Metro de Barcelona

Metro de Barcelona
Barcelona Metro Logo.svg
Barcelona - Estació de la Sagrera (7495880838).jpg
Andén de la línea 5 en la Estación de Sagrera.
Lugar
Ubicación Flag of Barcelona.svg Área metropolitana de Barcelona
Bandera de Cataluña Cataluña
Flag of Spain.svg  España
Descripción
Tipo Metro
Correspondencia
Inauguración 31 de diciembre de 1924 (92 años)
Características técnicas
Longitud 146 km (TMB+FGC+funicular de Montjuic)
Estaciones 180 (156 TMB[Nota 1]
Ancho de vía 1435  mm, 1674  mm y 1000  mm
Propietario Autoridad del Transporte Metropolitano
Explotación
Líneas

L1 barcelona.svg L2 barcelona.svg L3 barcelona.svg L4 barcelona.svg L5 barcelona.svg L6 barcelona.svg

L7 barcelona.svg L8 barcelona.svg L9 barcelona.svg L10 barcelona.svg L11 barcelona.svg L12 barcelona.svg
Nº líneas 12
Pasajeros ~ 464 700 000 pasajeros ( 2015)[2]
Velocidad media 26 km/h[3]
Prestador TMB y FGC
Mapa
Barcelona Metro Map.svg
Plano Esquemático de la red del Metro de Barcelona
Notas
Página web Metro de Barcelona
[ editar datos en Wikidata]

El Metro de Barcelona es una red de ferrocarril metropolitano que da servicio a la ciudad española de Barcelona y a los municipios de su área metropolitana: Badalona, Cornellá de Llobregat, Esplugas de Llobregat, Hospitalet de Llobregat, Moncada y Reixach, El Prat de Llobregat, San Adrián de Besós, Sant Boi de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet.

La red consta de 12 líneas y una longitud de 146 kilómetros con 180 estaciones, siendo la segunda red de metro convencional más extensa de España después de la de Madrid, y, desde diciembre del 2009, la primera que cuenta con líneas totalmente automatizadas. En 2016, la red de metro de Barcelona fue utilizada por 422 millones de pasajeros (TMB+FGC).

El sistema está gestionado por dos operadores diferentes ( TMB y FGC) cuyas tarifas están integradas en el sistema unificado de seis zonas creado por la Autoridad del Transporte Metropolitano, que admite la intermodalidad con los autobuses urbanos, interurbanos, tranvía, el Funicular de Montjuic y los trenes de Cercanías de Renfe.

Historia

El metro de Barcelona tiene sus orígenes en la creación del Ferrocarril de Barcelona a Sarriá (actualmente la línea Barcelona-Vallès) en el año 1863, soterrado posteriormente en el 1929. También forman parte de lo que hoy es la red de metro los proyectos del Ferrocarril metropolitano Norte-Sur y el Ferrocarril Subterráneo SO-NE que fueron los embriones de lo que después se convirtió en el Gran Metropolitano de Barcelona y el Metro Transversal, inaugurados los años 1924 y 1926 respectivamente.[4]

Antecedentes

Trazado del Ferrocarril Metropolitano Norte-Sur de Barcelona.

Durante el siglo XIX, la población de Barcelona se quintuplicó a causa de la industrialización de la ciudad, llegando a los 544.137 habitantes en 1900. En 1863 se inauguró el Ferrocarril de Barcelona en Sarrià (actualmente Línea Barcelona-Vallès) y en 1872 la primera línea de tranvías con tracción animal, desde el Pla de la Boqueria en la Villa de Gracia.

En 1900, el tráfico rodado había aumentado considerablemente y las principales vías iban colapsando. Pablo Muller y Gonçal Zaragoza solicitaron en 1907 la concesión de un ferrocarril subterráneo en Barcelona, llamado Ferrocarril metropolitano Norte-Sur de Barcelona, para unir el Parque de la Ciutadella con el Paseo de la Bonanova, pasando subterráneamente a través del paseo de Colón, la Rambla, Plaza de Cataluña, Paseo de Gracia, calle Grande de Gracia, plaza de Lesseps, la montaña del Putxet y el paseo de Sant Gervasi. A pesar del interés, tanto para técnicos y autoridades municipales, los autores del proyecto no encontraron la financiación necesaria para llevarlo a cabo y transfirieron todos los derechos de la concesión al Banco de Vizcaya.[5]

También surgió la necesidad de unir las diferentes estaciones terminales de ferrocarril que había a principios del siglo XX en la ciudad,[8]

Planteamiento del proyecto

Plano de los ferrocarriles metropolitanos de Barcelona de 1925.

