Midnight Express

Midnight Express (en España, El expreso de medianoche; en México, Expreso de medianoche) es una película de 1978 ganadora de varios premios internacionales. Fue dirigida por Alan Parker y contó con Brad Davis como actor principal. El guion es obra del ahora famoso director Oliver Stone.

El filme está basado en un hecho biográfico real[1] acaecido en 1970: la historia de Billy Hayes, un joven estadounidense que fue detenido por posesión de hachís en el aeropuerto de Estambul ( Turquía) y fue condenado a 30 años de prisión por tráfico de drogas. Fue sometido a vejaciones en un ambiente infrahumano y logró escapar a Grecia, donde fue detenido y deportado a los Estados Unidos. Billy escribió el libro homónimo en que se basa el filme.

Argumento

En 1970, Billy Hayes (Brad Davis), un joven estadounidense, es sorprendido en el aeropuerto de Estambul al tratar de abandonar el país con hachís adherido a su cuerpo. Para su desgracia, el Gobierno turco desea dar un castigo ejemplar a los traficantes de drogas y Billy es juzgado por posesión de drogas y condenado a cuatro años y dos meses, que deberá cumplir en una prisión de Estambul. Su padre (Mike Kellin) viaja a Turquía para gestionar su liberación, pero la embajada estadounidense nada puede hacer, ya que el presidente Nixon había tensado las relaciones con Turquía.

Comienza entonces una pesadilla para el joven, que deberá adaptarse al ambiente de miseria dantesca de la prisión. Queda junto a dos presos extranjeros, Max (John Hurt) y Jimmy (Randy Quaid), que también deben cumplir largas condenas. Un condenado turco, Rifki (Paolo Bonacelli) los provee y vigila, por encargo del jefe de la prisión, Hamidou (Paul L. Smith), un gendarme sádico y pervertido que abusa de los reclusos. Decide entonces el padre de Billy contratar a un abogado turco, Yesil (Franco Diogene), que deberá enfrentarse a la complicada burocracia legal turca. En 1974, las apelaciones del abogado fracasan, al recibir Billy una condena de 30 años, esta vez bajo el cargo de contrabando de drogas, condena emitida por la Corte Suprema de Ankara.

Billy ve su futuro destruido y comienza a caer en un estado de desequilibrio mental que lo lleva a agredir a Rifki, por lo que es trasladado a la sección psiquiátrica de la prisión. La novia de Billy, Susan ( Irene Miracle), lo visita en 1975 en la prisión y consigue entregarle dinero oculto en un álbum de fotos, para intentar la fuga. Pide hablar con el jefe Hamidou, le ofrece dinero para que lo lleve al hospital del penal, y este lo lleva a una habitación, lo golpea e intenta violarlo. Billy, en su desesperación, logra empujar al gendarme y este se clava la nuca en un colgador de la pared y muere. Acto seguido, Billy se viste con un uniforme de guardia e intenta la fuga y lo logra.

Other Languages