Minidistribución de Linux

Una minidistribución de Linux es una variante de ese sistema cuyo objetivo es incorporar un sistema operativo completo en unidades de almacenamiento portátil de baja capacidad como un disquete. [1]

Este tipo de distribuciones logran que podamos trabajar en un entorno Linux casi completo arrancando desde un disquete o llavero USB y sin utilizar el disco duro que pueda tener el ordenador, evitando así cualquier interferencia con el sistema instalado en éste. Y debido a su bajo consumo de recursos (el más crítico suele ser la memoria RAM, que en muchos casos debe ser de sólo 8 Mb de RAM), es posible utilizar casi cualquier ordenador.

Características comunes

  • Mínima ocupación: entre 1Mb y 50Mb
  • Mínima ocupación de recursos: 4-8 Mb RAM y procesador i386
  • Uso de memoria RAM como sistema de ficheros: /dev/ram-n
  • No necesitan normalmente disco duro.
  • Suelen permitir conectar el equipo a la red e incluyen clientes y a veces servidores de servicios básicos como ftp, http, telnet u otros
  • Instalaciones desde MS-DOS, GNU/Linux, o sin necesidad de sistema operativo, como los sistemas LiveCD.
  • Instalación muy sencilla.
  • Discos auxiliares para añadir más funcionalidades.

El uso de la memoria RAM como dispositivos de almacenamiento hace que el sistema sea muy rápido de funcionamiento, ya que el almacenamiento en memoria RAM es mucho más rápido que el almacenamiento en cualquier otro dispositivo. Pero este uso es el que muchas veces obliga a que la memoria RAM del PC sea superior a 4Mb de RAM ya que si no se ve muy degradado el uso del sistema. Aparte de los dispositivos de almacenamiento "/dev/ram-n" también se necesita memoria para el núcleo del sistema operativo y para las aplicaciones que se utilicen. La magia pues del funcionamiento sin disco duro se basa en utilizar la memoria RAM como sustituto del disco duro y del disquete.

Other Languages