Melisenda de Jerusalén

Melisenda de Jerusalén
Reina de Jerusalén
Melisende and Fulk of Jerusalem.jpg
Boda de Melisenda de Jerusalén con Fulco V de Anjou (miniatura de la Historia de la Conquista de Jerusalén de Guillermo de Tiro)
Rey de Jerusalén
1131 - 1153
Predecesor Balduino II
Sucesor Balduino III
Información personal
Nacimiento 1105
Fallecimiento 11 de septiembre de 1161
Jerusalén
Entierro Iglesia del Santo Sepulcro, Jerusalén
Familia
Casa real Rethel
Padre Balduino II de Jerusalén
Madre Morfia de Melitene
Consorte Fulco de Jerusalén
Descendencia Balduino III

Armoiries de Jérusalem.svg
Escudo de Melisenda de Jerusalén

[ editar datos en Wikidata]

Melisenda ( 110511 de septiembre de 1161) fue reina de Jerusalén de 1131 a 1153.

Melisenda era la hija mayor del rey Balduino II de Jerusalén y de la princesa armenia Morfia de Melitene. Recibió el nombre de su abuela paterna, Melisenda de Montlhéry, esposa de Hugo I, Conde de Rethel. Tuvo tres hermanas menores: Alicia, princesa de Antioquía; Hodierna, condesa de Trípoli y Ioveta, abadesa de San Lázaro en Betania.

Herencia

Melisenda era la heredera de la dinastía reinante en Jerusalén. En la época, rara vez una monarca ejercía su poder. Algunas de las contemporáneas de Melisenda fueron Urraca de León y Castilla ( 1080- 1126), Matilde de Inglaterra ( 1102- 1169) y Leonor de Aquitania ( 1121- 1204). Pero la autoridad de Melisenda no se transmitió a su hijo, sino que fue independiente de él, como escribió Guillermo de Tiro: reseditque reginam regni potestas penes dominam Melisendem, Deo amabilem reginam, cui jure hereditario competebat («el gobierno del reino quedó en poder la señora reina Melisenda, una reina amada por Dios, pues se lo transfirió por derecho sucesorio»). Melisenda no fue una simple reina regente (en nombre de su hijo Balduino III), sino una reina que reinó como tal, por derecho sucesorio y civil.

Durante el reinado de su padre, ella era filia regis et regni Jerosolimitani haeres («hija del rey y heredera del reino de Jerusalén») y como tal tenía precedencia sobre otros nobles y clérigos en el ceremonial. Con el tiempo, aparece cada vez más a menudo asociada con su padre en la documentación oficial (monedas, concesión de feudos y correspondencia diplomática). Balduino educó a su hija como una sucesora capaz y ella disfrutó del apoyo de la Haute Cour, el consejo real que reunía a la nobleza y el clero del reino.

Pero Balduino también calculó que había que casarla con un poderoso aliado, que protegiese y defendiese su herencia y a sus futuros herederos. Buscó un consorte para su hija, no un rey-consorte que ejerciese de rey, y eligió a Fulco V de Anjou, un famoso cruzado y jefe militar (que a través de un hijo de su primer matrimonio, Godofredo V de Anjou, llegaría a ser en el futuro abuelo de Enrique II de Inglaterra). Durante las negociaciones matrimoniales, Fulco insistió en ser gobernante a la par que Melisenda y Balduino aceptó su petición, pues Fulco era relativamente rico (incluso para ser cruzado) y proveería de tropas y experiencia militar a la defensa del reino. Melisenda dio a luz un heredero en 1130, el futuro Balduino III. Balduino II designó a Melisenda única tutora del niño, excluyendo a Fulco.

Tras la muerte de Balduino II en 1131, Melisenda y Fulco ascendieron al trono como gobernantes conjuntos. Sin embargo, con el apoyo de sus cruzados, Fulco excluyó a Melisenda de la posibilidad de conceder títulos, reduciendo públicamente su autoridad. Este trato dado a la reina irritó a los miembros de la Haute Cour, cuyo propio poder resultaría erosionado si Fulco seguía dominando así el reino.

Other Languages