Mirtha Legrand

Mirtha Legrand
Mirtha Legrand 2013.jpg
La artista en 2013.
Información personal
Nombre de nacimiento Rosa María Juana Martínez
Otros nombres «La Chiqui»,
«Chiquita»
Nacimiento 23 de febrero de 1927 (89 años)
Villa Cañás,
departamento General López
provincia de Santa Fe,
Argentina Bandera de Argentina
Nacionalidad argentina
española
Familia
Cónyuge
Pareja Daniel Tinayre (1910-1994), entre 1946 y 1994
Hijos Daniel Andrés
(1948-1999)
Marcela (1950-)
Información profesional
Ocupación actriz, presentadora, locutora
Año de debut 1940
Premios artísticos
Premios Cóndor de Plata 1945: Mejor Actriz por La pequeña señora de Pérez
Otros premios Premio Martín Fierro de Oro (1992) y Platino (2009)
[ editar datos en Wikidata]

Mirtha Legrand ( Villa Cañás, 23 de febrero de 1927)[4]

Nacida en una familia de clase media asentada en la provincia de Santa Fe, estudió desde su niñez teatro y danzas en diversos institutos y academias. A fines de la década de 1930, fue distinguida por el presidente Roberto Ortiz y a raíz de eso, Luis César Amadori la convocó para actuar como extra junto a su hermana Silvia bajo el seudónimo de Rosita Luque en Hay que educar a Niní (1940) y Novios para las muchachas (1941). Su primer papel protagónico lo obtuvo a los 14 años en Los martes, orquídeas junto a Juan Carlos Thorry.[2] Tras contraer matrimonio con el director de cine Daniel Tinayre (1910-1994) en 1945, incursionó activamente en el género dramático. Fue así como obtuvo un gran éxito con La vendedora de fantasías (1950), La de los ojos color del tiempo (1952) y En la ardiente oscuridad (1959), por el que recibió el premio a la Mejor Actriz de ese año. Se retiró del cine en 1965 luego de filmar Con gusto a rabia.

En 1968, inició su programa televisivo Almorzando con las estrellas, transmitido por Canal 9. Rápidamente se convirtió en un éxito al incorporar la nueva temática de almorzar en vivo mientras se entrevistaba a figuras del espectáculo, el deporte y la política. Poco después el ciclo fue renombrado a Almorzando con Mirtha Legrand debido al protagonismo que adquirió la presentadora. El programa dejó de emitirse entre 2011 y 2013.[6]

Considerada un ícono de la comedia en la cinematografía argentina, es admirada no solo por su larga trayectoria y vitalidad sino también por su predilección por las joyas y la alta costura.[2]

Obtuvo múltiples reconocimientos a lo largo de su vida, entre ellos el premio Domingo Faustino Sarmiento en el Senado de la Nación Argentina en 2007 y la designación de ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.[9]

Biografía

Infancia

Rosa María Juana Martínez nació el 23 de febrero de 1927 en una vivienda de la calle General López 576 de Villa Cañás,[11]

Las hermanas realizaron sus estudios primarios en la Escuela Fiscal n.º 178 de Santa Fe y durante su niñez estuvieron acompañadas por sus niñeras Elena y Bruna Ambrossi.[12]

Para 1934, Rosa y sus tres hijos se habían trasladado a Rosario, donde los hermanos continuaron sus estudios en el Colegio María Auxiliadora. Su padre regresaba todos los fines de semana para visitarlos mientras se encargaba de su comercio local de Villa Cañás.[2]

El 19 de enero de 1937, su padre murió inesperadamente luego de una operación de úlcera de duodeno.[14]

Tras la muerte de su padre, la familia decidió radicarse de forma definitiva en el barrio de La Paternal en la ciudad de Buenos Aires, donde las gemelas continuaron con su educación en la Escuela Provincia de Mendoza y desarrollaron sus dotes artísticas en diversas entidades de enseñanza actoral como el Instituto PAADI, la Academia Gaete y el Conservatorio Nacional de Arte Escénico.[15]

Carrera cinematográfica

Primeros trabajos en cine

Mirtha Legrand, Niní Marshall y Silvia Legrand en Hay que educar a Niní (1940), debut cinematográfico de las hermanas.

