Metro de Bogotá

Metro de Bogotá
Metro de Bogotá logo.png
Lugar
Ubicación Flag of Bogotá.svg  Bogotá, Flag of Colombia.svg  Colombia
Área abastecida Bogotá
Descripción
Tipo Metro
Sistema Sistema integrado de transporte
Medios de transporte Metro Pesado
Inauguración Prevista en 2022
Intercambiadores Av. Boyacá - NQS - Hortua - Av. Caracas (conexión TransMilenio)
Depósitos 1 (Localidad de Bosa - Parqueadero Taller)
Características técnicas
Longitud 30,58 km
Estaciones 15 (fases 1 y 2)
Ancho de vía 1435 mm (4 ft 8½ in) ( Ancho estándar)
Velocidad máxima 40 km/h
Propietario Flag of Bogotá.svg Bogotá
Explotación
Líneas 1
Nº líneas Linea 1 Metro de Bogotá.png Línea 1 ALO - Calle 127
Nº trenes 50 + los de reposición
Nº vagones 6
Pasajeros 45 000 pas./día.
Frecuencia Por definir
Operador Empresa Metro de Bogotá S.A. (EMB S.A.) - Pública
Notas
Página web http://www.metrodebogota.gov.co/
[ editar datos en Wikidata]

El Metro de Bogotá es un proyecto de transporte masivo que busca mejorar la movilidad de la ciudad de Bogotá, capital de Colombia. La construcción del Metro de Bogotá ha sido objetivo de debates y estudios desde 1950 cuando el alcalde Fernando Mazuera decidió eliminar el tranvía enterrando sus rieles.[1]

La construcción del Metro de Bogotá fue el proyecto bandera de Samuel Moreno para llegar a la Alcaldía Mayor de la ciudad en 2008, con la promesa de construir un sistema de transporte masivo que complementara el sistema TransMilenio. El primer diseño fue entregado en agosto de 2009 por el consorcio español Sener-TMB, ganador de una licitación pública para los estudios de factibilidad del proyecto.[2] Sin embargo, el proceso de licitación y construcción se descarriló debido al caso de corrupción del Carrusel de la Contratación.

Historia

Primera propuesta para la primera línea del Metro de Bogotá 1997.

El debate sobre la necesidad y factibilidad de la construcción de un sistema de tren metropolitano para Bogotá se inició en los años 1950 a raíz del colapso del Tranvía de Bogotá. Así mismo, desde la quiebra de los ferrocarriles, se han realizado numerosos estudios para la implementación de un sistema de transporte masivo que integre un tren metropolitano. [ cita requerida]

Década de los 60

En los 50, el General Gustavo Rojas Pinilla, inició el proceso para contratar los estudios del Metro de Bogotá con la compañía del Metro de Nueva York, pero el golpe de estado dado al mismo, canceló la iniciativa.

En 1955, el modelo de transporte por medio de solo Buses, se instaló en la ciudad y la condenó al atraso que hoy, en pleno siglo XXI, continúa siendo el único medio de transporte público colectivo de Bogotá.

Década de los 80

En 1981, el director de Fedesarrollo Miguel Urrutia Montoya, durante la presidencia de Julio Cesar Turbay y la alcaldía de Hernando Durán Dussán, realizó estudios sobre estimativos de costos para cinco alternativas de metro, las cuales fueron archivadas.[ cita requerida] Estos fueron los estudios más completos del metro, basados en el análisis la situación de la época de Bogotá. Proponía un periodo de construcción de 5 años, con entrega en 1986, de la primera línea o ‘línea prioritaria’ como es llamada en los estudios. Esta línea 902 jm tenía un coste aproximado de USD $797 millones[ cita requerida]. A pesar de estar cerca de convertirse en realidad, diversos retrasos y complicaciones, más la discusión que surgió en torno a la posible realización del Mundial de fútbol de 1986 en Colombia, impidieron que los recursos estuvieron listos para la construcción. La Tragedia de Armero y el Holocausto del Palacio de Justicia fueron otros dos sucesos que influyeron fuertemente en la economía del país y en los recursos de esta obra.[ cita requerida]

En 1987 seis países formularon propuestas para la construcción del Metro de Bogotá.

