Mi marido tiene familia

Mi marido tiene familia (a partir de la segunda temporada conocida como Mi marido tiene más familia; estilizado en pantalla Mi marido tiene + familia[5]​) es una telenovela mexicana producida por Juan Osorio para Televisa y transmitida por Las Estrellas en 2017. Es una adaptación del drama coreano My husband got a family creada por Park Ji-eun y emitida por la cadena KBS 2TV en 2012.

Protagonizada por Zuria Vega y Daniel Arenas, co-protagonizada por Laura Vignatti y José Pablo Minor, y con las participaciones estelares de Lola Merino y los primeros actores Diana Bracho, Rafael Inclán y Silvia Pinal.

Las grabaciones de la primera temporada iniciaron el el 11 de abril,[7]​ y concluyeron el 13 de octubre de 2017.

Durante la transmisión de la primera temporada se fomentó la prevención de accidentes por quemaduras de piel gracias al apoyo de Virginia Sendel, quien es la presidenta de la Fundación Michou y Mau, Institución de Asistencia Privada (IAP) que ayuda a niños mexicanos quemados.[8]

Las grabaciones de la segunda temporada comenzaron el 13 de mayo de 2018 y se integran nuevos personajes con el siguiente elenco Susana González, Carmen Salinas, Gonzalo Vega Jr, el primer actor Carlos Bracho y Arath de la Torre, quien retoma su personaje de "Pancho López" de la telenovela Una familia con suerte.[9]

Sinopsis

Primera temporada

Julieta es una mujer independiente que trabaja como vicepresidenta en Cklass y es pareja de Robert Cooper, un médico respetable que fue abandonado en un orfanato cuando tenía apenas 4 años y fue adoptado por una pareja colombo-estadounidense. Para todas las amigas de Julieta, Robert es la pareja ideal que cualquier mujer quisiera tener.[10]

Todo cambia cuando Julieta y Robert se van a vivir a una nueva colonia, en una pensión, allí es donde conocen a la familia Córcega, que es integrada por doña Blanca, don Eugenio Córcega, sus tres hijas, Marisol, Daniela y Linda, Frida, Audifaz y Polita, su hijo Aristóteles y la matriarca doña Imelda Córcega; una familia muy unida, pero a la vez muy conflictiva. Julieta y Robert comienzan a rentar un departamento en la propiedad de los Córcega.

Al principio, Julieta y doña Blanca comienzan a tener diferencias por el modo de pensar de cada una. Cada integrante de la familia tiene una opinión muy distinta a la de Julieta y esto provoca conflictos que Julieta ve cada vez más insoportables. Cuando por fin cree que se libraría de la tan oportuna familia, algo totalmente inesperado sucede en sus vidas, ya que se descubren que los Córcega son la verdadera familia de Robert, en realidad es hijo de doña Blanca y don Eugenio, el que extraviaron hace 34 años y cuyo verdadero nombre es Juan Pablo.

Desde este momento, la vida de Julieta y Robert cambia por completo. Julieta y doña Blanca deciden empezar de vuelta para poder llevarse mejor, ya que es la verdadera madre de Robert y por lo tanto, su suegra y quiere lo mejor para su hijo. Por otro lado, Julieta está dispuesta a convivir con sus cuñadas, empezando a tener una mejor relación con Marisol y Daniela, pero con Linda van de mal en peor. Ambas se detestan y se llevan pésimo. El destino juega en contra de Linda cuando se enamora de Bruno, el hermano de Julieta, ella no tiene la menor idea de que el hombre que ama es hermano de la persona que más detesta y lo reprocha. Poco a poco, toda la familia -en especial doña Blanca y doña Imelda- empiezan a meterse en cada decisión que Julieta y Robert deberían tomar por si solos.

Julieta creía haber encontrado al hombre perfecto en Robert: trabajador, amoroso, solidario, responsable, pero con una familia que le pisan los talones a cada paso que dan y se obstaculizan. Ahora, Julieta tiene que aprender a lidiar con los Córcega y de que ¡su marido tiene familia!