Maximato

Plutarco Elias Calles, presidente de México de 1924 a 1928. Fue apodado como Jefe máximo de la revolución debido a su influencia sobre la política mexicana post-revolucionaria.

El Maximato fue un periodo histórico y político de México que abarcó desde 1928, con el gobierno de Emilio Portes Gil como presidente interino del país, hasta 1934, con el inicio del gobierno de Lázaro Cárdenas. Este periodo se caracterizó por la influencia de Plutarco Elías Calles en la política mexicana, de cuyo apodo de "Jefe Máximo de la revolución" deriva el nombre de este periodo.[1]

Durante el Maximato, tres personas fueron presidentes de México: Emilio Portes Gil, que gobernó como presidente interino tras el asesinato de Álvaro Obregón; Pascual Ortiz Rubio, que fue presidente tras las elecciones convocadas por Portes Gil, y Abelardo L. Rodríguez, quien fue presidente interino tras la renuncia de Ortiz Rubio.[2]

Antecedentes

Gobierno de Plutarco Elías Calles

Plutarco Elías Calles fue presidente de México de 1924 a 1928; su gobierno se caracterizó por los conflictos entre la religión y el Estado, debido a las restricciones al culto católico impuestas por la ley Calles y posteriormente al inicio de la Guerra Cristera en 1927, que buscaba revertir las acciones represoras de Calles hacia la Iglesia.[3]

El gobierno de Calles también se caracterizó por la influencia de Álvaro Obregón, quien había sido presidente de 1920 a 1924, sobre la política mexicana. Inicialmente Obregón planeaba retirarse de la vida pública al finalizar su mandato y trasladarse a Sonora, pero poco a poco decidió volver a la política mexicana, al punto en que se afirmaba que el gobierno era en realidad una diarquía, en la que Calles y Obregón gobernaban juntos al país.[4]

Reelección y muerte de Álvaro Obregón

A partir de 1926, Álvaro Obregón decidió regresar por completo a la vida política, motivado principalmente por su intención de ser reelecto para la presidencia en el periodo posterior al de Calles. Para permitir la candidatura de Obregón, se reformaron los artículos 82 y 83 de la constitución de 1917, (decreto publicado el 22 de enero de 1929 en el Diario Oficial), permitiéndose la reelección presidencial mientras no fuera en el periodo inmediato del mandato.[1]

Álvaro Obregón se presentó como candidato a las elecciones celebradas el 10 de julio de 1928, en las que resultó ganador, con lo que se le otorgaría un segundo mandato presidencial.[4]

Sin embargo, el 17 de julio de 1928, siete días después de que fuera reelecto como presidente, Álvaro Obregón fue asesinado en el restaurante "La Bombilla" de la Ciudad de México por José de León Toral, quien lo acusaba del conflicto entre la Iglesia y el Estado.[5]

A la muerte de Obregón, el poder político de Calles era débil, siendo que el peso político de los obregonistas era superior al suyo y que su presidencia estaba muy manchada debido al estallido de la Guerra Cristera. Calles logró convertir en presidente interino a Emilio Portes Gil, quien pertenecía a una corriente moderada del obregonismo y era, por lo tanto, agradable tanto para él como para sus detractores políticos.[6]

Other Languages
English: Maximato
français: Maximato
Nederlands: Maximato
português: Maximato