En 1988 durante el gobierno de Virgilio Barco se anunció la negociación con firma italiana Intermetro para la construcción del Metro, porque ese país había formulado la mejor propuesta para la construcción del mismo.[ cita requerida]

Década de los 90

En 1990, durante el gobierno del alcalde Juan Martín Caicedo Ferrer, se logró establecer un acuerdo con el Gobierno Nacional sobre los aspectos técnicos y jurídicos de la realización del metro. Sin embargo, no se logra un consenso en el aspecto económico, especialmente en el método de financiamiento. Se estudiaron treinta posibilidades de financiamiento, entre ellas la sobretasa a la gasolina.[3] Por esto, más la inestabilidad económica y de seguridad del país, el proyecto fue aplazado indefinidamente.

En 1991, Jaime Castro Castro estableció no obstante el Proyecto Metro de Bogotá y creó la empresa del mismo nombre para llevar a cabo estudios de factibilidad, financiación y construcción del sistema masivo de transporte.[ cita requerida]

Durante 1996 y 1997 el Departamento Administrativo de Planeación Nacional contrató a Fedesarrollo para realizar estudios para definir la estrategia financiera e institucional del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) y el desarrollo de la primera línea del metro para Bogotá, la cual serviría de base para la ejecución de etapas posteriores. Antes del estudio el gobierno nacional se había comprometido a pagar el 70% del costo total de la obra. [ cita requerida] Aunque el estudio de Fedesarrollo concluyó que el metro si debía construirse, el gobierno consideró los costos propuestos como desmedidos.

Sin embargo, a finales de los años 1990 la economía nacional pasó por una recesión que agravó la situación fiscal del gobierno nacional de tal forma que se llegó a un déficit cercano al 6% del PIB y altas tasas de desempleo. La situación fiscal de Bogotá también se vio afectada por esta recesión; los ingresos no crecieron como se esperaba y hubo déficit en las finanzas, obligando a una reducción en los gastos de inversión.[ cita requerida] Adicionalmente, la crisis en el Instituto de Seguros Sociales (ISS) llevó al gobierno a desviar importantes recursos a esta institución para evitar su colapso financiero. Como consecuencia de esta crisis, el gobierno se vio forzado a salir al mercado a buscar recursos para financiar el déficit nacional, en vez de recurrir como acostumbraba a las reservas del ISS para financiar estos déficits (usando las reservas del ISS en inversiones forzosas o convenidas en títulos de tesorería del gobierno nacional). Esto presionó las tasas de interés, lo cual empeoró aún la ya pobre situación de la economía nacional.

Estas coyunturas forzaron al aplazamiento de la construcción del Metro y a la puesta en marcha de una solución alternativa para el problema de transporte masivo en Bogotá, lo cual resultó en la implementación del sistema TransMilenio.[4]

Es notable que, la ley 30 de 1996,[5] comúnmente llamada Ley de Metros, obliga al gobierno nacional a contribuir de manera importante en la financiación de la construcción del tren metropolitano de la capital de Colombia.

Década del 2000

Samuel Moreno, alcalde de Bogotá para el periodo 2008- 2011, utilizó la promesa de la construcción del Metro como su principal bandera electoral. La licitación se realizaría en 2009, para iniciar la construcción en 2010,[8]

Para construir el Metro de Bogotá y otros proyectos férreos, Moreno tenía planeado constituir la Empresa de Transporte Férreo Metropolitano, la cual se haría cargo de todos los proyectos de movilidad de la ciudad incluyendo metro de Bogotá, tren metropolitano de la Sabana de Bogotá, trenes turísticos, concesión de carga y extensión de TransMilenio a Soacha.[10]

