Mecanismo de tipos de cambio

     Miembros de la eurozona (19)      Miembros del ERM II con opt-out (1)      Miembros de la UE con opt-out (1)      Resto de miembros de la UE (7)

El Mecanismo de tipos de cambio (MTC),[4]

Historia

A principios de 1979, las tasas de inflación anuales de los países europeos fluctuaban entre 2,7% de Alemania al 12,1% de Italia; sin embargo, mediante una mezcla de cooperación de políticas y realineamientos, el acuerdo de MTC pudo sobrevivir e incluso se incrementó al unirse España en 1989, Reino Unido en 1990 y Portugal a inicios de 1992.

Crisis de 1992 - 1993

El MTC sufrió una grave crisis en septiembre de 1992 cuando Italia y el Reino Unido lo abandonaron a causa de la crisis monetaria europea,[5] misma que forzó, en agosto de 1993, a los miembros restantes a retroceder a unos márgenes de los tipos de cambio muy amplios.

El golpe al sistema monetario de 1992 tuvo su origen en los altos tipos de interés del marco alemán. El proceso de reunificación de Alemania había disparado el gasto público en ese país, aumentando la inflación y el déficit presupuestario, por lo que el Banco Federal Alemán elevó los tipos de interés.[6] En este contexto un inversor llegó a vender más de 10 000 millones de libras esterlinas y forzó la devaluación de la moneda en lo que pasó a conocerse como " Miércoles negro".

El funcionamiento del MTC contaba con varios mecanismos de seguridad que ayudaron en sus inicios a reducir la frecuencia de tales crisis. El MTC no era un sistema de tipos de cambio fijos en sentido estricto. La paridad central podía variarse bajo acuerdo de sus miembros, por lo que se trataba más bien de un sistema de tipos de cambio ajustables. Así, la mayor parte de los tipos de cambio fijados por el MTC hasta agosto de 1993 podía fluctuar, sea al alza o a la baja, en un 2,25% respecto a un valor de paridad asignado, aunque varios miembros pudieron negociar bandas de 6%, con lo cual conservaron una mayor flexibilidad para elegir su política monetaria. En agosto de 1993, la mayoría de las bandas se ampliaron al 15% debido a la presión de los ataques especulativos.

El sistema también previó grandes provisiones de extensión de crédito de los miembros de moneda fuerte (como el marco alemán) a los de moneda débil (como la peseta española).

MTC II

Con ocasión de la entrada en funcionamiento del euro, quedó obsoleto el antiguo sistema monetario europeo, por lo que se estableció un nuevo mecanismo de tipo de cambio, conocido como MTC II.[7]

En 1999, debido a la creación del MTC II, la dracma griega y la corona danesa pasaron a formar parte del nuevo mecanismo. Cuando Grecia se unió al euro en 2001, la corona danesa se quedó en ese momento como la única participante.

La corona estonia, la litas lituana y el tólar esloveno se incluyeron en el MTC II el 28 de junio de 2004; la libra chipriota, el lats letón y la lira maltesa el 2 de mayo de 2005; y la corona eslovaca el 28 de noviembre de 2005.

Other Languages