Misión jesuita en China

Los jesuitas, sacerdotes de la Compañía de Jesús, llegaron por primera vez a China en el año 1582. Dieron a conocer Europa al pueblo chino, predicaron la religión cristiana y tradujeron libros cristianos al chino. Proporcionaron a Europa el primer informe moderno del Imperio chino. Oponiéndose a la Santa Sede, defendieron por ejemplo, la celebración de la misa en chino clásico o las adaptaciones del culto a la cultura local.

Misioneros jesuitas en China

Misioneros en China

Una primera misión franciscana llegó a China entre los siglos XIII y XVI, durante la última etapa de la dinastía mongola de los Yuan. El cristianismo predicado entonces estaba sin matiz ni adaptación. Hay también rastros más antiguos de la presencia de cristianos nestorianos certificada por el hallazgo de una estela en el año 625.

A los jesuitas, miembros de la Compañía de Jesús, fundada en 1534 por Ignacio de Loyola, el Papa les da “derecho religioso” sobre los nuevos territorios alcanzados en el Este. Hacia mediados del siglo XVI, siguen un recorrido paralelo a los comerciantes portugueses, muy presentes en los mares del sudeste asiático. Los jesuitas alcanzaron los puertos de Goa, Malaca, Macao e incluso Japón. Esta presencia les permite fundar en 1542 una misión en Goa que será el punto de partida y control para exploraciones más alejadas. En 1582, Michele Ruggieri y Matteo Ricci son los primeros jesuitas que obtienen permiso para entrar en China. En 1601, se instalan en Pekín donde Matteo Ricci, gracias a sus conocimientos en ciencias y sobre todo en lengua china, es aceptado rápidamente en los círculos eruditos de la ciudad. Escribe numerosas obras para promover y dar a conocer la religión cristiana al pueblo chino. Es también el iniciador del primer proyecto de diccionario de traducción chino.

Other Languages