Micronación

El Principado de Sealand.

Una micronación es una entidad constituida como un nuevo proyecto de país o un país modélico que sostiene ser una nación o estado independiente pero que carece del reconocimiento de los gobiernos mundiales u organismos internacionales y que solo existe en papel, en Internet o en la mente de su creador,[1] a diferencia de los movimientos de autodeterminación o de los estados con reconocimiento limitado con una independencia de facto, que sí cuentan con algún tipo de reconocimiento internacional y relaciones diplomáticas con otros estados soberanos.

Las micronaciones se forman por pequeños grupos de personas, a veces por una pequeña familia. Raramente tienen más de unos pocos cientos de miembros, y la gran mayoría no tienen más que uno o dos participantes activos. A diferencia de los países imaginarios y de otros grupos sociales (como ecoaldeas, clanes o sectas), expresan un ferviente deseo al reconocimiento internacional de cierta soberanía sobre un territorio físico,[3] En este sentido, incluso algunas micronaciones expenden instrumentos como pasaportes, sellos y moneda, y confieren títulos y premios, pero estos instrumentos no son reconocidos fuera de sus propias comunidades de interés. Por otra parte, las micronaciones no deben confundirse con los microestados, que son estados soberanos reconocidos legítimamente.

El estudio académico de las micronaciones, microestados, y gobiernos alternativos es conocido como micropatrología; y el pasatiempo de establecer y operar micronaciones es conocida como micronacionalismo.

Características

Motivaciones

Entre los motivos para la creación de una micronación tenemos el realizar experimentos teóricos sobre cómo organizarse los estados, también divertimentos cómicos, fruto de una expresión de enfado y frustración, o para realizar una pantalla para ocultar actos delictivos.[4]

Estatidad

En derecho internacional, las dos escuelas de pensamiento de lo que constituye un estado están representadas por las teorías constitutiva y declaratoria la creación del estado soberano.

La teoría constitutiva fue establecida en la Paz de Westfalia y el Congreso de Viena.[5]

En la teoría constitutiva la satisfacción del estatus de estado por parte de un estado emergente requiere el prerrequisito del reconocimiento por parte de estados prexistentes, para formar parte de la comunidad internacional.[6]

La teoría declaratoria fue definida en la Convención de Montevideo sobre derechos y deberes de los estados, que establece un criterio para la definición de estado en el artículo 1:

El estado como persona de Derecho Internacional debe reunir los siguientes requisitos:

I. Población permanente.
II. Territorio determinado.
III. Gobierno
IV. Capacidad de entrar en relaciones con los demás estados.
artículo 1 de la Convención de Montevideo sobre Derechos y Deberes de los estados

El primer párrafo del artículo 3 de la Convención de Montevideo explícitamente dice que: «La existencia política del estado es independiente de su reconocimiento por los demás estados».

Respecto al criterio de población permanente se supone su intencionalidad de habitar un territorio de forma permanente, y que el territorio sea habitable. En cuanto al criterio de territorio definido y determinado no se prescribe un territorio mínimo y aunque no se prescriben unas fronteras, el estado debe clarificar el ámbito territorial reclamado. En cuanto al criterio de Gobierno, no se prescribe un tipo específico sino la efectividad para poner en marcha una maquinaria organizativa para ejercer autoridad sobre la población del territorio. Finalmente, en cuanto a la capacidad de entrar en relaciones con los demás estados se refiere a la potencialidad técnica y financiera para de un estado para representarse en sus relaciones con los demás estados, aunque sea de forma delegada por otro estado.[7]

Según la teoría declaratoria, el estatus de estado se adquiere por los hechos sin necesidad de reconocimiento por parte de los estados preexistentes, de modo que el reconocimiento de un estado emergente por el resto de estados es un mero acto simbólico ("declaratorio") de reconocimiento de que el nuevo estado ha satisfecho los criterios del estatus de estado.[9]

Sin embargo, ni una ni otra teoría son absolutas en cuanto a la práctica internacional.[14]

Con estas premisas, las micronaciones tratan de adoptar los rasgos identificativos de la estatalidad para asemejarse a los estados soberanos, de esta forma, las micronaciones tienen pocos habitantes y reclaman un territorio reducido, aunque sea el jardín de su casa, crean instituciones de gobierno en miniatura e instituyen parafernalia simbólica que les permita asemejarlos a los estados soberanos como disponer de bandera, himno, moneda y sellos postales, incluso emitir pasaportes, redactar una constitución, o buscar alguna forma de reconocimiento.[17]

Other Languages
aragonés: Micronación
العربية: دولة مجهرية
azərbaycanca: Virtual dövlət
беларуская (тарашкевіца)‎: Віртуальная дзяржава
català: Micronació
čeština: Mikronárod
Deutsch: Mikronation
Zazaki: Mikroşar
Ελληνικά: Μικροέθνος
English: Micronation
Esperanto: Mikronacio
euskara: Mikronazio
فارسی: ریزکشور
français: Micronation
galego: Micronación
hrvatski: Mikronacija
magyar: Mikronemzet
interlingua: Micronation
Bahasa Indonesia: Negara mikro
italiano: Micronazione
latviešu: Mikronācija
македонски: Микродржава
Nederlands: Micronatie
norsk bokmål: Mikronasjon
português: Micronacionalismo
română: Micronațiune
саха тыла: Микро ил
srpskohrvatski / српскохрватски: Mikronacija
Simple English: Micronation
slovenčina: Mikronárod
slovenščina: Mikronarod
српски / srpski: Микронација
svenska: Mikronation
Tagalog: Mikronasyon
Tiếng Việt: Vi quốc gia
中文: 私人国家
粵語: 蚊型國家