Metro de Sevilla

Metro de Sevilla
Pjerez1.JPG
Estación de Puerta Jerez.
Lugar
Ubicación Flag of Sevilla, Spain.svg Sevilla
Flag of Andalucía.svg  Andalucía
Flag of Spain.svg  España
Área abastecida Área metropolitana de Sevilla
Descripción
Tipo Metro ligero
Correspondencia
Inauguración 2 de abril de 2009
Inicio Ciudad Expo
Fin Olivar de Quintos
Intercambiadores San Bernardo
Características técnicas
Longitud 18 km
Estaciones 22
Ancho de vía 1.435 mm
Sistemas de seguridad Puertas de andén
Velocidad máxima 70 km/h
Propietario Junta de Andalucía
Explotación
Nº líneas 1
Nº trenes 21
Pasajeros 14.5 millones/año [1]
Flota 21 ( CAF Urbos 2)
Velocidad media 30 km/h
Operador Metro de Sevilla S.A.[2]
Mapa
Plano esquematico Metro Sevilla.svg
Plano esquemático del metro de Sevilla
Notas
Página web www.metro-sevilla.es
[ editar datos en Wikidata]

El Metro de Sevilla es una red de metro ligero que da servicio a la ciudad andaluza de Sevilla ( España) y a su área metropolitana. Actualmente consta de una única línea operativa, inaugurada el 2 de abril de 2009, que cuenta con un total de 22 estaciones repartidas por cuatro términos municipales del área metropolitana. Con una longitud de 18 km y 22 estaciones, es la quinta red de España en cuanto a número de pasajeros y kilómetros explotados, con un total acumulado de 90 millones de viajeros transportados en 2015.

El material rodante del Metro de Sevilla está compuesto por una flota de 21 CAF Urbos 2 de 31 metros de largo y en los que caben hasta 202 pasajeros (145 de pie y 57 sentados), si bien permiten acoplar módulos adicionales para aumentar su capacidad. La velocidad máxima de circulación es de 70 km/h.[3]

La red de Metro de Sevilla fue la séptima en ser inaugurada en España, por detrás de los metros de Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao, Alicante, y Palma de Mallorca.

Historia

Proyecto inicial de la década de 1970

Plano de primer proyecto de metro concebido en la década de 1970.

Los primeros pasos para la creación de un ferrocarril metropolitano para Sevilla se remontan a la década de los años 60. En el año de 1968 el Ayuntamiento de Sevilla, en su «Plan decenal de actuación municipal», afirmaba que los transportes de superficie se manifestaban insuficientes para atender las demandas de movilidad de los ciudadanos, debido al agotamiento de las capacidades viales y al creciente desarrollo del transporte privado. Dicho plan proponía estudiar la creación de un ferrocarril metropolitano subterrráneo para la década de los 70.[4]

El 30 de julio de 1969 el pleno municipal del ayuntamiento aprueba el estudio, enviándolo al Ministerio de Obras Públicas que, al revisarlo, convocó un concurso para la redacción del proyecto. En septiembre del 72 concluye dicha redacción, originando el primer anteproyecto del Metro de Sevilla. El primer proyecto planteaba una red formada por tres líneas interconectadas entre sí que sumaban un total de 27.2 km y 32 estaciones, planteando el soterramiento de las vías en el centro de la ciudad y su paso en superficie en la periferia. El proyecto convertiría a Sevilla en la tercera ciudad española con metro.[5]

La línea 1, de 10,5 km soterrados, conectaba el Este con el Norte de la ciudad pasando a su vez por el corazón del centro histórico. El proyecto de línea 2, de 7,2 km preveía un trazado que unía el noroeste y el sur de la capital. Por su parte, la línea 3 hubiese completado la red con un trazado de este a oeste, bordeando el centro de la ciudad por la Ronda Histórica.

Las primeras obras experimentales arrancaron en la Alameda a mediados de 1974. Tras la correspondiente aprobación de la ley por parte de las cortes franquistas, las obras de ejecución de la línea 1 fueron inauguradas comenzando por el tramo La Plata-Gran Plaza en abril de 1976. En 1978 y 1979 se licitaron los tramos segundo y tercero de la línea, correspondientes a los tramos Plaza-Estrella y Estrella-Plaza Nueva respectivamente.

A pesar de que las obras marcharon sin incidentes con varios kilómetros de túnel construidos hasta que el 4 de noviembre de 1981 se observó un hundimiento del monumento a San Fernando situado en Plaza Nueva. El 28 de marzo de 1982 se produjo un socavón de más de 5 metros en Estación de Puerta Jerez y a finales del mismo año aparecieron grietas en la Estación de San Bernardo y en el edificio de La Equitativa.

Estos hechos desataron la alarma ciudadana y alentaron una campaña en contra de los avances del proyecto de metro. En 1984 se produce la suspensión de las obras tras un estudio de una comisión asesora, que aconsejaba paralizar el proyecto hasta realizar nuevos estudios. Por aquel entonces ya se habían invertido 5.000 millones de pesetas y se habían construido 3 kilómetros de túnel y tres estaciones de la línea 1.

