Minimalismo

El minimalismo, en su ámbito más general, es la tendencia a reducir a lo esencial, a despojar de elementos sobrantes. Es una traducción transliteral del término inglés minimalism, o sea, que utiliza lo mínimo (minimal en inglés). Es también la concepción de simplificar todo a lo mínimo.

Yves Klein, IKB 191, 1962, pintura monocromática. Klein fue un pionero en el desarrollo del arte minimalista.

Surge en Estados Unidos a comienzos de la década de los 60, continuando la tradición geométrica norteamericana y reaccionando contra el abusivo predominio de las corrientes realistas y el pop-art por parte de museos y coleccionistas. Esta tendencia supuso la última etapa del reduccionismo propuesto en su día por Malevitch, por los constructivistas rusos y por el grupo De Stij.[1]

El minimalismo queda más claro si se explica que minimalismo en realidad quiere decir minimismo. El término «minimal» fue utilizado por primera vez por el filósofo británico Richard Wollheim en 1965 para referirse a las pinturas de Ad Reinhardt y a otros objetos de muy alto contenido intelectual pero de bajo contenido de manufactura, como los « ready-made» de Marcel Duchamp. El término también se aplica a los grupos o individuos que practican el ascetismo y que reducen sus pertenencias físicas y necesidades al mínimo.

Cultura

Tony Smith, Free Ride, 1962, 6'8 x 6'8 x 6'8.

Como movimiento artístico, se identifica con un desarrollo del arte occidental posterior a la Segunda Guerra Mundial, iniciado en 1960.

Según la última versión del diccionario de la Real Academia Española (RAE), el minimalismo es una corriente artística que utiliza elementos mínimos y básicos, como colores puros, formas geométricas simples, tejidos naturales, etc.

Bajo la premisa «el objeto es el objeto», el minimalismo se vinculará a las corrientes conceptuales que aparecerán inmediatamente después.[1]

La herencia del minimalismo deviene en una reducción de la actividad del artista y en un aumento de la actividad del espectador, al que pretenden provocar un estímulo intelectual, y es que otra de las características de esta tendencia es la importancia de los aspectos teóricos, resaltados a fin de convertir el arte en herramienta de conocimiento. Este interés por la participación activa del espectador termina derivando en la aparición del « happening», modo representativo en el que el espectador era invitado a participar activamente en la acción artística, quedando abolida la tradicional separación entre creador y receptor.[1]

Características
  • Abstracción
  • Concentración
  • Desmaterialización
  • Economía de lenguaje y medios
  • Geometría elemental rectilínea
  • Orden
  • Purismo estructural y funcional
  • Precisión en los acabados
  • Reducción y síntesis
  • Sencillez
Other Languages
العربية: تقليلية
български: Минимализъм
brezhoneg: Arz bihanañ
bosanski: Minimalizam
čeština: Minimalismus
Cymraeg: Minimaliaeth
Ελληνικά: Μινιμαλισμός
English: Minimalism
Esperanto: Minimumismo
eesti: Minimalism
euskara: Minimalismo
galego: Minimalismo
עברית: מינימליזם
hrvatski: Minimalizam
magyar: Minimalizmus
Bahasa Indonesia: Minimalisme
italiano: Minimalismo
日本語: ミニマル
ქართული: მინიმალიზმი
한국어: 최소주의
Latina: Minimalismus
lietuvių: Minimalizmas
latviešu: Minimālisms
Bahasa Melayu: Minimalisme
Nederlands: Minimal art
norsk nynorsk: Minimalisme
norsk bokmål: Minimalisme
português: Minimalismo
română: Minimalism
русский: Минимал-арт
srpskohrvatski / српскохрватски: Minimalizam
Simple English: Minimalism
slovenčina: Minimal art
српски / srpski: Минимализам
svenska: Minimalism
Türkçe: Minimalizm
українська: Мінімалізм
Tiếng Việt: Phong cách tối giản
中文: 極簡主義
Bân-lâm-gú: Chì-chió-chú-gī