Mijaíl Bakunin

Mijaíl Bakunin
Bakunin.png
Información personal
Nombre de nacimiento Mijaíl Aleksándrovich Bakunin
Otros nombres Miguel Bakunin
Nacimiento 30 de mayo de 1814
Bandera de Rusia Pryamukhino, Torzhok, Imperio ruso
Fallecimiento 1 de julio de 1876 (62 años)
Bandera de Suiza Berna, Suiza
Nacionalidad Rusa
Religión Ateísmo Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Alejandro Bakunin
Várvara Muraviev
Cónyuge Antonia Kwiatkowska
Hijos
Educación
Alma máter Universidad Estatal de Moscú
Información profesional
Ocupación Filósofo y autor
Conocido por Fundar la Alianza Internacional de la Democracia Socialista, el Comité para la Salvación de Francia y como uno de los padres del anarquismo colectivista, el federalismo anárquico y el ateísmo libertario.
Movimientos Ateísmo y anarquismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables Dios y el Estado
Estatismo y anarquía
Llamamiento a los eslavos
Miembro de
Firma Mikhail Bakunin (signature).svg
[ editar datos en Wikidata]
Para el personaje de ficción de la serie Lost, véase Mikhail Bakunin (Lost).

Mijaíl Aleksándrovich Bakunin (Михаил Александрович Бакунин en ruso y Miguel Bakunin en español) (Pryamukhino, Torzhok, Imperio ruso, 30 de mayo de 1815 - Berna, Suiza, 1 de julio de 1876) fue un anarquista ruso. Es posiblemente el más conocido de la primera generación de filósofos anarquistas y está considerado uno de los padres de este pensamiento, dentro del cual defendió la tesis colectivista y el ateísmo.

Biografía

Nació en mayo de 1814 en la aldea de Pryamukhino, en el distrito de Torzhok, provincia de Tver. Su padre era de ideología liberal y había sido diplomático en París durante la toma de la Bastilla.[2]

A los 15 años ingresó en la Academia de Artillería de San Petersburgo. Allí comenzó a escribir, a divertirse con bebida con sus amigos y a endeudarse.[2] Fue trasladado como oficial subalterno ( práporshchik) de la Guardia Imperial Rusa a Minsk y a Goradnia. Desde Minsk escribió a su familia:

Estoy completamente solo. Un silencio eterno, una eterna tristeza, una nostalgia infinita son los compañeros de mi soledad. He descubierto, por experiencia, que la perfecta soledad, tan predicada por la filosofía de Ginebra, es el más idiota de los sofismas. El hombre está hecho para la sociedad. Un círculo de relaciones y de amigos que le comprendan y dividan con él sus alegrías y sus dolores le es indispensable. La soledad voluntaria es idéntica al egoísmo y ¿puede ser feliz un egoísta?[2]

En ese momento se produjo la represión de los polacos, que ayudó a Bakunin asumir una posición contraria al despotismo. En 1834 abandonó el ejército y se trasladó a Moscú, entonces ya imbuido en el romanticismo europeo. Estudió filosofía durante seis años. Leyó habitualmente a los enciclopedistas franceses y también desarrolló admiración por Fichte y por Hegel.[4]

Con el objetivo de lograr una cátedra de filosofía o de historia en la universidad de Moscú, organizó un viaje para estudiar a los filósofos alemanes.[6] Allí escribirá:

La Alemania de 1840 está en plena transformación; nace la industria y, con esta, el proletariado industrial, que aún no es una amenaza. Es la burguesía enriquecida la que reclama sus derechos al poder feudal. Alemania, que hasta ahora solo ha sido un montón de pequeños estados, quiere ser una nación y exige unidad y libertad.[6]

En 1842, se estableció en Dresde, capital de Sajonia, donde conoció a Ruge, director de la revista Deutsche jahrboucher, donde escribió un artículo revolucionario bajo el seudónimo de Jules Elysard. Este artículo tuvo bastante éxito en Rusia.[7] En París conoció a Proudhon, a George Sand, a Marx, a Engels y a algunos exiliados polacos. Sobre Marx escribió:

Fuimos bastante amigos. [...]; entonces yo no sabía nada de economía política y aún no me había liberado de las abstracciones metafísicas y mi socialismo era tan solo instintivo. Él, aunque era más joven, era ya ateo, un sabio materialista y un socialista consciente [...] Nos vimos a menudo, porque yo le respetaba mucho por su sabiduría y por su devoción apasionada y seria, aunque mezclada con vanidades personales, a la causa del proletariado, y buscaba con avidez su conversación, siempre instructiva y espiritual cuando no estaba inspirado por un odio mezquino, lo que, por desgracia, sucedía con mucha frecuencia. Sin embargo no existió entre nosotros una verdadera intimidad. Nuestros temperamentos no se soportaban. Él me llamaba idealista sentimental, y tenía razón; y yo a él, vanidoso y pérfido, y también tenía razón.[8]

