Miguel de Azcuénaga

Miguel de Azcuénaga
Miguel-Azcuénaga new.png
Miguel de Azcuénaga; óleo en el Museo Histórico Nacional (en Buenos Aires).

1.er Gobernador intendente de Buenos Aires
(provisorio)
10 de febrero de 1812 -  14 de febrero de 1813
Predecesor Nuevo cargo
Sucesor Antonio González Balcarce

Vocal de la Primera Junta de las Provincias Unidas del Río de la Plata
25 de mayo de 1810 -  6 de abril de 1811
Designado por Cabildo gobernador de Buenos Aires

Información personal
Nacimiento 4 de junio de 1754
Ciudad de Buenos Aires, Gobernación del Río de la Plata del Virreinato del Perú Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio Español
Fallecimiento 19 de diciembre de 1833 (79 años)
Ciudad de Buenos Aires, capital de la provincia homónima Flag of Argentina (1818).svg Confederación Argentina
Lugar de sepultura Cementerio de la Recoleta Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Ejército patriota Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación militar
Rango
Firma Firma de Azcuénaga.jpg
[ editar datos en Wikidata]

Miguel Ignacio de Azcuénaga ( Buenos Aires, 4 de junio de 1754 - ibídem, 19 de diciembre de 1833)[1] fue un militar y político argentino, que se destacó como vocal de la Primera Junta de Gobierno patrio y fue el primer Gobernador intendente de la Intendencia de Buenos Aires, luego de la Revolución de Mayo.

Biografía

Su padre fue Vicente de Azcuénaga (natural de la aldea española de Dima, en el señorío de Vizcaya), y su madre fue Rosa de Basavilbaso de Urtubia y Toledo ―hija de Domingo de Basavilbaso y de Ignacia de Urtubia y Toledo, descendiente de Gabriel de Toledo y por la esposa de este último, Ana Ramírez de Figueroa y Vozmediano (correntina), descendiente de Úrsula de Irala (nacida en Asunción, Paraguay, hija del célebre conquistador y gobernador Domingo Martínez de Irala y de la india guaraní Leonor, hija del cacique Moquiracé)―. Rosita Basavilbaso, madre del brigadier, por su especial belleza y su prestigio social, fue la niña mimada de la sociedad porteña.

Miguel de Azcuénaga se casó en 1795 con su prima Rufina de Basavilbaso, hija de Manuel Basavilbaso y Francisca Garfias.

Su hermana, Flora de Azcuénaga, estaba casada con Gaspar de Santa Coloma y su otra hermana, Ana de Azcuénaga, con Antonio Olaguer Feliú, virrey del Río de la Plata ( 1797- 1799). Mientras que la hermana de Rosa Basavilbaso y Uturbia, María Victoria, estaba casada con el vasco Domingo Ignacio Urien.

Cursó sus estudios en Málaga y Sevilla (España). En 1773, a su regreso a Buenos Aires (que todavía formaba parte del Virreinato del Perú), se incorporó al ejército como subteniente de artillería. Luchó contra los portugueses en la Banda Oriental (actual Uruguay).[2]

En 1776 el Virreinato del Perú se dividió en dos, y la región sur (actual Argentina y Bolivia) se denominó Virreinato del Río de la Plata. Al año siguiente (1777) Azcuénaga fue nombrado regidor del Cabildo de Buenos Aires.[3]

En 1802 alcanzó el grado de coronel y fue designado comandante del Batallón de Voluntarios de Infantería de Buenos Aires.

En 1806 y 1807 tuvo un papel activo en las dos Invasiones inglesas.

En 1810 participó en la Revolución de Mayo, siendo elegido vocal de la Primera Junta el 25 de mayo. La Junta le encargó la organización y refuerzo de las milicias, reclutando a la fuerza para el servicio de las armas a los hombres sin ocupación de Buenos Aires, genéricamente llamados «vagos y mal entretenidos».

A raíz de la revolución del 5 y 6 de abril de 1811 fue desterrado a la provincia de San Juan por simpatizar con las posturas de Mariano Moreno.[2] Al año siguiente regresó a Buenos Aires, donde desempeñó diversos cargos públicos.

El 13 de enero de 1812 el Primer Triunvirato lo nombró por primer Gobernador intendente de la Intendencia de Buenos Aires, luego de la Revolución de Mayo.

En 1818 fue nombrado Jefe de Estado Mayor y en 1819 participó en el Congreso de Tucumán, que sancionó la Constitución unitaria que no llegó a regir. En 1828 representó a la Argentina en las negociaciones que siguieron a la Guerra del Brasil. Al año siguiente fue expulsado de Buenos Aires por orden del general unitario Juan Lavalle.

Fallecimiento

Miguel Azcuénaga falleció el 19 de diciembre de 1833, a los 79 años. Todavía se desempeñaba como legislador, en Buenos Aires.

Sus restos mortales descansan en el Cementerio de la Recoleta de la ciudad de Buenos Aires.

La casa de la quinta de Miguel de Azcuénaga ―en la localidad de Olivos (provincia de Buenos Aires), a solo 10 km al norte de la ciudad de Buenos Aires― fue construida por Prilidiano Pueyrredón.

La heredó Carlos Villate Olaguer, quien la donó con la condición de que se convirtiese en la residencia presidencial. Hoy se la conoce como Quinta presidencial de Olivos.

Su tumba en el cementerio de la Recoleta.
Other Languages