Micotoxina

Las micotoxinas (del griego antiguo μύκης (mykes, mukos),«hongo» y el latín toxicum («veneno») son metabolitos secundarios tóxicos, de composición variada, producidos por organismos del reino fungi, que incluye setas, mohos y levaduras.[2]

Aspergillus es uno de los principales grupos de hongos responsables de la producción de micotoxinas nocivas para plantas y animales

Propiedades biológicas

Los hongos son mayoritariamente organismos aerobios, y se encuentran prácticamente en todas partes. Consumen materia orgánica y se reproducen por esporas. Cuando las condiciones de humedad y temperatura son las adecuadas, proliferan y forman colonias que pueden resultar en altas concentraciones de micotoxinas.[5]

Efectos en vertebrados

Ejemplo de micotoxicosis: ergotismo gangrenoso.

Los efectos de las micotoxinas en animales y personas son diversos e incluyen enfermedades y problemas de salud, depresión del sistema inmunológico, irritación y alergias. El término general para la intoxicación por micotoxinas es micotoxicosis. En algunos casos, la micotoxicosis puede ocasionar la muerte.[2]

Las micotoxinas causan efectos mediante su ingestión, contacto con la piel o inhalación. Pueden inhibir la síntesis de proteínas, dañar el sistema inmunitario, los pulmones e incrementar la sensibilidad a las toxinas bacterianas.[7]

Other Languages
Alemannisch: Mykotoxin
azərbaycanca: Mikotoksinlər
català: Micotoxina
čeština: Mykotoxikóza
dansk: Mykotoksin
Deutsch: Mykotoxin
Ελληνικά: Μυκοτοξίνες
English: Mycotoxin
euskara: Mikotoxina
français: Mycotoxine
galego: Micotoxinas
Bahasa Indonesia: Mikotoksin
italiano: Micotossine
Basa Jawa: Mikotoksin
lietuvių: Mikotoksinas
latviešu: Mikotoksīni
Nederlands: Mycotoxine
polski: Mykotoksyny
português: Micotoxina
русский: Микотоксины
svenska: Mykotoxin