Al poco tiempo, María Rosa fue condecorada por el presidente Roberto Ortiz en la Avenida de Mayo como la «Reina del Corso».[16]

La familia comenzó a atravesar pequeños problemas económicos hasta que en 1940 el director Luis César Amadori les ofreció a las hermanas el papel de extras con un breve parlamento en el filme cómico Hay que educar a Niní, con Niní Marshall.[18]

Su consolidación en el mundo del cine se produjo poco después cuando fue contratada con apenas 14 años para protagonizar la comedia romántica Los martes, orquídeas de Francisco Mugica, que relataba la historia de una joven tímida llamada Elena a la que su padre le envía semanalmente un ramo de orquídeas haciéndole creer que son de un oculto admirador para intentar cambiar su carácter y crearle una ilusión. La trama indicaba que debía besar a Juan Carlos Thorry, 19 años mayor en la vida real; sobre esa escena, Legrand comentaría que ahí aprendió «cómo era eso».[20]

Al acrecentarse su popularidad, su madre contrató al representante Ricardo Cerebello, a quien había acudido para que guiara la carrera artística de las gemelas. Si bien había utilizado inicialmente el sobrenombre de Rosita Luque, Cerebello eligió para María Rosa el seudónimo de Mirtha Legrand y para su hermana, el de Silvia Legrand.[2]

Ícono de las comedias blancas

Legrand en Un beso en la nuca, 1946.

El film Los martes orquídeas significó el comienzo de las llamadas «comedias blancas» en el cine argentino, cuyas figuras insignia fueron Legrand y María Duval.[2]

Paralelamente se estrenó Adolescencia, donde interpretó el personaje de Elvira junto a Ángel Magaña. Según el autor Abel Posadas, la película demuestra «los mecanismos de no pocas de las muchachas de la alta burguesía de aquellos años... sin otra puerta de salida que un ventajoso casamiento».[20]

Legrand junto el director Luis Saslavsky durante un alto en el rodaje de Cinco besos, 1945.

Las hermanas Legrand adquirieron tanto éxito que condujeron por Radio Splendid su propio ciclo radial, El club de la amistad, donde generaron una gran audiencia entre jóvenes al mismo tiempo que se creó un club de seguidores.[20]

En 1944, Legrand formó parte de la comitiva de artistas que recaudó fondos luego del terremoto que produjo serios daños y 10000 víctimas en la provincia de San Juan. Ante la tragedia, el secretario de Trabajo y Previsión, Juan Domingo Perón, encabezó una convocatoria dirigida a figuras notorias como Libertad Lamarque, Lydia Lamaison, Mecha Ortiz, Silvana Roth, Niní Marshall y la propia Legrand, quienes colaboraron aportando dinero y recolectando donaciones.[20]

Progreso actoral y roles dramáticos

Legrand en la película Como tú lo soñaste, de 1947.

En 1946, rechazó la propuesta laboral de Carlos Hugo Christensen de protagonizar El ángel desnudo por desconfiar del título y el papel fue cedido a Olga Zubarry,[20]

Sus siguientes participaciones en Un beso en la nuca, Treinta segundos de amor (ambas de Luis Mottura) y Como tú lo soñaste —de destacada fotografía e iluminación— fueron exitosas. En esta última actuó con Francisco Petrone y los libretos estuvieron a cargo del compositor Homero Manzi según el libro Un día de octubre de Georg Kaiser.[20]

Vidalita (1949), junto a Narciso Ibáñez Menta, recibió la oposición del peronismo. El director Luis Saslavsky comentó: «No la prohibieron pero la tiraron a la basura. Los militares [...] no pudieron admitir que hibiera un caso de travestismo tan flagrante. Y lo cierto es que había sido un rodaje difícil [...] Encuentran que un gaucho representado por una muchacha disfrazada es una falta de machismo, de criollismo».[20]

La vendedora de fantasías fue una comedia de 1951 que narra la historia de una empleada de tienda y su novio detective que se ven implicados en el robo de un collar y un asesinato. El filme, elogiado por su montaje y fotografía, contó con la incursión de Homero Cárpena, Beba Bidart y Nathán Pinzón. Los tres actores luego recordarían la exigencia de Tinayre al momento de los rodajes y los enfrentamientos con su esposa.[20]

Legrand junto a Osvaldo Miranda en la película Esposa último modelo, de 1950.