Ya a principios del siglo XX se empezó a estudiar la idea de construir líneas de ferrocarril urbanas en la ciudad de Barcelona. A finales de 1920 se fundó la sociedad Ferrocarril Metropolitano de Barcelona S.A. (FMB), conocida como «El Transversal», que tuvo por objetivo empezar el proyecto para instalar un ferrocarril metropolitano eléctrico y transversal en Barcelona, entre las líneas de Barcelona a Tarragona y Barcelona a Francia, donde la actual estación de España sería su punto de partida.[10]

Durante el mismo año, el Banco de Vizcaya decidió retomar el proyecto de crear una gran línea de suburbano, motivado por el aumento progresivo del tráfico en la red de tranvías, la inauguración del Metro de Madrid y el interés ciudadano que generó la construcción del Metro Transversal. Por Real Orden del 12 de Febrero de 1921 se otorgaba al banco la concesión del ferrocarril eléctrico soterrado por un periodo de 99 años.[11]

Dicha compañía empezó la construcción de la línea Lesseps- Liceo (actual línea 3), proyectada por el ingeniero industrial Santiago Rubió i Tudurí,[9]

Gran Metropolitano

Recorrido del Gran Metropolitano de Barcelona en 1946. Se resalta en verde el tramo perteneciente a la actual L3 y en amarillo el de la L4.

Al poco tiempo de iniciarse las obras por parte del Gran Metropolitano en julio de 1921, la compañía presentó un proyecto de modificación del trazado. Por un extremo se llevaba la estación terminal a la Plaza de Lesseps, en lugar del Paseo de Sant Gervasi, ya que en los últimos años se habían construido diversas líneas de tranvía en la zona y GMB había solicitado la concesión de una de ellas. En el otro extremo, se modificaba el proyecto inicial para crear una nueva línea que se iniciase en el Paseo de Gracia hasta el Portal del Mar, ya que lo construcción de los túneles en el Paseo de Colón se preveía complicada debido a que el subsuelo de dicha zona estaba formado por bloques de piedra y se podían producir filtraciones de agua. El trazado de la nueva línea se preveía por la Ronda de Sant Pere y la Via Layetana. En esta última se aprovecharían los túneles ya existentes que había construido el ayuntamiento en 1908 durante el plan de reforma de la ciudad.[13]

La inauguración del primer ferrocarril metropolitano de la ciudad tuvo lugar el 30 de diciembre de 1924 en un acto presidido por el infante Fernando de Baviera, en representación del rey Alfonso XIII. Quedó abierto al público el tramo entre Cataluña y Estación de Lesseps de la llamada «Línea I». Tenía un recorrido de 2,741 km y cuatro estaciones: Lesseps, Diagonal, Aragón y Cataluña.[14]

El 31 de mayo de 1925 se inauguró la estación de Fontana del Gran Metro, situada entre las estaciones de Lesseps y Diagonal, las cuales están separadas a 1,362 km de distancia.[15]

El 19 de diciembre de 1926 se amplió en tres estaciones el Gran Metropolitano con la denominada «Línea II», con un ramal que discurría desde la estación de Aragón [17]

La ampliación de la Línea II hasta Correos se puso en marcha el 20 de febrero de 1934, mientras que la de la Línea I desde Liceu hasta Fernando llegó en el año 1946.[18]

Metro Transversal

Esquema cronológico de la actual Línea 1.
Tren histórico de la serie 100, que perteneció a El Transversal.

El 7 de marzo de 1922, Por Real Decreto, el Ayuntamiento de Barcelona aprobó la ordenanza que permitió a FMB S.A ejecutar el proyecto de construcción del proyecto definido como «ferrocarril subterráneo de tracción eléctrica y transversal» entre la Plaza de Cataluña y Bordeta, entre las líneas de Barcelona a Tarragona y de Barcelona a Francia.[9]

El desarrollo de los trabajos de construcción, que no comenzaron formalmente hasta el 5 de febrero de 1923, fue complicado y no estuvo exento de complicaciones, debido a que el trazado discurría por calles muy congestionadas y con una densidad de tráfico muy elevada.[19]

