Ministerio de Magia

Ministerio de Magia
The Making of Harry Potter 29-05-2012 (7472201606).jpg
Logo del Ministerio de Magia
Universo Harry Potter
Tipo Gubernamental
Primera aparición Harry Potter y la Orden del Fénix
Fundación 1707[1]
Localización Cuartel general del Ministerio de Magia, Whitehall, LondresBandera de Reino Unido  Reino Unido[2]
Líder Kingsley Shacklebot, Ministro de Magia
Propósito Preservar la ley mágica
Afiliaciones Confederación Internacional de Magos
Enemigos Mortífagos
Orden del Fénix (antes)
Ejército de Dumbledore (antes)
Harry Potter (antes)
Cronología
Consejo de Magos
(1150-1706)
[1]
Ministerio de Magia
[ editar datos en Wikidata]

El Ministerio de Magia es el gobierno de la comunidad mágica británica en la serie Harry Potter de J. K. Rowling. Mencionado por primera vez en Harry Potter y la piedra filosofal, el Ministerio hace su primera aparición propiamente dicha en Harry Potter y la Orden del Fénix. A lo largo de los libros, es generalmente retratado como corrupto, incompetente o ambos. Sus altos funcionarios, ciegos a los eventos y peligros reales en el mundo mágico, alcanzan el punto más alto de corrupción durante el levantamiento del antagonista principal Lord Voldemort.

Composición y estatus

Conexión con el mundo muggle

Cada nuevo primer ministro muggle recibe al Ministro de Magia, quien le informa que el mundo mágico existe. Él le explica que contactará al primer ministro sólo en circunstancias en que los eventos del mundo mágico pueda afectar a los muggles. Por ejemplo, el ministro debe informarle al primer ministro si artefactos o animales mágicos peligrosos serán introducidos a Gran Bretaña.[n. 2]

El Ministerio se mantiene en contacto con el primer ministro británico a través de un retrato mágico en la oficina del primer ministro en el 10 de Downing Street. El retrato, que no puede ser quitado de la pared (debido al encantamiento de presencia permanente colocado), notifica al primer ministro de la llegada del Ministro de Magia y, después de ser notificado, este aparece en su oficina a través de la chimenea que ha sido específicamente conectada a la red flu.[n. 2] Los Ministros de Magia que aparecen en la serie Harry Potter, como Cornelius Fudge y Rufus Scrimgeour, tienden a actuar de una forma algo protectora hacia el primer ministro muggle.

El gobierno del Ministerio[1]

Estructura gubernamental

En los libros de Harry Potter, los empleados del Ministerio parecen ser un cuerpo en su mayoría no electo. El puesto de Ministro mismo, sin embargo, se dice que es una posición electa.[n. 3] aunque las diferentes oficinas requieren diferentes niveles de educación y a veces resultados de exámenes específicos.

Además, el gobierno da la impresión de (en varios momentos) incompetencia o malicia. Comúnmente parece lamentablemente incompetente, al punto de ser incapaz de detectar o evitar un ataque en el Departamento de Misterios, aparentemente su departamento más vigilado. Debido a la falta de seguridad, un grupo de estudiantes de Hogwarts, así como Voldemort, una docena de mortífagos, y la Orden del Fénix, todos buscados por el gobierno, son capaces de entrar al departamento a su antojo y sin provocar respuesta alguna, incluso ingresando como una "misión de rescate" sin atraer la atención.[n. 2]

Sistema judicial y naturaleza corrupta

En los libros y las películas, las cortes mágicas han mostrado, por momentos, una clara falta de interés en la evidencia a favor o en contra de un sospechoso, incluso confiando en prejuicios personales para decidir un resultado lo más rápido posible.[n. 11] Eventualmente, el Ministro es forzado a asimilar la emergencia y actuar (junto con el hecho de que estuvieron mintiendo todo el tiempo). Fudge es más tarde destituido de su cargo por su incompetencia y reemplazado por Rufus Scrimgeour.

Cuando se la entrevistó, Rowling dijo que cuando Harry, Ron y Hermione trabajan para el Ministerio, lo cambian drásticamente, haciéndolo menos corrupto.

Other Languages