Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo

La Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUC) es la misión de Fuerzas de Paz establecida por el Consejo de Seguridad por medio de la resolución 1279, con el fin de cooperar en el restablecimiento de la paz, después de la Segunda Guerra del Congo.

Con sede en Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo (RDC), desde el 11 febrero de 2018 la Representante Especial del Secretario General, máxima responsable de la misión es la jurista argelina Leila Zerrougui.[1]

La MONUSCO tiene por misión el apoyo para la plena aplicación del Acuerdo de 31 de diciembre para la celebración de elecciones, convocadas para el 23 de diciembre de 2018,[1]

La misión está compuesta por 15.775 militares (15.051 soldados y 724 observadores militares), 1.132 policías (más 950 observadores extranjeros), 1.995 civiles locales y 617 voluntarios. Ha sufrido 94 bajas desde su instauración (68 militares, 9 observadores militares, 1 policía, 8 observadores extranjeros y 8 locales).La

Personal y fuerzas

Militares

Militares: 15.051 soldados (más de 1.000 de la India, Pakistán, Uruguay, Bangladés, Sudáfrica y Nepal) y 724 observadores militares de 49 países.

África

América

Asia

Europa

Policía civil

Policía Civil (CIVPOL): 320 de 20 países:

Civiles

Empleados civiles, voluntarios de las Naciones Unidas y personal del Congo: 2.636

Other Languages