Metrocentro de Sevilla

Metrocentro
Tranvía de Sevilla
Seville Metro Train.JPG
Metrocentro a su paso por la Calle San Fernando
Lugar
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg  Sevilla
simple  Andalucía
Flag of Spain.svg  España
Área abastecida Centro de la ciudad de Sevilla
Descripción
Tipo Tranvía
Inauguración 28 de octubre de 2007
Inicio Estación de San Bernardo
Fin Plaza Nueva
Características técnicas
Longitud 2 km (Fase II)
Estaciones 5
Ancho de vía 1.435 mm
Propietario Ayuntamiento de Sevilla
Explotación
Líneas 1
Pasajeros 4.542.282 2012
Flota 4 tranvías Urbos 3 de CAF (1 de reserva)
Velocidad media 10 km/h
Operador TUSSAM
Esquema
KBHFa
San Bernardo Cercanias.svg Símbolo del Metro de Sevilla.svg
BHF
Prado de San Sebastián Pictograms-nps-bus-shuttle.svg Pictograms-nps-bus-shuttle2.svg Símbolo del Metro de Sevilla.svg
BHF
Puerta Jerez Símbolo del Metro de Sevilla.svg
BHF
Archivo de Indias
KBHFe
Plaza Nueva
Notas
Página web www.tussam.es
[ editar datos en Wikidata]

Metrocentro de Sevilla es un sistema tranviario de transporte público que recorre el centro de la ciudad andaluza de Sevilla ( España). Su trazado, inaugurado el 28 de octubre de 2007, une el intercambiador de la estación de ferrocarriles de San Bernardo con Plaza nueva, situada en el casco histórico.[1] El sistema consta de una línea única, identificada como T1, propiedad del Ayuntamiento de Sevilla y operada por la empresa municipal de transportes TUSSAM.

El objetivo del Metrocentro es ejercer las funciones de lanzadera entre el centro de la ciudad y los principales medios de transporte público colectivo: los autobuses urbanos y metropolitanos, los trenes de cercanías y el Metro de Sevilla. En sus cinco primero años de vida movió un total de 23.5 millones de pasajeros, con una media 4,5 millones de viajeros por año.

Historia

Antecedentes

En 1887 Sevilla disponía de una gran red de tranvías, primero de tracción animal,[5]

El proyecto del tranvía actual tiene origen entre los años 2004 y 2006, en los cuales el Ayuntamiento de Sevilla se mostró proclive a peatonalizar el centro y casco antiguo de la capital con el fin de reducir la alta contaminación, aumentar los espacios peatonales y potenciar la movilidad sostenible en la zona. Por aquel entonces, vías como la Avenida de la Constitución eran una de las principales arterias para el tráfico rodado de la ciudad. En un primer momento, estos planes tuvieron una importante oposición por parte de conductores, algunos comerciantes y taxistas.[6]

Los cambios, que también suponían la eliminación de autobuses y taxis, obligaban a buscar un medio de transporte que pudiese circular por vías peatonales y que al mismo tiempo fuese completamente eléctrico. En 2006, el Plan de Movilidad municipal del ayuntamiento ya mostraba la intención de crear una línea de tranvía que recorrería los 2 km que discurrían entre Plaza Nueva y San Bernardo.[7]

Construcción

El coste de las obras del Metrocentro supuso una inversión de 60,5 millones de euros. El Ayuntamiento de Sevilla aportó 19,6 millones, mientras que los 40,9 millones restantes fueron financiados por la Junta de Andalucía.

Aunque en el proyecto inicial estaba previsto que el futuro tranvía contase con tramos en los que circularía sin hilo de contacto, la primera fase de construcción dio lugar a un sistema ferroviario con catenaria a lo largo de todo el recorrido. La instalación de catenarias y postes en zonas históricas de la ciudad impulsaron quejas por parte de los vecinos debido al alto impacto estético que provocaban los cables en entornos históricos como la Catedral.[8]

En la primera fase de construcción, el recorrido del Metrocentro sólo transcurría entre Prado de San Sebastián y Plaza Nueva, dejándose para más adelante la ampliación hasta la estación de San Bernardo. Estas obras, que tuvieron un año de duración, preveían en un principio la apertura para el 24 de septiembre de 2007.[10]

Inauguración

Metrocentro en 2008, cuando aún requería de catenaria para su circulación.

