Mesías del judaísmo

El Mesías del judaísmo (משיח - Mashíaj o Moshíaj),[2] e investido para gobernar tanto al pueblo judío como al resto de la humanidad.

Conocido como "Mashíaj Ben David", el rey en cuestión sería el segundo y último de los dos mesías esperados por el judaísmo. El primero, "Mashíaj Ben Yosef", junto con segundo (Mashíaj Ben David), estarían involucrados en la liberación del pueblo judío del exilio diaspórico y ello daría paso a la tan esperada Era Mesiánica, donde todas las naciones reconocen al Dios de Israel como soberano y reinan la paz y la justicia.[3]

Origen, naturaleza y funciones

La creencia en un mesías hecho hombre (encarnado) no ha sido desde siempre parte del judaísmo. Los precursores de esta creencia fueron los fariseos (פרושים - perushím, herederos de los asideos), quienes se establecieron como grupo hacia el año 170 antes de la Era Común. Hoy en día las varias denominaciones judías tienen desacuerdos sobre esta creencia, especialmente acerca de la identidad y naturaleza del Mesías del judaísmo e incluso de sus funciones específicas en la redención de la humanidad.[4]

En la Biblia, la llegada del mesías de los judíos es profetizada por Yahveh a través de Miqueas (Libro de Miqueas 5:2. Las diversas versiones lo refieren como rey, gobernante o Señor en Israel, sin dar su nombre personal específico. Isaías profetizó que una virgen daría a luz a un hijo, cuyo nombre sería Emanuel (Libro de Isaías 7:17 y 14:7).

Tomo del Mishné Torá de Maimónides. Versión franco-alemana, c. 1200-1400. Metropolitan Museum of Art, Nueva York.

Las ideas de Mesías y de Era Mesiánica son originalmente judías. La noción del Mesías del judaísmo se origina con los fariseos y es retomado en las escrituras de Maimónides, cuyas creencias sobre el Mesías están expresadas en su Mishné Torá.[6] si bien estaría cercano a Dios, posiblemente como sucede en el caso de Moisés.

También se menciona a dicho Mesías en las plegarias diarias de algunos " sidurim", ya que para Maimónides es uno de los fundamentos de la vida judía el creer "con fe completa" en el advenimiento del Mesías, quien garantizará las fronteras bíblicas de la Tierra Santa prometida en la Torá a Israel, así como también la protección del pueblo judío.

Para algunas ramas minoritarias del judaísmo, especialmente la hasidí, el Mesías se manifestaría en la humanidad solo dadas ciertas condiciones, por lo cual cada generación generaría un "candidato" a ser el Mesías, quien asumiría tamaña condición solo si se cumplen los requisitos necesarios. Dicho Mesías se contaría entre 36 hombres justos a los que se conoce como Tzadikim (los "justos en plenitud").

Other Languages
العربية: الماشيح
עברית: משיח