El 10 de junio de 1926 se inauguró el tramo entre las estaciones de Bordeta y Cataluña, ya denominada Metro Transversal con el fin de diferenciarla del Gran Metropolitano.[22]

El 1 de julio de 1932 se reformó la estación de Cataluña y se amplió «El Transversal», desde esta estación hasta Triunfo Norte [23]

Un año más tarde, el 1 de abril de 1933, se amplió El Transversal desde Triunfo Norte hasta Marina, que fue construida por la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España gracias al crédito que la Compañía Transversal obtuvo del Ayuntamiento de Barcelona.[24]

En mayo de 1953 se ampliaba la línea hasta la estación de Navas.[26]

Guerra Civil y posguerra

En la etapa comprendida entre 1935 y 1950 el crecimiento del ferrocarril metropolitano se paraliza a causa del estallido de la Guerra Civil Española y la posguerra. Durante este periodo, los túneles las ampliaciones en la red del metro se vieron afectadas ya que, durante esta etapa, los túneles fueron usados como refugios antiaéreos por la población civil o como depósitos de material bélico.[27]

En 1941, la dictadura de Francisco Franco aprobó la ley de «Bases de Ordenación Ferroviaria y de los Tranportes por Carretera» que hacía efectiva el 1 de febrero la nacionalización y agrupación de todas las líneas ferroviarias de ancho ibérico, afectando por tanto a la línea 1 del metro de Barcelona por ser de este ancho. La L1 dependió de Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles (RENFE) hasta el 24 de septiembre de 1943, cuando pasó de nuevo a manos de FMB raíz de los recursos que había presentado la compañía del metropolitano a la expropiación.[28]

Tras la postguerra resurgen los planes de expansión del metro con la inauguración de nuevas líneas y ampliaciones de las existentes en el norte de la ciudad. El 25 de octubre de 1948 se iniciaron las obras de prolongación del Metro Transversal, desde Marina hasta Clot, inaugurándose el 23 de junio de 1951.[32]

Municipalización

Andenes de la actual Línea 3 en la estación de Lesseps.

En octubre de 1952 el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona aprobó un acuerdo donde se preveía la municipalización de todas las empresas de transporte público de la ciudad, afectando así a Ferrocarril Metropolitano de Barcelona, Gran Metropolitano de Barcelona y Tranvías de Barcelona. En 1955 los propietarios del Gran Metropolitano de Barcelona y Tranvías de Barcelona firmaron el acuerdo de la adquisición de las acciones por parte del Ayuntamiento.[35]

En 1958 el Ayuntamiento terminó de comprar el Ferrocarril Metropolitano de Barcelona, en el que ya participaba desde su constitución, aunque desde 1928 ya controlaba buena parte de este.[31]

Una de las mejoras más importantes que trajo consigo la fusión fue la construcción de una galería de conexión de los andenes de la estación de Cataluña que hasta ese momento habían pertenecido a empresas diferentes.[39]

Expansión de la red entre 1968 y 1974

Proyecto del Transversal Alt (en lila) entre Sants y Horta, según el Plan de 1963.
Estación de Virrei Amat en 1971.

Durante la etapa comprendida entre los años 1968 y 1974 el metro creció en dirección al Besós.[42]

En el año 1969 se inauguró el «Transversal Alto» (Actual línea 5), que daba servicio entre las estaciones de Sant Ramón (actual Collblanc) y Diagonal, que comprendía 7 estaciones.[43]​ Un año más tarde se ponía en funcionamiento el tramo entre Verdaguer (en aquel entonces General Mola) y Camp de l'Arpa, llegando hasta la Sagrera.

El 17 de junio de 1970 se amplió la línea III desde Atarazanas [Nota 8]​ y, el 26 de junio de ese mismo año, se amplió la línea V desde Diagonal hasta Sagrera con 6 estaciones, con lo que las líneas II y V se fusionan bajo la denominación de línea V.

Para la entrada en servicio de la línea IV se necesitaron hacer cambios en la red de metro, por lo que quedaron fuera de servicio los tramos Correos-Jaime I y Jaime I-Aragón el 20 de marzo y 4 de abril de 1972, respectivamente.[46]

En 1973 se amplió desde Collblanc a Pubilla Cases.[46]

Expansión por el área metropolitana y fundación de TMB

Primer logotipo de Transports Municipals de Barcelona de 1980.
Unidad de la serie 400 de la línea 1 entre Mercat Nou y Santa Eulàlia en 1987.

