Miguel Ángel Zavala Ortiz

Miguel Ángel Zavala Ortiz
Zavala Ortis.JPG
Fotografía en la revista Gente de octubre de 1983.

Coat of arms of Argentina.svg
Diputado Nacional
por la Provincia de Córdoba
30 de abril de 1948- 30 de abril de 1952

Coat of arms of Argentina.svg
Ministro de Relaciones Exteriores y Culto
de la República Argentina
12 de octubre de 1963- 28 de junio de 1966
Presidente Arturo Umberto Illia
Predecesor Juan Carlos Cordini (de facto)
Sucesor Nicanor Costa Méndez (de facto)

Información personal
Nacimiento 24 de diciembre de 1905
Bandera de Argentina San Luis, Argentina
Fallecimiento 20 de mayo de 1982 (76 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad Argentina Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Unión Cívica Radical
Familia
Padres Juan Tulio Zavala
Carmen Ortiz
Cónyuge Lidia Sebastiana Olmos
Información profesional
Ocupación Abogado
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Miguel Ángel Zavala Ortiz ( San Luis, 24 de diciembre de 1905 - Buenos Aires, 20 de mayo de 1982) fue un abogado y político argentino, que ejerció como Ministro de Relaciones Exteriores de su país durante la presidencia de Arturo Umberto Illia, entre 1963 y 1966. Anteriormente se había destacado por participar en un intento de golpe de Estado contra el presidente constitucional Juan Domingo Perón, que derivó en la Masacre de Plaza de Mayo.[1]

Biografía

Desde joven, Miguel Ángel Zavala Ortiz se incorporó a la Unión Cívica Radical, perteneciendo a la fracción unionista, y destacándose como diputado nacional entre 1948 y 1952, en el llamado Bloque de los 44; fue suspendido en ese cargo a fines de diciembre de 1951.

14 de diciembre: el juez en lo penal Miguel Vignola, se dirige la Cámara de Diputados de la Nación aconsejando el desafuero de los diputados radicales Yadarola, Santander, Zavala Ortiz y Pastor, por estar implicados en el golpe de Estado del 28 de septiembre de 1951.

El bombardeo de Plaza de Mayo

Durante el Ametrallamiento y bombardeo a la Plaza de Mayo, encabezó uno de los comandos civiles armados que tuvieron la función de tomar una radio civil para difundir la proclama del asesinato del presidente constitucional. Estaba previsto que ―si tenían éxito al perpetrar el golpe de Estado― se conformaría una Junta de Gobierno, formada por dos militares, el socialista de derechas Américo Ghioldi (que se hallaba prófugo en Montevideo), el mendocino Adolfo Vicchi (líder del Partido Conservador), Zavala Ortiz (líder de la facción radical unionista) y un representante de la Fuerza Aérea rebelde.[2]

En 2005, la causa judicial «Aníbal Olivieri y otros sobre rebelión militar, expediente 26.237/55»,[5]

Al atardecer, pasado el bombardeo, Zavala Ortiz habría huido en automóvil hasta Morón, donde se embarcó en uno de los aviones militares —conducido por el capitán de aviación Wilkinson de Almeyra— que volaron a Montevideo, con el objeto de pedir «asilo político» en Uruguay.

Sin embargo, el Equipo Especial de Investigación del Archivo Nacional de la Memoria, que investigó por primera vez en 54 años el bombardeo y ametrallamiento del 16 de junio de 1955, descubrió que Zavala Ortiz estuvo en uno de los aviones que ametrallaron a los civiles:[6]

Zavala Ortiz tripuló uno de los aviones, [y] huyó en la aeronave a Uruguay como muchos otros.

Equipo Especial de Investigación del Archivo Nacional de la Memoria[6]

En Montevideo, los pilotos del bombardeo fueron recibidos por el militar argentino Carlos Suárez Mason prófugo de la Justicia argentina desde su participación en el intento de golpe de 1951 y futuro jefe del primer cuerpo de Ejército durante la dictadura de Jorge Rafael Videla[8]

Zavala Ortiz retornó a la Argentina después del 16 de septiembre de 1955 (día del nuevo golpe de Estado contra Perón). Nunca fue juzgado como ideólogo y partícipe necesario del principal atentado terrorista cometido en Argentina.[2]

Ministerio de Relaciones Exteriores

Durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu, Zavala Ortiz fue miembro de la Junta Consultiva.

En 1956 y 1957, el radicalismo se dividió, y Zavala Ortiz integró la Unión Cívica Radical del Pueblo. En 1958 fue precandidato a presidente ―en fórmula completada por Ernesto Sammartino― por el Unionismo. Fue vencido en las elecciones internas de la UCR del Pueblo frente a los candidatos de la intransigencia Ricardo Balbín y Santiago H. del Castillo.

El presidente Arturo Illia ―quien había asumido el poder gracias a la proscripción del Partido Peronista― nombró a Zavala Ortiz ministro de Relaciones Exteriores. Mediante sus gestiones logró que la dictadura militar que gobernaba Brasil impidiera el retorno del general Perón del exilio, el 2 de diciembre de 1964, cuando el avión que transportaba al expresidente constitucional fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Galeão, en Río de Janeiro.[2] Zavala llamó por teléfono al embajador argentino en Brasilia para que le pida a la dictadura del mariscal Castello Branco que pare el viaje de Perón.

Otra gestión como canciller fue la sanción de la Resolución 2065,[10]

Zavala Ortiz también desempeñó un rol decisivo en la firma del Concordato entre la Argentina y la Santa Sede, en 1966, que concluyó con el régimen del Patronato, aunque el tratado definitivo fue firmado por la dictadura que derrocó a Illia.[11]

Últimos años y posterioridad

En 1978, durante la dictadura de Videla, fue miembro fundador del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), un organismo creado por la dictadura, del cual se desempeñó como su vicepresidente hasta poco antes de morir en 1982. Participó de la cena de homenaje de los partidos políticos al general Jorge Rafael Videla, organizada por su par radical Ricardo Balbín en 1981.[12]

Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta.

En su honor, 15 de junio de 2000 el exjefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Enrique Olivera, le puso el nombre de «Canciller Miguel Ángel Zavala Ortiz» a la plazoleta que se encuentra en la esquina de la avenida Leandro N. Alem entre calles Reconquista y Ricardo Rojas.[ cita requerida] Allí se emplazó un busto del personaje.[13]

Other Languages