Acompañó a Pedro Aleandro en La de los ojos color del tiempo (1952), película poco exitosa pero por la cual recibió el premio a la Mejor Actriz por parte de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de la Argentina.[20]

Luego de la grave pérdida económica de Tren internacional, aceptó la propuesta de Eduardo Bedoya para Artistas Argentinos Asociados de encabezar en 1955 con Tita Merello y Zully Moreno el segundo episodio del filme El amor nunca muere, que relata las historias románticas de tres mujeres que se encuentran al final del filme. Alfredo Alcón, con quien Legrand mantendría una amistad hasta su muerte en 2014, debutó en esa película en un papel protagónico.[20] En 1968, se llevó a cabo una adaptación para televisión protagonizada por Evangelina Salazar y otra para una telenovela mexicana en 1991.

Últimas actuaciones cinematográficas

Legrand en la controvertida película La patota, 1960.

En 1958 recibió buenas críticas tras la presentación de En la ardiente oscuridad, por la cual fue premiada como Mejor Actriz en 1959.[23] Desde los años sesenta, sus roles en cine fueron absolutamente dramáticos y solo registró cinco películas. En 1960, protagonizó La patota, considerada de avanzada por su realismo, con la actuación de Milagros de la Vega, José Cibrián, Alberto Argibay y Florén Delbene.

Junto a su amiga Amelia Bence interpretó a una secretaria en La cigarra no es un bicho (1963), una película de bajo presupuesto destinada a reactivar la industria cinematográfica nacional. El filme tuvo un gran éxito posiblemente debido al importante elenco de figuras que convocaba y se convirtió en su última labor importante en cine. Con anterioridad, había protagonizado sin éxito Bajo un mismo rostro,[20]

Su última película hasta la actualidad ha sido Con gusto a rabia (1965) de Fernando Ayala, una producción de gran presupuesto que fue juzgada duramente por los críticos.[32]

Actuaciones televisivas y teatrales

Legrand intercaló su carrera cinematográfica con actuaciones en la televisión, medio en el que apareció casi desde sus comienzos. Protagonizó junto a Mariano Mores en 1958 M ama a M, una serie de programas de media hora en la que ambos interpretaban distintas historias humorísticas ambientadas en diferentes sitios.[33]

Su labor en teatro se inició en 1957 con La luna es azul, de Hugh Herbert. Además incursionar en piezas como La luna es azul, Divorciémonos, El proceso de Mary Duggan y su mayor éxito, 40 kilates,[2] Se retiró de los escenarios con Potiche, dirigida por su esposo.

Almorzando con Mirtha Legrand

Lanzamiento y años 1970

Tras un pequeño período de inactividad, el director de Canal 9, Alejandro Romay, le ofreció en 1968 conducir un ciclo titulado Almorzando con las estrellas. Amelia Bence recordó en la biografía de Legrand ese momento: «De pronto Romay nos convoca a las dos a su oficina... Yo le dije a Mirtha: "Ay qué miedo, ¿por qué nos llamará?, ¿habremos hechos algo mal?" Llegamos. Estaban Romay y [Samuel] Yankelevich. Para nuestra sorpresa, nos preguntan qué queríamos hacer en la televisión. Mirtha le dijo: "A mí me gustaría hacer algo similar a lo que hace [Héctor] Coire, porque tengo un buen vocabulario". Fue él [Tinayre] quien le dijo: "Es una buena idea, vamos a hacer, tomando el té. Resultó ser que aquel título lo había registrado Blackie. Entonces Tinayre pensó: "Se me ocurre que tendría que ser almorzando [...] Y así empezó la historia».[2]

Tiempo después el programa fue renombrado a Almorzando con Mirtha Legrand debido al protagonismo que había adquirido la conductora.[38]

El 6 de noviembre de 1972, el cirujano Miguel Bellizi mencionó durante la emisión del ciclo al Partido Peronista, al que la propia Legrand corrigió como Partido Justicialista.[39]

En 1973, Legrand trasladó su ciclo a Canal 13.[2]

Años 1980

En 1980, tras la inauguración de ATC, la conductora finalizó su contrato con Canal 13 y en la emisión de despedida aseguró no regresar a la televisión aunque finalmente no lo concretó.[41]

Legrand afirma haber sufrido una censura durante el gobierno de Raúl Alfonsín, específicamente entre 1984 y 1989. El hecho se lo recriminó personalmente al presidente cuando fue invitado a su ciclo de entrevistas años después. «Yo no soy rencorosa, pero tengo memoria. Los diez años que me dejaron prohibida me ayudaron a madurar. Mi lema siempre ha sido "lo lindo vende; lo feo no", pero ahora trato de dar contenido social a lo que hago», dijo.[2]