Entre 1975 y 1977 el ritmo de inauguraciones se intensificó notablemente. El 20 de enero de 1975 los príncipes de España Juan Carlos y Sofía inauguraron la línea III-B (actual línea 3) con 7 estaciones, desde Ciudad Universitaria hasta Tarragona y, seis meses después, el 17 de julio, se amplió la línea desde Tarragona hasta Pueblo Seco.[49]

El 15 de marzo de 1976 se amplió la línea IV desde Jaime I hasta Barceloneta, pasando por la estación de Correos, que desde 1972 no presta servicio.[50]

A principios de los años 1980, gracias a la instauración de la democracia en España, la red de metro fue transferida a la Generalidad de Cataluña y el consistorio barcelonés, y se creó el ente Transports Municipals de Barcelona para que opere la red.[51]

Integración tarifaria, ampliaciones y mejoras de accesibilidad (1980-1990)

Accesos adaptados de la estación de Sagrada Familia.

El 15 de octubre de 1982 se amplió la línea 4 con tres estaciones, desde Selva de Mar hasta La Pau.[Nota 10]

Con motivo de la inauguración de las ampliaciones de la línea 4 del metro de Barcelona, tanto el Ayuntamiento de Barcelona como la Generalitat de Cataluña mostraban su voluntad de crear una autoridad única que fuese la responsable de la gestión tarifaria del metro. Sin embargo, hubo desacuerdos políticos sobre si esa autoridad debía ser la Corporación Metropolitana de Barcelona o la Generalitat.[54]​ Así, en 1997 nace la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM). Sin embargo, integración tarifaria de los diferentes operadores de transporte del área metropolitana de Barcelona no llegó hasta cuatro años más tarde, en 2001.

El 22 de abril de 1985 la red de metro llegó a San Adrián de Besós y Badalona gracias a la ampliación de la línea 4 con cinco estaciones, desde La Pau hasta Pep Ventura.[55]

Ya en los años 1990, el 18 de febrero de 1992 se amplió la línea 1 con una estación, desde Santa Coloma hasta Fondo. La estación de Fondo fue la primera de la red de metro dotada de ascensores hidráulicos para adaptarla a personas con movilidad reducida y con pavimento podotáctil para personas invidentes. Desde entonces, en cumplimiento de los decretos de accesibilidad aprobados en 1984, todas las nuevas estaciones que crearon o reformaron se hicieron adaptadas.[56]

[58]

Años 2000. Actualización de la red, expansión por Nou Barris y hundimiento del Carmelo

El 21 de septiembre de 2001 se amplió la línea 3 en 2,4 km y tres estaciones, desde Montbau hasta Canyelles.[61]

El 25 y 27 de enero de 2005 se produjeron varios hundimientos en el barrio del Carmelo de Barcelona durante la ampliación de la línea 5 entre Horta y Vall d'Hebron.[65]

Líneas L9 y L10: Llegada del metro automático

Andén de la Línea 10 en la estación de Llefià.

El 13 de diciembre de 2009 se inauguró la línea 9 con cinco estaciones ubicadas en el municipio de Santa Coloma de Gramanet, desde Can Zam hasta Can Peixauet, siendo la primera línea de metro automática de España.[74]

El 12 de febrero de 2016 se puso en funcionamiento el tramo entre el aeropuerto y la Zona Universitaria con una longitud de 19,6 km y 15 estaciones, siendo la frecuencia de paso de 7 minutos, aunque pude ser reducida a menos de 4 minutos en determinados momentos debido a eventos especiales como el Mobile World Congress.[76]​ Para acceder a las estaciones situadas en las dos terminales del aeropuerto, los usuarios deben de adquirir un billete especial de un importe de 4,5 euros.

Desde el 12 de febrero de 2016 la red tiene 180 estaciones (156 de TMB[77]​ y 21,284 de FGC) de extensión. Es una red con ciertas peculiaridades, ya que si bien la línea 1 tiene el ancho de vía de 1674 mm (antiguo ancho ibérico) y la línea 8 tiene ancho de vía de 1000 mm (ancho métrico), en todas las demás líneas el ancho es de 1435 mm ( ancho internacional). Del total de estaciones, 33 tienen correspondencia o enlace: 16 conexiones entre líneas de metro, 9 con Rodalies de Catalunya, 4 con los Ferrocarriles de la Generalidad de Cataluña y 1 con el Funicular de Montjuic.

Accidentes

Other Languages