Estudios básicos y diseño inicial

El 02007-11-02 2 de noviembre de 2007, el Concejo de Bogotá aprobó dentro del presupuesto de 2008 una partida para el estudio de factibilidad de construcción del metro. Al día siguiente, el 02007-11-03 3 de noviembre de 2007, el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez avaló la iniciativa de construir el Metro de Bogotá con varias condiciones: que siga adelante la construcción de la Fase 3 del sistema TransMilenio tal como está previsto, y que el Metro sea autosostenible.[12]

La licitación para el diseño de la obra fue abierta por la Alcaldía de Bogotá el día 19 de marzo de 2008 y se cerró a finales de abril. Inicialmente, 56 firmas de 27 países se presentaron a la licitación,.[16]

Los primeros retrasos se evidencian cuando, luego de obtener del distrito la cifra de $19,600 millones de pesos (o $9.9 millones de dólares) para la realización de los estudios, Sener-Transporte Metropolitano de Barcelona aseguró que no estarán listos antes del 20 de julio de 2009, pasado el plazo de tiempo establecido y de tres aplazamientos subsecuentes.[19]

Propuesta de primera línea

El 02009-08-19 19 de agosto de 2009, la empresa Sener-Transporte Metropolitano de Barcelona (TMB), determinó cuatro posibles rutas del Metro de Bogotá, siendo la principal una que comenzaría en la Carrera Séptima con Calle 127, empalmando con la Avenida Boyacá, cruzando su trazado hacia el sur hasta la localidad de Usme, en su cruce con la Avenida Caracas. Asimismo, se señalaron otras vías como la Primero de Mayo, la Avenida 68, y la Carrera 13, en la totalidad de sus recorridos, y un plan de desarrollo a futuro hasta el año 2038.[22]

El 02009-08-26 26 de agosto de 2009 la Alcaldía de Bogotá reveló oficialmente la primera línea de Metro, hecho que anunció el alcalde Samuel Moreno luego de reunirse con el presidente de la República Álvaro Uribe Vélez.[25]

El costo de la primera línea, según esta propuesta, ascendería a $13.9 billones de pesos (unos $3,920 millones de dólares), con 27 kilómetros, 20 de ellos subterráneos. El costo sería financiado en un 70% por el gobierno nacional, y habría dineros para vigencias futuras a partir de 2016,[27] debido a, entre otras cosas, el tipo de suelo en el que se encuentra Bogotá.

Década del 2010

Propuesta del Mapa de la primera fase del Metro de Bogotá en obra (2011-2016).

Aprobación de recursos para construcción

En rueda de prensa en la Casa de Nariño en 2010, la Alcaldía Mayor y la Nación, lograron un acuerdo donde el gobierno nacional autorizó 300 mil millones de pesos anuales a partir de 2016 hasta 2032 para la movilidad en el Distrito Capital,[28]

Moreno obtuvo entonces vía libre para contratar los estudios de ingeniería de detalle de la primera línea y así continuar con el cronograma, pero deberá de manera simultánea recalcular el modelo de demanda de pasajeros. Dentro del acuerdo se especifican 40 mil millones de pesos anuales adicionales para el Tren de Cercanías, y sugirieron al gobernador de Cundinamarca, Andrés González, estudiar alternativas de tren de más bajo costo.

Carrusel de la contratación

A pesar de los avances, desde 2009 se empezaron a detectar problemas con el proyecto. Las más importantes críticas se centraron en la ‘improvisación’ denunciada por el representante a la Cámara, Simón Gaviria, quien señaló irregularidades en la etapa de diseños.[30]

El proyecto sufrió una paralización en 2011, luego de que Samuel Moreno fuera suspendido de su cargo como alcalde de Bogotá y detenido en prisión por su participación en el Carrusel de la Contratación. Este escándalo de corrupción llevó al aplazamiento de proyectos de infraestructura del país, incluyendo el metro, y a un estancamiento de la infraestructura de Bogotá. Además, el postergamiento de al menos 5 años en la construcción del metro continuó generando pérdidas económicas a la ciudad y a productividad de sus habitantes, puesto que el metro se ha venido exponiendo como un punto clave para la mejora del transporte público en Bogotá.

