Miguel Luis Amunátegui

Miguel Luis Amunátegui
Miguel Luis Amunategui Aldunate.JPG
Miguel Luis Amunátegui.

Ministro de Relaciones Exteriores, Culto y Colonización
28 de junio de 1887- 25 de enero de 1888
Presidente José Manuel Balmaceda
Predecesor Joaquín Godoy Cruz
Sucesor Francisco Freire Caldera

Ministro de Relaciones Exteriores y Colonización
20 de agosto de 1879-julio de 1880
Presidente Aníbal Pinto Garmendia
Predecesor Alejandro Fierro Pérez
Sucesor Domingo Santa María González

Presidente de la Cámara de Diputados de Chile
6 de junio de 1871- 4 de junio de 1872
Predecesor Maximiano Errázuriz Valdivieso
Sucesor Belisario Prats Pérez

8 de octubre de 1867- 8 de diciembre de 1868
Predecesor Francisco Vargas Fontecilla
Sucesor Francisco Vargas Fontecilla

Ministro de de Justicia, Culto e Instrucción Pública
8 de septiembre de 1876- 5 de agosto de 1878
Presidente Federico Errázuriz Zañartu
Aníbal Pinto Garmendia

Ministro del Interior y Relaciones Exteriores
13 de noviembre de 1868- 2 de agosto de 1870
Presidente José Joaquín Pérez Mascayano
Predecesor Francisco Vargas Fontecilla
Sucesor Belisario Prats Pérez

Información personal
Nacimiento 11 de enero de 1828
Bandera de Chile Santiago, Chile
Fallecimiento 22 de enero de 1888 (60 años)
Bandera de Chile Santiago, Chile
Nacionalidad Chileno
Partido político Partido Liberal
Familia
Padres José Domingo Amunátegui
Carmen Aldunate Irarrázaval
Educación
Alma máter Universidad de Chile
Información profesional
Ocupación Historiador
[ editar datos en Wikidata]

Miguel Luis Amunátegui Aldunate ( Santiago, 11 de enero de 1828- ibídem, 22 de enero de 1888) fue un historiador y político chileno, hermano del también historiador Gregorio Víctor Amunátegui Aldunate.

Primeros años de vida

Fue hijo de José Domingo Amunátegui y Carmen Aldunate Irarrázaval. Descendiente de vascos.[1] A los 14 años quedó huérfano de padre, pero el general Ramón Freire se convirtió en protector de su familia, guardándole el futuro historiador un gran agradecimiento. Ingresó al Instituto Nacional en 1840, en donde se convirtió en uno de los alumnos más destacados. En 1846 rindió su examen de latín ante Andrés Bello, que le hizo traducir los versos de Horacio, labor que hizo con tanto esmero que le valieron la efusión y el cariño del gran maestro venezolano.

Other Languages