En un primer momento, los ferrocarriles que daban servicio al Metrocentro eran cinco unidades de Urbos 2 cedidas en régimen de alquiler por Metro de Sevilla, ya que las obras del subterráneo aún no habían finalizado. Los trenes fueron trasladados y encarrilados en las vías del Metrocentro durante el verano de 2007, unos meses antes de la inauguración. Durante los seis meses de pruebas en superficie se podía apreciar que los trenes, a pesar de que ya eran gestionados por TUSSAM, aún estaban serigrafiados con la imagen del Metro de Sevilla.

El 28 de octubre de 2008 tiene lugar la inauguración oficial del Metrocentro de Sevilla en una ceremonia conmemorativa. Para la inauguración, tal y como se había adelantado, el sistema requería de catenaria en todo el recorrido.

La presencia del hilo de contacto tenía el inconveniente de que en cada Semana Santa se cruzaba con las zonas por las que pasarían las cofradías, lo cual hacía complicadas las procesiones. En estos casos el ayuntamiento solucionaba el problema retirando temporalmente las catenarias en el casco histórico de la ciudad y volviéndolas a montar una vez terminaba este periodo. Esto provocaba que durante varios años consecutivos, el servicio entre las paradas de Archivo de Indias y Plaza Nueva quedaba suspendido durante más de un mes.[11]

Circulación sin contacto y ampliación

Metrocentro en 2012, circulando sin necesidad de hilo de contacto.

Un año después de la inauguración, TUSSAM decidió comprar definitivamente a Metro de Sevilla las cinco unidades que tenía en régimen de alquiler por un total de 12 millones de euros. El fabricante de las unidades definitivas del Metrocentro — CAF— acumulaba un importante retraso en el desarrollo y fabricación del sistema de circulación sin contacto, por lo que el Ayuntamiento de Sevilla, en virtud del contrato suscrito, mostró su intención de penalizar a la empresa.[12]

CAF negoció con el Ayuntamiento una solución al problema: La compañía se comprometía a sustituir sin coste las unidades de Urbos 2 que hasta entonces estaba utilizando el tranvía por unidades de Urbos 3: un nuevo modelo, más ligero y eficiente y que incorporaba de serie el sistema de circulación sin necesidad de catenaria. El Ayuntamiento aceptó la propuesta, por lo que CAF pasó a instalar los nuevos tranvías y se quedó las unidades antiguas de Urbos 2. Casualmente, un año más tarde la compañía revendería estas unidades al que fuese su dueño original, el Metro de Sevilla, por 9,5 millones de euros.[12]

Las nuevas unidades, de diseño similar a los anteriores, incorporaban algunas mejoras: El nuevo sistema de carga suponía un ahorro energético del 76% con respecto al modelo anterior. Si bien, el que los trenes fuesen ligeramente más estrechos que su predecesor obligó a llevar a cabo obras de reacondicionamiento en todas las paradas, agrandando los andenes 12,5 centímetros.[13]

El 20 de mayo de 2010 se estrenaron los nuevos tranvías, convirtiéndose en la primera travesía del Metrocentro sin catenaria. Sin embargo, debido a problemas presupuestarios, las antiguas catenarias no fueron desmontadas por completo hasta un año más tarde, retirándose el último tramo el 7 de abril de 2011.[12]

El 15 de abril de 2011, tras cinco años de funcionamiento del sistema, se inauguró la primera ampliación del recorrido inicial, alcanzando finalmente el intercambiador de la Estación de San Bernardo y conectándolo así definitivamente con el Metro de Sevilla y los trenes de cercanías.

Other Languages