A mediados de 1986, la Corte Suprema de Justicia hizo lugar a una demanda de Legrand contra ATC y estableció que solo cobraría 25000 USD de los 500 000 reclamados por ella. El tribunal confesó en su fallo que no era aconsejable que Legrand percibiese un salario mensual de 40000 USD ante la dificultosa situación económica que atravesaba Argentina.[2]

En 1987, comenzó de nuevo sus grabaciones, esta vez en el Hotel Alvear y para canales del interior del país.[2]

Años 1990

Su contrato con Canal 9 fue renovado en 1991 y sus primeros comensales ahí fueron Eduardo Duhalde, Domingo Cavallo y Julio Mera Figueroa.[2]

En 1997, la actriz y cantante Tita Merello, compañera de trabajo de Legrand en El amor nunca muere, llamó sorpresivamente a su programa para aclararle: «Daniel Tinayre se enamoró de mí, pero se casó con vos». Merello siempre se negó a visitar su programa y mantuvo largas charlas con Tinayre durante toda su vida, por lo que la prensa especuló sobre un romance.[44]

Mirtha de noche fue un programa semanal con solo un invitado que comenzó a emitirse en 1998. Su primera emisión fue realizada con el presidente Carlos Menem como invitado en su residencia presidencial de verano en Chapadmalal. La transmisión iba a ser realizada desde el Hotel Hermitage de Mar del Plata como solía hacerlo desde el comienzo de la temporada pero una manifestación de pesqueros lo impidió.[36]

En enero de 1999, Legrand manifestó su enojo con los responsables de Azul Televisión en público luego de que estos no le renovaran su contrato y los acusó de «maltrato y torpeza»: «No me dijeron nada, ni que el contrato no interesaba ni que no podían seguir haciéndoles frente a mis sueldos. Absolutamente nada. Ni una explicación. Han sido muy torpes, una lástima. Son banqueros y los banqueros no saben».[50]

Años 2000

Para el verano de 2000, Legrand condujo su ciclo desde Mar del Plata, en simultáneo con Mirtha de noche.[52]

El 3 de junio de 2008, al cumplirse cuarenta años de la primera emisión de su programa, se realizó una celebración especial a la que fueron invitadas cuarenta personalidades.[54]

En 2009, su ciclo recibió por votación popular el premio Martín Fierro de Platino con ocasión del 50º aniversario de APTRA. El honor solamente podía ser recibido por los beneficiados con el Martín Fierro de Oro.[56]

Años 2010

Legrand entrevistando a Sergio Bergman y a Jairo en Almorzando con Mirtha Legrand, 2010.

El 8 de enero de 2010, fue agredida públicamente cuando un grupo de jóvenes le arrojó una botella durante su tradicional salida al balcón frente al hotel donde transmitía su ciclo a fines de año.[59]

El 12 de julio de 2010, en un programa dedicado al debate por la ley de matrimonio igualitario, se vio envuelta en una nueva polémica mediática cuando Legrand le hizo una controvertida pregunta al diseñador Roberto Piazza: «Te voy a hacer una pregunta muy delicada: la pareja de homosexuales, suponte que adoptan a un chico, como tienen inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación hacia su hijo?».[61]

En febrero de 2011, realizó su última emisión de la temporada 42º —en la cual se reconcilió en vivo con la vedette Carmen Barbieri—. Una multiplicidad de medios gráficos señalaron que su horario televisivo sería ocupado por el periodista Jorge Rial, conductor de Intrusos en el espectáculo. A pesar de que la actriz comentó «Esto no es un adiós, es un hasta pronto»,[63]

En 2013, luego de dos años de inactividad y a los 86 años, regresó a la televisión con sus almuerzos por América TV.[66] En la actualidad, Legrand es la única presentadora de televisión de su edad activa y su programa de 46 temporadas es uno de los más duraderos del mundo.

Declaraciones sobre la dictadura militar

En 2010, durante uno de sus programas en vivo, Legrand confesó que su sobrina María Fernanda Martínez Suárez y su pareja, Julio Enzo Panebianco, habían sido detenidos-desaparecidos durante la última dictadura militar argentina.[67]

Al muchacho lo torturaron muchísimo. Julio se llamaba, nunca más supimos de él. Es la primera vez que lo cuento. Yo pedí ayuda a quien era interventor de Canal 13 en ese momento, y no me brindó ayuda por temor, porque todo el mundo tenía miedo de comprometerse. El Canal 13 estaba en manos de la Marina, y entonces recurrí a un general de la Nación a quien circunstancialmente habíamos conocido. Lo llamé al general Harguindeguy, conseguí el teléfono y lo llamé, le expliqué de qué se trataba. El marino me había dicho: «Ni te metas, ni te metas por favor, esto es peligrosísimo». Pero gracias a que yo era conocida y famosa pude salvarla, porque cuando la liberaron le dijeron: «Te salvaste porque sos la sobrina de Mirtha».

