Miguel Calatayud

Miguel Calatayud Cerdán es un ilustrador e historietista español, nacido en Aspe ( Alicante), en 1942. En el ámbito del cómic y por parte de sus teóricos, se le considera un autor aislado e independiente o un precursor de la Nueva Escuela Valenciana.[2]

Obra

Miguel Calatayud comenzó su carrera en los años 70 como ilustrador y realizando para la revista Trinca las series Peter Petrake y Los doce trabajos de Hércules, que muestran, para Mariano Ayuso y Antonio Lara, unos dibujos bellísimos de colorido excepcional y una suprema elegancia, más emparentados "con la ilustración infantil que con otros dominios gráficos."[3] A esta etapa pertenece también "Soy el aire".

Durante los 80 fue uno de los más destacados representantes de la llamada " línea clara valenciana", junto con Daniel Torres, Mique Beltrán, Micharmut y Sento. Para Jesús Cuadrado era entonces una deliciosa blasfemia en el páramo cutre del mapa mentiroso de nuestro gráfito.[4] Ilustra, en el año 1984, para el Club Juvenil del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Sevilla, todos los cromos del álbum Dos leyendas de Becquer.

Pasó posteriormente a ser reconocido por la ilustración de obras de literatura infantil, especialmente las más atrevidas, como las de Miquel Obiols o Carles Cano Peiró.

Con El pie frito ganó en 1998 el premio a la mejor obra del Salón del Cómic de Barcelona.

En el nuevo siglo, se convirtió en el director de arte de la colección de álbumes ilustrados "Diálogo infantil" de la , antes especializada en libros de filosofía y para la que busca nuevos autores.[5] y Lanza en astillero (2005) de Ediciones Sinsentido.

Comisarió las exposiciones "Animales en su tinta" y "Originales para cinco rondallas" dentro del II Salón del Libro Infantil Ilustrado Ciudad de Alicante.

Other Languages