adquisición, al ser fabricados por multitud de países; por lo que su comercio y tenencia incontrolados suponen un peligro para la navegación aérea mundial.

Características de un misil tierra-aire

Mistral francés en su configuración portátil.

En principio un misil tierra-aire se compone de:

  • Carga de combustible
  • Aletas direccionadoras: puesto que es un ingenio volador requiere alas, pero debido a su pequeño tamaño y gran velocidad, éstas no necesitan ser muy grandes
  • Carga explosiva
  • Detonante
  • Sistema de guiado, que puede ser infrarrojo (guiándose por el calor de los motores y los tubos de escape del objetivo) o por radar (iluminado por una estación en tierra)

Además, debe ser disparado desde una rampa de lanzamiento (transportada por una persona, vehículo o fija en tierra) y disponer de sistemas en tierra para la localización del blanco y la designación del objetivo; puede ser un simple visor o un sistema complejo integrado con un radar, dependiendo del tipo de guiado y del tamaño del arma.

Other Languages