La suspensión de las obras se convierte en definitiva tras un informe de la administración en la que se manifestaban los temores de que las obras pudiesen provocar daños en numerosos edificios históricos a causa de la compleja y frágil naturaleza del suelo sevillano, así como la falta de rentabilidad económica del proyecto debido a la inexactitud de los informes que estimaban un aumento de la población muy superior al que se produjo.

Proyecto actual

Proyecto completo de la red de Metro de Sevilla.

Quince años después de la suspensión del proyecto, en 1999 el pacto municipal tras las elecciones municipales entre PSOE y Partido Andalucista propicia la reactivación del proyecto, amparándose en los avances producidos en la tecnología para la construcción de túneles a y un efectivo crecimiento de la población.

La Junta de Andalucía desarrolló un proyecto básico que recuperaba las obras de la línea 1 del metro, por lo que encargó tareas de diagnóstico para comprobar el estado y recuperar las construcciones que ya se encontraban efectuadas del anterior proyecto. La línea preveía un nuevo trazado que abarcase los municipios del cinturón metropolitano.[4]

En el año 2003 se concreta el proyecto y se sientan las bases de la nueva red de metro. Esto se produjo en el contexto de una serie de planes que se llevaron paralelamente en varias provincias andaluzas para la expansión del ferrocarril urbano en la comunidad y que preveían también la creación del Metro de Málaga, el Metro de Granada, el Tranvía de la Bahía de Cádiz y el Tranvía de Jaén.

El nuevo proyecto contemplaba la creación de cuatro líneas, con algunos tramos subterráneos y otros en superficie. Las líneas 1 y 2 recorrerían de forma paralela el área metropolitana de Este a Oeste uniendo la capital con los municipios de Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas. La línea 3 sería transversal mientras que la línea 4 haría el papel de circular.[6]

Construcción

Vestíbulo de la Estación de Puerta Jerez.
Entrada de la Estación de 1º de Mayo.

El 23 de septiembre de 2003 dan comienzo las obras del metro de Sevilla, comenzando con la construcción de la Estación de Nervión y la rehabilitación del túnel construido 25 años atrás, que por aquel entonces se encontraba en estado de inundación tras años en desuso. En una primera fase se contemplaba la construcción y puesta en marcha de la línea 1, dejando la proyección para cuando se hubiese inaugurado el sistema. Las obras contemplaban una inversión de 428,5 millones de euros y preveían su finalización en junio de 2006.[7]

Las obras de construcción avanzaron, sin embargo no exentas de multitud de problemas e incidentes técnicos durante su construcción que retrasaron su fecha de apertura y aumentaron el presupuesto. Los trabajos provocaron múltiples socavones en múltiples tramos de calzada a lo largo de la capital y el desplome de una viga en la SE-30.[8]

En junio de 2006, fecha en la que se había previsto inicialmente la inauguración, aún quedaban por ejecutar más de la mitad de las obras del trazado. Sin embargo, a pesar de encontrarse con algunos cambios de trazado y desvíos de maquinaria, los trabajos ya avanzaban con mayor rendimiento por aquel entonces.[4]

En primavera de 2007 se inauguró el tranvía municipal que recorre el casco histórico de la capital, el Metrocentro. Por aquel entonces el tranvía carecía de unidades propias con los que realizar el servicio, por lo que Metro de Sevilla llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento por el cual cedió cinco unidades de Urbos 2 a TUSSAM en régimen de alquiler a razón de 37.500€/mes.

Unos meses más tarde TUSSAM compró decidió comprar definitivamente las unidades a Metro de Sevilla por 12 millones de euros. Sin embargo, cuando el tranvía estrenó nuevos ferrocarriles en 2010, devolvió los antiguos a su fabricante, CAF, el cual posteriormente los revendió de nuevo a Metro de Sevilla por 9,5 millones de euros.[9]

El 27 noviembre de 2008, a 24 días de la planeada fecha de apertura del servicio, ocurrió un notable incidente que obligó a retrasar la inauguración tres meses y medio más: Una filtración de agua producida por las actuaciones que se estaban realizando en la Estación de Puerta Jerez originó un corrimiento de tierras que provocó un gran socavón en la calle Almirante Lobo de tres metros de profundidad y seis metros de diámetro. Esto a su vez provocó el hundimiento de un quiosco de prensa, que quedó completamente engullido por el agujero.[10]

Inauguración

El Metro de Sevilla finalmente fue inaugurado el 2 de abril de 2009 en una ceremonia especial de apertura a la que acudieron personalidades políticas del gobierno andaluz y el Ayuntamiento. Durante ese día se llevaron a cabo diversos actos informativos para fomentar y dar a conocer el funcionamiento el nuevo medio de transporte en la ciudadanía. Sevilla se convirtió así en ser la primera ciudad de Andalucía en disponer de ferrocarril metropolitano y la séptima de España.[11]

Other Languages