Memoria convencional

La memoria convencional son los primeros 640 KiB. En las primeras computadoras IBM PC y compatibles, era la porción de memoria disponible para los programas en MS-DOS. Arriba de ella estaba el UMA, originalmente reservada para dispositivos de hardware.

En informática, la memoria convencional son los primeros 640 kibibytes de memoria, en computadoras IBM PC y compatibles.[1]

Anteriormente, a especificaciones como Expanded Memory Specification (EMS), Extended Memory Specification (XMS) e High Memory Area (HMA), las aplicaciones de modo real solo podían usar esta parte de la memoria. Incluso cuando la memoria extendida está presente, las aplicaciones de modo real tienen que ser especialmente programadas para usarla, implementando un sistema complejo de relaciones (overlays) usando memoria paginada, por lo tanto, muchas aplicaciones continuaron usando solamente memoria convencional.

Historia

A finales de los años 1980, a medida que las aplicaciones DOS se volvieron más grandes y más complejas, se convirtió en una práctica común liberar tanta memoria convencional como fuera posible, moviendo drivers y programas Terminate and Stay Resident (TSR) dentro de los Upper Memory Blocks (UMB).

Para viejos sistemas operativos de modo real como MS-DOS, frecuentemente valía la pena afinar el sistema para cargar drivers y otros componentes del sistema en los UMB (trozos de memoria extendida remapeados en el Upper Memory Area o UMA) para así dejar libre tanta memoria convencional como fuera posible para poder correr grandes aplicaciones.

Con los sistemas operativos modernos y las máquinas de 32 bits, la distinción entre la memoria convencional y extendida es raramente relevante, puesto que en modo protegido, toda la memoria se puede alcanzar uniformemente.

Other Languages