De Engels escribió:

Hacia 1845, Marx se puso a la cabeza de los comunistas alemanes, y poco después, con Engels, su amigo constante, tan inteligente como él, aunque menos erudito, pero en cambio más práctico y dotado, no menos que él, para la calumnia política, la mentira y la intriga, fundó una sociedad secreta de comunistas alemanes o socialistas autoritarios.[9]

En 1848, tras regresar a la capital francesa, publicó una ardiente proclama contra Rusia, tras la cual lo expulsaron de Francia. El movimiento revolucionario de 1848 le proporcionó la ocasión de participar en una violenta campaña de agitación democrática y por su participación en la Insurrección de Dresde de 1849 se le detuvo y condenó a muerte, pena posteriormente conmutada a la cadena perpetua. Finalmente, Bakunin fue entregado a las autoridades rusas, que lo encarcelaron en la Fortaleza de San Pedro y San Pablo en 1851, donde permaneció hasta 1857, cuando fue desterrado a un campo de trabajos forzados en Siberia. Aprovechando un permiso, se escapó a Japón, arribando al puerto de Hakodate en 1861. Desde Yokohama, viajó a San Francisco, cruzó Panamá, llegó a Nueva York -donde fue recibido por algunos personajes ilustres, como el escritor Henry Longfellow y se reunió con personas allegadas a los movimientos obreros locales- y se trasladó a Inglaterra en 1861. El resto de su vida transcurrió en el exilio en Europa Occidental, principalmente en Suiza.

Rivalidad con Karl Marx

Grabado de Bakunin en 1868.

Bakunin entabló una amistad más constructiva con Proudhon que con Marx, al que acusó de autoritario.[10] Sobre esta relación escribió:

Marx, como pensador, va por buen camino. Ha establecido como principio que todas las revoluciones filosóficas, políticas, religiosas y jurídicas no son las causas, sino los efectos de las revoluciones económicas. Es un pensamiento grande y fecundo que no ha sido inventado por él, ni mucho menos, porque ya fue entrevisto y expresado, en parte, por muchos otros. Pero de todas maneras, a él el honor de haberlo establecido solidamente y de haberlo puesto como base de todo su sistema económico. Por otra parte, Proudhon, cuando no hacía doctrina y metafísica, poseía el verdadero instinto del revolucionario. [...] Es muy probable que Marx se eleve "teóricamente" a un sistema más racional de la libertad, pero le falta el instinto de Proudhon.[10]

Bakunin y Marx mantuvieron constantes fricciones dentro de la Primera Asociación Internacional del Trabajo (AIT), fundada en 1864, a la que ambos pertenecían. En 1868 Bakunin fue acusado por Marx de ser un agente ruso y le pidió que se disculpara públicamente y en 1869 es acusado por el marxista Karl Liebknecht de los mismos cargos. Marx lo acusará de nuevo de ser un agente paneslavista y de cobrar por ello 25 000 francos anuales. Bakunin, además, abogaba por posturas anarquistas dentro de la AIT, lo que lo llevó a ser acusado de conspirador por Marx, cuyos seguidores esgrimían supuestas cartas escritas por Bakunin a Serguéi Necháyev donde se jactaba de las conspiraciones que perpetraba.

Tras las disputas con los miembros marxistas, Bakunin entró en contacto con Necháyev, que le pide que se concentre en hacer la revolución en Rusia y lo convence con sus ideas terroristas y nihilistas. Un año más tarde, en 1870, Bakunin decide romper la amistad con Necháyev lamentándose de esta experiencia.[11]

Alianza Internacional de la Democracia Socialista

A comienzos de la década de 1860 Bakunin funda en Italia una sociedad secreta, la Fraternidad Internacional.[12] En los textos de la organización se dice:

Esta organización tiene como objetivo la victoria del principio de la revolución sobre la tierra, con la disolución radical de todas las organizaciones existentes en la actualidad, religiosas, políticas, económicas o sociales, y la formación de una sociedad primero europea y después universal, basada en la libertad, en la razón, en la justicia y en el trabajo.[13]

En 1867, un grupo de burgueses demócratas de varias naciones fundaron la Liga de la Paz y la Libertad y convocaron un congreso en Ginebra. Bakunin participó en dicho congreso y fue elegido miembro del comité central. Uno de los fundadores de esa liga fue Charles Lemonnier, un saintsimoniano.