Administración Petro

El alcalde de Bogotá Gustavo Petro, después de intentar usar los recursos que se habían aprobado para el metro en un sistema de tranvía que llamó "metro ligero"[32]

El 02013-05-05 5 de mayo de 2013, el alcalde anunció el acuerdo definitivo para la construcción del metro.[35]

El 02014-10-07 7 de octubre de 2014 Petro presentó los estudios finales para la construcción del Metro de Bogotá.[39] define el Sistema de Movilidad de la capital y considera el Metro de Bogotá como el principal componente del sistema de transporte de la ciudad junto con otros sistemas de transporte como TransMilenio y el Tren de Cercanías.

Al terminar el periodo administrativo, Petro no logró culminar la propuesta de construcción de metro de Bogotá con la que impulsó su campaña a la alcaldía en las elecciones locales de Bogotá de 2011.[40] El tiempo que tomo realizar los estudios y las trabas de la administración central hicierón que el proyecto se dilatara.[ cita requerida]

Administración Peñalosa

Al inicio de la administración, Peñalosa anuncio que revisaría los estudios, su propuesta es retirar una parte del trazado subterráneo, aunque el proyecto requiera nuevos estudios que por lo menos tardarán un año.[41]

El 1 de abril de 2016 firmó en la ciudad de Medellín un convenio interadministrativo con la empresa Metro de Medellín y el alcalde de esa ciudad Federico Gutiérrez. El propósito es que las dos administraciones unan esfuerzos para que en el futuro haya una buena prestación del servicio de transporte masivo en la ciudad de Bogotá. El convenio busca estrategias para fomentar la cultura ciudadana, colaboración en el diseño de sistemas integrados de transporte y la estructuración de especificaciones técnicas para la construcción del Metro de Bogotá.[43]

El 4 de abril de 2016 la Alcaldía dio a conocer el diseño de las estaciones de la primera línea del metro. Se anunció que los espacios comunes de las estaciones no se construirán sobre el separador central de las vías sino en edificios aledaños conectados a las plataformas de embarque a través de pasarelas. Según el anuncio, las estaciones contarán con locales de comercio, comidas, bancos, baños, primeros auxilios, auditorios, jardines o biciparqueaderos dependiendo la zona en la que se encuentren,[46]

El 25 de abril de 2016, el Concejo de Bogotá aprobó en sesión plenaria la creación de la empresa «Metro de Bogotá S.A.» después de haber convocado a sesiones extras el 25 de febrero y se anunciara que la junta directiva de la empresa estaría compuesta en un 70% por miembros dispuestos por el Gobierno Nacional y en un 30% por el Distrito ya que de esa manera se reparte la financiación de la obra y que sería una empresa independiente a los demás organismos distritales después un análisis técnico y jurídico entre el Distrito y el Gobierno Nacional.[48]

El 17 de septiembre de 2016, el Alcalde Enrique Peñalosa, junto con el presidente Juan Manuel Santos realizaron la presentación del trazado definitivo que tendrá el Metro de Bogotá, además, se reveló que la extensión de la primera línea aumentó y ahora irá desde el Portal de Las Américas hasta la calle 127 con autopista Norte. Se anunció que la construcción del metro se hará en tres fase: la primera fase irá desde el portal de Las Américas hasta la avenida Caracas a lo largo de la avenida Primero de Mayo; la segunda irá hasta la calle 72 a lo largo de la avenida Caracas; y la tercera fase comprende el metro hasta la calle 127 con autopista Norte. Adicionalmente, el presidente Santos anunció que en el mes de octubre expediría el documento CONPES con el que se aseguran los recursos para la construcción del metro.[49]

Other Languages
English: Bogotá Metro
norsk bokmål: Bogotás metro
português: Metrô de Bogotá