Mirra (mitología)

Marcantonio Franceschini - El nacimiento de Adonis, 1690

Mirra ( griego antiguo: Μύρρα), también conocida como Esmirna (griego antiguo: Σμύρνα), es la madre de Adonis en la mitología griega. Fue transformada en un árbol de mirra después de haber tenido relaciones sexuales con su padre y dio a luz a su hijo Adonis. A pesar de que la historia de Adonis tiene orígenes semíticos, no está claro de donde surgió este mito, aunque al parecer proviene de Chipre.

Los detalles del incesto entre Mirra y su padre, Cíniras, comienza cuando la joven se enamora de su padre y lo engaña para tener relaciones sexuales con él. Después descubrir su identidad, Cíniras desenvaina su espada y persigue a Mirra con intenciones de matarla. Ella huye por Arabia, y después de 9 meses, le pide a los dioses ayuda. Ellos sienten lástima por ella y la transforman en un árbol de mirra. En su forma de planta, Mirra tiene el parto de Adonis. Según la leyenda, la substancia aromática que sale de los árboles de mirra son las lágrimas de Mirra.

La forma más popular del mito de Mirra es relatada en el Las Metamorfosis de Ovidio, y la historia era el tema principal de la obra más famosa (ahora perdida) del poeta Helvius Cinna. Algunas apariciones alternativas aparecen en Bibliotheca, la Fabulae de Hygunis, y Las metamorfosis de Antoninus Liberalis, con algunos cambios mayores representando al padre de Mirra como el rey asirio Theias o representando a Afrodita como si ella hubiera orquestado la tragedia. Algunas interpretaciones del mito han considerado que la negativa a las relaciones sexuales de Mirra la llevaron a provocar el incesto, recibiendo el castigo de convertirse en árbol para ser silenciada. Se ha sugerido que el tabú del incesto marca la diferencia entre la cultura y la naturaleza y la versión de Ovidio demostró esto. Una traducción de la versión de Ovidio, realizada por el poeta inglés John Dryden en 1700, ha sido interpretada como una crítica a la sociedad de esa época asociando a Mirra con María II y a Cíniras con Jacobo II.

En los tiempos del postclásico, Mirra ha sido esparcida por la influencia de la cultura Occidental. Mirra fue mencionada en la Divina Comedia de Dante, fue inspiración para Mirra de Vittorio Alfieri, y se hizo referencia en Mathilda, de Mary Shelley. En la obra Sardanapalus de Bryon, un personaje llamado Mirra aparece, a quienes los críticos representan como un símbolo del autor de un sueño romántico. El mito de Mirra es uno de los 24 cuentos narrados en los Cuentos de Ovidio, por el poeta inglés Ted Hughes. En el arte, la seducción de Mirra a su padre ha sido ilustrada por el artista alemán Virgil Solis, su metamorfosis a árbol ha sido representada por el francés Bernard Picart, el pintor italiano Marcantonio Franceschini, mientras que el artista francés Gustave Doré decidió representar a Mirra en el infierno como parte de una colección de obras ilustrando la Divina Comedia de Dante. En la música, ha aparecido en piezas de Sousa y Ravel. Fue la inspiración de ciertos nombres de especies científicas y de asteroides.

Orígenes y etimología

El mito de Mirra está muy relacionado con el de su hijo Adonis, que ha sido más fácil de identificar. Adonis es la forma helénica de la palabra fenicia "adoni", que significa "mi señor".[2]

Adonis originalmente era el dios de la fertilidad fenicio representado por el espíritu de la vegetación. Se especula que él era la representación de la versión de Ba'al, adorado en Ugarit. Es posible que la falta de claridad acerca si Mirra era llamada Smyrna, y quien era su padre, dieron origen a las primeras apariciones en Chipre anteriores a las de Grecia. A pesar de esto, es claro que los griegos agregaron mucha historia al mito de Adonis y Mirra antes de que pudiera ser registrada por los primeros historiadores clásicos.[1]

Mirra, una valiosa resina para embalsamar de la antigüedad.

A lo largo de los siglos, Mirra la chica, el mito y la fragancia han tenido una relación etimológica. La mirra era valiosa en el antiguo mundo, usada para embalsamamientos, medicina, perfumes e incienso. La palabra moderna del inglés myrrh (inglés antiguo: myrra) se deriva del latín myrrha (murra o murrha)[7]

Las referencias de mirra en la Biblia la ponen como una de las fragancias más deseables, y se menciona repetidamente a pesar de ser cara.[13]

Other Languages
čeština: Myrrha
Deutsch: Myrrha
English: Myrrha
eesti: Myrrha
français: Myrrha
italiano: Cinira e Mirra
Nederlands: Myrrha
polski: Myrra
српски / srpski: Мирна (митологија)
українська: Мірра
中文: 密耳拉