Microcomputadora

El Commodore 64 fue uno de los más famosos microordenadores de su época, y el modelo mejor vendido de las computadores caseras de todos los tiempos.[1]

Una microcomputadora o microordenador es una computadora pequeña, con un microprocesador como su unidad central de procesamiento (CPU).[4] aunque actualmente esté en desuso.

Orígenes

El término microcomputadora se hizo popular después de la introducción del término minicomputadoras, aunque Isaac Asimov ya lo había usado en su historia "The Dying Night" en 1956 (publicada en The Magazine of Fantasy and Science Fiction en julio de ese año).[5] Notablemente, la microcomputadora reemplazó los diferentes componentes que conformaban el CPU de las minicomputadoras por un solo microprocesador integrado.

El primer microordenador fue el japonés SMP80/08 de Sord Computer Corporation (1972), que fue seguido por el SMP80/x (1974).[6] Los desarrolladores franceses del Micral N (1973) archivaron sus patentes con el término "Micro-ordinateur", equivalente literalmente a "Microcomputer" (microcomputador), para nombrar la primera máquina de estado sólido con un microprocesador.

En los Estados Unidos, los primeros modelos como el Altair 8800, fueron a menudo vendidos como un conjunto que debía ser ensamblado por el usuario, y venían con una RAM de 256 bytes; y como únicos dispositivos de entrada y salida, los indicadores de luz y switches, demostrando a modo de prueba de concepto, cuan simple podía ser un dispositivo.[7]

En la medida que los microprocesadores y las memorias semiconductores se hicieron menos costosas, las microcomputadoras se hicieron más baratas y fáciles de usar:

  • El aumento de chips lógicos menos costosos como las series 7400 permitieron utilizar circuitos dedicados más baratos para mejorar las interfaces de usuario tales como el teclado, en lugar de switches para procesar un bit por cada vez.
  • El uso de casetes de audio para almacenar datos permitió el remplazo la reentrada manual de los programas cada vez que los dispositivos se encendían.
  • Los arrays de puertas lógicas de silicio en forma de memorias de solo lectura y EPROMs permitieron almacenar en las microcomputadoras programas útiles y núcleos de auto arranque. Estos programas de almacenado podían automáticamente cargar software más complejos desde dispositivos de almacenamiento externo, sin la intervención de usuarios para formar un sistema completamente listo que no requería de conocimiento experto en computación para utilizar el dispositivo.

Todas estas mejoras en costo y usabilidad resultaron en una explosión de popularidad al final de los años 1970 y principios de los años 1980. Un largo número de fabricantes de computadoras empacaron microcomputadoras para ser usadas en aplicaciones de pequeños negocios. Para 1979, muchas compañías, tales como Cromemco, Processor Technology, IMSAI, North Star Computers, Southwest Technical Products Corporation, Ohio Scientific, Altos Computer Systems, Morrow Designs y otras, produjeron sistemas como sistemas de bases de datos, contables y procesamiento de texto, diseñados tanto para usuarios con todos los recursos o firmas consultoras, como para sistemas de negocio específicos. Esto permitió a los negocios incapaces de proveer licencias de minicomputadoras o compartir tiempo de servicio, la oportunidad de automatizar sus funciones, sin contratar personal a tiempo completo para operar las computadoras. Un representante de estos sistemas utilizaba un bus S-100, un procesador de 8 bits como Intel 8080 o Zilog Z80, y como sistema operativo CP/M o MP/M.

En la década de 1980 se vive el boom del ordenador doméstico (y las videoconsolas) de 8 bits con multitud de competidores ( Sinclair Research, Amstrad, Commodore International, Atari, Dragon Data, Texas Instruments, Tandy, los fabricantes de MSX...) pero el paso a los 16 bits deja solo a los Atari ST, Commodore Amiga, Macintosh y los compatible IBM PC como contendientes por el mercado del ordenador personal. Casos espaciales son los equipos Tandy compatibles con el IBM PCjr y el Sinclair QL.

El salto a los 32 bits traerá la caída de Atari, Commodore y Tandy (pese a presentar potentes equipos), quedando el mercado repartido entre el minoritario pero siempre innovador Mac (salvado por los pelos con la vuelta de Steve Jobs) y el inmenso mercado del compatible IBM PC, que se ha impuesto en el mercado por el uso de componentes estándar y que el consorcio de fabricantes descubren que es más productivo definir nuevos estándares que todos adoptan que reinventar la rueda, causa principal del hundimiento de Atari y Commodore. El último episodio en este camino fue la adopción por Apple de procesadores Intel para sus Mac y el premitir un arranque dual en eso equipos Mac OS/Windows.

De hecho el término compatible IBM PC ha quedado sin sentido pues IBM salió del mercado con el fracaso de su gama IBM Personal System/2 (que sin embargo aporta dos estándares al actual PC), la mayoría de puertos y controladores del IBM PC son considerados legacy por la industria, que raramente los implementa en sus nuevos equipos y Microsoft Windows ha sustituido al DOS y OS/2

Las computadoras de escritorio y portátiles modernas, las videoconsolas, tabletas, y muchos otros tipos de dispositivos, incluidos smartphones, y sistemas industriales embebidos, pueden ser considerados todos ejemplos de microcomputadoras de acuerdo a las definiciones dadas.

Other Languages