Medicina ortomolecular

La medicina ortomolecular[8]

El consenso médico y científico sostiene que las amplias afirmaciones de eficacia propuestas por los defensores de la medicina ortomolecular no están adecuadamente probadas como las terapias farmacológicas.[11]​ e instancias en que la medicina usa vitaminas como tratamiento para algunas enfermedades.

Algunas vitaminas en grandes dosis se han asociado a un riesgo aumentado de enfermedad cardiovascular, de cáncer y muerte.[15]

Historia y desarrollo

A principios del siglo xx algunos investigadores formularon hipótesis en las que se apuntaban que las vitaminas podían curar enfermedades; a partir del año 1930, los suplementos vitamínicos comenzaron a ser prescritos en masivamente. Sus efectos en la salud fueron decepcionantes y, entre los años 1950 y 1960, la nutrición fue desacentuada en los currículos estándares de medicina. La organización de Riordon cita figuras de este periodo como fundamentos de su movimiento,[16]​ aunque la palabra “ortomolecular” fue inventada por Linus Pauling en 1967.

Entre los individuos descritos como “ortomolecularistas” se encuentran  Max Gerson, quien desarrolló una dieta que según él, podía curar enfermedades, que fue descrita como inefectiva por la asociación médica americana en el consejo de farmacia y química de 1949. Los hermanos Shute también intentaron tratar enfermedades cardiovasculares con  vitamina E. Muchos conceptos citados ahora por los ortomolecularistas, incluyendo la variación bioquímica de cada individuo y los  errores congénito del metabolismo, debutaron en trabajos científicos durante el siglo XX.

En 1948, William McCormick expuso la teoría de que la  vitamina C tenía un papel muy importante en muchas enfermedades y comenzó a usarlo con sus pacientes en grandes dosis. En 1950, Fred R. Klenner también usó la  vitamina C en dosis masivas para intentar curar una gran variedad de enfermedades, incluyendo la  polio. Irwin Stone estableció que los organismos que no sintetizan su propia vitamina C, debido a una mutación de pérdida de función, tienen la enfermedad conocida como “hypoascorbemia”.

A finales de 1960,  Linus Pauling introdujo la expresión “ortomolecular” para expresar la idea de “las moléculas correctas, en la cantidad correcta”. A partir de las primeras reivindicaciones de los avances médicos de Pauling y otros con la vitamina C, los descubrimientos sobre los efectos en la salud de la vitamina C han sido polémicos y contradictorios. Las reivindicaciones de Pauling han sido criticadas como excesivas.

En investigaciones posteriores se incluyeron nutrientes además de la niacina y vitamina C, incluyendo los  ácidos grasos esenciales.