Mezcla

El hormigón es una mezcla de cemento, agua y áridos en las proporciones adecuadas.

Una mezcla es un material formado por dos o más componentes unidos, pero no combinados químicamente. En una mezcla no ocurre una reacción química y cada uno de sus componentes mantiene su identidad y propiedades químicas. No obstante, algunas mezclas pueden ser reactivas, es decir, que sus componentes pueden reaccionar entre sí en determinadas condiciones ambientales, como una mezcla aire- combustible en un motor de combustión interna.

Es la combinación física de dos o más sustancias que retienen sus identidades y que se mezclan pudiendo formar según sea el caso aleaciones, soluciones, suspensiones y coloides.

Son el resultado del mezclado mecánico de sustancias químicas tales como elementos y compuestos, sin que existan enlaces químicos u otros cambios químicos, de forma tal que cada sustancia ingrediente mantiene sus propias propiedades químicas.[1] A pesar de que no se producen cambios químicos de sus componentes, las propiedades físicas de una mezcla, tal como por ejemplo su punto de fusión, pueden ser distintas de las propiedades de sus componentes. Algunas mezclas se pueden separar en sus componentes mediante procesos físicos (mecánicos o térmicos), como destilación, disolución, separación magnética, flotación, tamizado, filtración, decantación o centrifugación. Los azeótropos son un tipo de mezcla que por lo general requiere de complicados procesos de separación para obtener sus componentes.

Si después de mezclar algunas sustancias, éstas reaccionan químicamente, entonces no se pueden recuperar por medios físicos, pues se han formado compuestos nuevos.

Las mezclas se clasifican en:

  • Homogéneas.
  • Heterogéneas.

Los componentes de una mezcla pueden ser:

  • Sólidos
  • Líquidos
  • Gaseosos

Mezclas homogéneas

Son aquellas mezclas en que sus componentes no se pueden diferenciar a simple vista. Las mezclas homogéneas de líquidos se conocen con el nombre de disoluciones y están constituidas por un soluto y un disolvente, siendo el segundo el que se encuentra en mayor proporción y además suele ser el líquido. Por ejemplo, el agua mezclada con sales minerales o con azúcar, el agua es el disolvente y la sal el soluto.

Other Languages
Afrikaans: Mengsel
aragonés: Mezcla
العربية: مزيج
беларуская: Сумесь
беларуская (тарашкевіца)‎: Сумесь
български: Смес
català: Mescla
čeština: Směs
Deutsch: Gemisch
Ελληνικά: Μείγμα
English: Mixture
Esperanto: Miksaĵo
eesti: Segu
euskara: Nahastura
فارسی: مخلوط
suomi: Seos
français: Mélange
Gaeilge: Meascán
galego: Mestura
Avañe'ẽ: Jehe'a
עברית: תערובת
हिन्दी: मिश्रण
Kreyòl ayisyen: Melanj etewojèn
Bahasa Indonesia: Campuran
Ido: Mixuro
íslenska: Efnablanda
italiano: Miscela
日本語: 混合物
한국어: 혼합물
Latina: Mixtura
македонски: Смеса
മലയാളം: മിശ്രിതം
Bahasa Melayu: Campuran
Nederlands: Mengsel
norsk nynorsk: Blanding
ਪੰਜਾਬੀ: ਰਲਾਵਟ
polski: Mieszanina
português: Mistura
Runa Simi: Chaqrusqa
română: Amestec
русский: Смесь (химия)
Scots: Mixtur
srpskohrvatski / српскохрватски: Smeša
Simple English: Mixture
slovenčina: Zmes
slovenščina: Zmes
српски / srpski: Смеша
svenska: Blandning
Tagalog: Halo
Türkçe: Karışım
українська: Суміш (хімія)
اردو: آمیزہ
isiXhosa: Umxube
中文: 混合物