Mirtha Legrand[67]

Luego de la confesión de la conductora, recibió críticas adversas y de hecho, el legislador Raúl Fernández presentó un proyecto para quitarle su distinción de « Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires» que había recibido en 2007.[72]

Década del 2000

Mirtha Legrand junto a su hija Marcela Tinayre en la reapertura del Teatro Colón en 2010.

En 2002, realizó una breve participación en la serie de TV Son amores como ella misma, con la protagonización de Nicolás Cabré y Florencia Bertotti.[74]

A pesar de que Legrand ha gozado de buena salud durante toda su vida, en 2005 fue intervenida quirúrgicamente a causa de cálculos vesiculares y más recientemente, de cataratas.[75]

El 3 de diciembre de 2007, Legrand recibió el premio Domingo Faustino Sarmiento de acuerdo al decreto presidencial 604 de 2004,[47] En su discurso de agradecimiento, pronunció:

Trabajé con todos los gobiernos, democráticos, dictatoriales y de desgobierno, algunos de los cuales me han prohibido, pero nunca pedí ni me dieron explicaciones. Pero antes que nada soy argentina cien por ciento, amo a mi país. Toda una carrera, yo no he dejado de trabajar un día, nunca. Tan feliz con esta trayectoria, esta vida que he llevado, yo nunca le he hecho un mal a nadie. Y si se lo he hecho, ha sido inconscientemente. He tratado de superarme siempre, he tenido una carrera cinematográfica muy larga, hice casi cuarenta películas. Después la vida hizo que me dedicara a la televisión, que dejara de hacer cine.

Discurso de Mirtha Legrand luego de recibir el honor.[77]

Días después, Legrand fue designada Ciudadana ilustre de la ciudad de Buenos Aires por una propuesta de Diego Santilli y el exdiputado Santiago De Estrada.[78]

En 2012, Legrand retornó a la televisión con un protagónico en una miniserie de ficción titulada La dueña,[83]

Vida privada

Mirtha Legrand bailando con Daniel Tinayre, 1951.

A los 18 años, Legrand inició un noviazgo con un militar cordobés pero la relación se disipó en menos de un año a causa de la extensa distancia que los separaba.[47]

En 1967, falleció su madre Rosa Suárez, por lo que Legrand se alejó del espectáculo temporalmente. En la edición de la revista Gente del 23 de octubre de 1992, hizo público sus problemas matrimoniales debido a infidelidades por parte de Tinayre y su deslumbramiento por un hombre al cual se negó mencionar.[2]

[...] por mi afán de perfeccionista fui dejando un poco de lado a mi familia y mis afectos. Siempre quise leer, estar informada, actualizada [...] Me siento un poco culpable porque, para poder hacer eso, les robé horas de atención a mis seres queridos.

Mirtha Legrand[84]

El 24 de octubre de 1994, Daniel Tinayre falleció a causa de hepatitis B. En abril de 1999, su hijo murió a causa de un cáncer de páncreas con tan solo 51 años.[85] El deceso de su marido y su hijo en poco menos de cinco años significaron un duro trance para Legrand, que consideró abandonar su carrera.

Pienso en la muerte. El que dice que no lo hace, miente. Pero no tengo miedo de morirme; soy católica. Eso sí: me daría mucha pena, porque no quiero dejar a mis seres queridos. Gracias a Dios tengo salud y me cuido bastante. Además creo en el destino. Está todo marcado.

Mirtha Legrand[86]

En la actualidad, la presentadora tiene a su hija, la presentadora televisiva Marcela Tinayre, y tres nietos, el productor Ignacio «Nacho» y la actriz Juana Viale (de su matrimonio con Ignacio Viale del Carril), y Rocco Gastaldi (de su matrimonio con Marcos Gastaldi). También cuenta con su hermana gemela Silvia «Goldie» Legrand y su hermano José Martínez Suárez. Por parte de su nieta Juana tiene tres bisnietos: Ámbar de Benedectis, y Silvestre y Alí Valenzuela.[88]

Other Languages
العربية: ميرثا يغراند
français: Mirtha Legrand
italiano: Mirtha Legrand
русский: Мирта Легран