En 1868 se celebró el segundo congreso de la Liga en Berna, Bakunin y otros miembros de la Fraternidad Internacional intentaron que la Liga votase resoluciones socialistas, pero como los socialistas revolucionarios eran minoría deciden separarse y fundar la Alianza Internacional de la Democracia Socialista.[14]

La Alianza Internacional de la Democracia Socialista se fundó en 1868 y su programa reivindicaba una serie de reformas que constituían las bases de su doctrina política:

  • La supresión de los Estados nacionales y la formación en su lugar de federaciones constituidas por libres asociaciones agrícolas e industriales.
  • La abolición de las clases sociales y de la herencia.
  • La igualdad de sexos.
  • La organización de los obreros al margen de los partidos políticos.[15]

Sin embargo, se rechazó la entrada de la Alianza en la Internacional Obrera por ser una organización internacional, puesto que solo se admitían organizaciones nacionales. Por esa razón, la Alianza se deshizo y sus miembros se integraron separadamente en la Internacional.

Propagación del anarquismo

Bakunin hablando a los trabajadores de la AIT en el Congreso de Basilea, en Suiza. Grabado de 1869.

En 1869 encargó al anarquista italiano Giuseppe Fanelli[17]

En 1870 fundó el Comité para la Salvación de Francia, asociación que dirigió la insurrección de la Comuna de Lyon.[15]

En 1871 Marx convocó una conferencia secreta en Londres que estaba compuesta casi exclusivamente por sus partidarios, en la que se tomaron decisiones que muchos consideraron que eliminaban la autonomía de las secciones de la AIT. Las Federaciones del Jura (una zona montañosa entre Francia, Suiza y Alemania), así como la mayoría de las secciones de todos los países, rechazaron estos acuerdos. En este contexto Bakunin se unió a los disidentes. Desde el Consejo de Londres son atacados varios dirigentes de la AIT disconformes con las decisiones adoptadas por los marxistas, y son acusados de ser títeres de Bakunin, que entonces se encontraba en Locarno, Suiza, en la zona del Jura.

En 1872 se celebró el Congreso de La Haya, donde asisten 21 delegados obreros representantes de distintas secciones y 40 hombres a título individual elegidos y simpatizantes de Marx. En la última votación, cuando ya un tercio de los representantes se habían marchado, se vota la expulsión de Bakunin, a modo de tribunal a puerta cerrada. Bakunin es acusado de haber fundado sociedades secretas, de haber cobrado trescientos rublos como anticipo de la traducción de El capital, y por haberse interceptado una supuesta carta de Bakunin a Necháyev, con el cual hacía dos años que había roto. En dicha carta, se hacía alusión a la creación por parte de Mijaíl Bakunin de una sociedad secreta que conspiraría para tomar el control «dictatorial» de la AIT. En el mismo congreso se ratificaron las proposiciones de la conferencia de Londres y se decidió trasladar el Congreso a Nueva York.

Al día siguiente de terminar el Congreso de La Haya se celebra otro en Saint-Imier, en el Jura suizo, con delegados de Italia, España, el Jura y representantes de Francia y América, que acuerda por unanimidad rechazar todas decisiones del congreso de La Haya. A este acuerdo se suman la mayoría de las secciones francesas, la federación belga, la americana y, en Inglaterra, los amigos de Marx, Eccarius y Jung, que se separaron de él. El Consejo de Nueva York expulsó a la Federación del Jura, pero la sección holandesa, que se había mantenido neutral, se unió a las otras siete federaciones y se negaron a reconocer la expulsión de esa federación.

Other Languages
Afrikaans: Michail Bakoenin
aragonés: Mikhail Bakunin
asturianu: Bakunin
azərbaycanca: Mixail Bakunin
български: Михаил Бакунин
Esperanto: Miĥail Bakunin
Gàidhlig: Mikhail Bakunin
hrvatski: Mihail Bakunjin
interlingua: Mikhail Bakunin
Bahasa Indonesia: Mikhail Bakunin
íslenska: Mikhail Bakunin
italiano: Michail Bakunin
Basa Jawa: Mikhail Bakunin
македонски: Михаил Бакунин
Nederlands: Michail Bakoenin
norsk nynorsk: Mikhail Bakunin
norsk bokmål: Mikhail Bakunin
português: Mikhail Bakunin
română: Mihail Bakunin
sicilianu: Michail Bakunin
srpskohrvatski / српскохрватски: Mihail Bakunjin
Simple English: Mikhail Bakunin
slovenščina: Mihail Bakunin
српски / srpski: Михаил Бакуњин
Türkçe: Mihail Bakunin
oʻzbekcha/ўзбекча: Bakunin Mixail Aleksandrovich
მარგალური: მიხეილ ბაკუნინი
Yorùbá: Mikhail Bakunin