Miramar (Córdoba)

Miramar de Ansenuza
Ciudad y municipio
Miramar de Ansenuza ubicada en Provincia de Córdoba (Argentina)
Miramar de Ansenuza
Miramar de Ansenuza
Localización de Miramar de Ansenuza en Provincia de Córdoba (Argentina)
Coordenadas 30°54′53″S 62°40′12″O / -30.91472222, 30°54′53″S 62°40′12″O / -62.67
Entidad Ciudad y municipio
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Córdoba (Argentina)  Córdoba
 • Departamento San Justo
Intendente Adrián Walker, ( UpC)
Eventos históricos  
 • Fundación 18 de noviembre de 1924
Altitud  
 • Media 77 m s. n. m.
Población (2010)  
 • Total 2023 hab.
Gentilicio miramareño/a, miramarense
Código postal X5143
Prefijo telefónico 03563
[ editar datos en Wikidata]

Miramar es una pequeña y pintoresca población ubicada en el noreste de la provincia de Córdoba, Argentina, en el departamento San Justo, sobre la costa sur de la gran laguna de Mar Chiquita. (es la única población situada a la vera de "La Mar", como la llaman sus habitantes.

Calle central de Miramar

Su clima es muy agradable, templado cálido con abundante heliofania (brillo solar) casi todo el año. El balneario se desarrolló rápidamente entre los años 1940 y 1960, merced a las propiedades terapéuticas de los barros y aguas saladas de la gigantesca laguna de Mar Chiquita o Mar de Ansenuza (Es el espejo de agua más grande de la Argentina y segundo de Sudamérica, después del Lago Titicaca, sito entre Bolivia y Perú). Hacia 1970, Miramar llegó a tener una población estable de unos 4500 habitantes y 110 hoteles más un casino.

Historia

Si bien Miramar comenzó con asentamientos espontáneos desde el año 1903, se declaró como la fecha de su fundación el 18 de Noviembre de 1924, día en que el gobernador Julio A. Roca (h.), firmó el decreto de fundación legalizando el plano del pueblo. Es el único asentamiento humano organizado que vive en la ribera de la mayor cuenca cerrada de Sudamérica, la laguna Mar Chiquita (o Mar de Ansenuza), espejo de agua salada que existe desde hace aproximadamente 30 mil años. Se trata de una zona que al parecer nunca fue atravesada por el paso de la colonización españolas y que antes fue comarca sanavirona. La historia de la localidad se cuenta a través de sus hoteles y el comportamiento de la laguna, que se ha alejado y ha subido sobre el poblado que atardece mirando al sol perderse en un inmenso horizonte azul y marino. Las primeras construcciones hoteleras preceden a la aprobación del primer loteo, propiedad de Diehl y Ayerza (1921). Lorenzo Barone construyó lo que se considera el primer alojamiento para turistas en 1908: unas 20 habitaciones levantadas con la técnica constructiva del rancho criollo: barro y postes de quebracho. Entonces, el agua para beber se traía de Pozo de los Bueyes, a 25 km de la costa, hasta que alrededor de 1910 se descubrieron pozos surgentes con agua potable. A partir de 1912, los turistas podían llegar en tren a Balnearia, y tras cruzar 12 km de tierra, arribar a Miramar (el camino recién se pavimentó en 1954). Pero además de paseantes, el ferrocarril trajo habitantes a este poblado que, sin gobierno comunal, caminos ni electricidad, comenzaba a delinear sus formas. El emprendimiento de Victorio Rosso, en la década del ’20 fue, indudablemente, un hito urbano. Por aquellos años, se ingresaba al pueblo por este hotel y el cartel que anunciaba su nombre: Mira-mar es para muchos el antecedente que da nombre a la localidad. Cubriendo una extraordinaria oferta de servicios, era visitado por cordobeses, rosarinos, porteños, santafesinos y algunos extranjeros. Un Ford T carrozado unía Balnearia con Miramar y ésta con El Tío, servicio que se considera el primer transporte interurbano de pasajeros de Córdoba. Alrededor de estos primeros esfuerzos la costa de la Mar Chiquita se fue ocupando con muelles, casillas, vestuarios, embarcaciones, lanchas, veleros, flotadores y visitantes cubiertos de barro. La fangoterapia fue uno de los principales atractivos del lugar. En países como Alemania e Italia se recomendaban los tratamientos de agua y barro de esta enorme extensión de agua salada. Con el tiempo, a su economía se sumó el desarrollo de la cría de nutrias falsas en cautiverio y el asentamiento de una producción hortícola intensiva. En 1951 la cría de nutrias producía 200 mil pieles y la Cooperativa de Criadores de Nutria (creada en 1949) nucleaba a 100 criaderos. En 1948 se construyó el primer canal de 1500 metros de largo por 20 de ancho y un metro de profundidad. Y pese a la sequía que se extendió desde 1944 a 1955, las virtudes termales estaban potenciadas: el agua de los canales tenía más de 200 gramos de residuos salinos por litro y el fango era de fácil extracción. En 1957 la laguna volvió a acercarse a Miramar, avanzando dos años después sobre su costanera, por lo que a fines de 1959 llegaban a Balnearia las piedras que darían cuerpo a sus defensas costeras. Pero en 1961 las aguas retrocedían otra vez anunciando una nueva sequía.

Other Languages