Max

Francesc Capdevila ( Barcelona, 17 de septiembre de 1956), más conocido como Max, es un artista español, con una extensa carrera en la que ha abordado prácticamente todos los campos de la actividad gráfica: ilustración, diseño e historieta.

Es, sobre todo, una de las más importantes figuras del cómic español y uno de sus pocos clásicos que aún continúa en activo. Desde sus comienzos, cuando creó a personajes tan populares como Gustavo o Peter Pank, Bardín y más recientemente el diablo cuentacuentos , más reflexivo pero igualmente rebelde, Max ha desplegado un repertorio gráfico y narrativo capaz de moverse en todos los registros y géneros. Con su línea clara, deudora de la tradición valenciana, y su dominio del medio, cuenta historias humorísticas, airadas, tristes, surrealistas..., siempre con una inusitada sensibilidad y una patente voluntad de ruptura y experimentación.

Biografía

Infancia y juventud

Francesc Capdevila Gisbert nació en Barcelona el 17 de septiembre de 1956. Sus lecturas iniciales estuvieron dominadas por las publicaciones de la Editorial Bruguera, junto a títulos como TBO, Pumby y Jaimito. Más tarde conoció clásicos estadounidenses como Flash Gordon y The Phantom y, ya en la juventud, los álbumes de Asterix y Tintín.

En 1973 se unió al grupo El Rrollo (al que pertenecieron, entre otros, Nazario y Javier Mariscal), publicando sus primeras historietas en el fanzine contracultural El Rrollo Enmascarado, primero de su índole en España, el cual también se encargaría de vender por las calles de Barcelona, actividad que no tardó en llevarles a juicio. Este percance, lejos de frenar a su pléyade, estimuló las ansias revolucionarias de aquel plantel de subversivos; Max acababa de descubrir el cómic underground, en especial la obra de Robert Crumb, que se convirtió en su primera gran influencia.

Fue publicando en revistas satíricas como Mata Ratos, en 1974, en prensa alternativa como Star, en 1975, en fanzines (Baladas urbanas, Muérdago, Rock Comix y otros) o en lanzamientos de carácter reivindicativo, como los del Colectivo Butifarra en 1977.

Ingresó en la Facultad de Bellas Artes, donde coincidió con Pere Joan, con el objetivo de convertirse en pintor; sin embargo, finalmente, se sintió más atraído por las capacidades narrativas de la historieta, hacia donde terminó decantando su carrera.[1]

La profesionalización

En 1979 se fundó El Víbora y Max formó parte del equipo artístico fundador. Utilizó a un personaje que había creado anteriormente, Gustavo (comprometido, ecologista y antisistema) y, en 1983, a Peter Pank (parodiando tanto a la obra de animación de Walt Disney como a las tribus urbanas).

En 1984 se trasladó a vivir a Mallorca, de donde es natural su esposa, coincidiendo con el nacimiento de su hija. Es en ese año cuando publicó El carnaval de los ciervos, que supuso un importante cambio estético y temático. A nivel gráfico su nueva influencia fue Yves Chaland; a nivel narrativo, constituyó su primera incursión en temas mitológicos y fantásticos, habituales en su obra.

A esta obra le seguirían, continuando dicho camino, La muerte húmeda, El beso secreto y El canto del gallo, realizada en colaboración con Santiago Auserón para adaptar la canción del mismo nombre del grupo musical de éste, Radio Futura; es en esta última donde empieza a ser visible otra de las influencias de Max, el ilustrador belga Ever Meulen.Con Mujeres fatales, publicada en 1989, trabajó directamente para el mercado francés, lo cual le supuso como ventajas una mayor profesionalización y unos honorarios más elevados; sin embargo, las exigencias editoriales constreñían su trabajo creativo. Tras esta, realizó otras obras de encargo: El jugador de los Dioses, para la Fundación V Centenario y su primera incursion en la prensa para El País en sus suplementos en el El Pequeño Pais :" La biblioteca de Turpín y para El País de las Tentaciones :Alicia en el País Virtual

La ilustración

En la ilustración y el diseño. el trabajo de Max es amplísimo, abarca carteles, libros, revistas y discos. Entre sus trabajos más importantes destacan dos portadas para la revista The New Yorker en (1995) notivo navideño y (1997), el diseño de un reloj Swatch (1997), la creación de la mascota del centenario del Fútbol Club Barcelona (1998) o El Pequeño Larousse 2007 (ilustra la portada y todas las cabeceras alfabéticas).

También ha realizado un corto de animación de la serie Microfilm (Canal Cinemanía, 1999), que fue premiado con un Launs en el 2000 y varios videoclips uno para Radio futura y entre enero de 2008 y septiembre de 2014 Max produjo 349 dibujos para Sillón de orejas cuyo motivo casi siempre son los libros, columna que Manuel Rodríguez Rivero escribe semanalmente sobre los mundos del libro suplemento cultural Babelia de El País

Nosotros somos los muertos

Fue en 1993, ya bastante alejado de la industria cuando creó la historieta Nosotros somos los muertos, una dura historia sobre la guerra en los Balcanes. Autopublicada como un fanzine fotocopiado y vendido en el Saló del Còmic de Barcelona se convirtió en el germen de la revista homónima (también conocida por sus siglas, NSLM) en que, desde entonces y hasta su último número en 2007, Max y Pere Joan editaron des de Palma de Mallorca, sobrevivió gracias a algunas coediciones (con Sinsentido, con Veleta) para situarse como uno de los títulos sobre historieta e ilustración de vanguardia más reputados de Europa

2005 vio publicada una adaptación del capítulo 26 de El Quijote en la obra colectiva Lanza en astillero.

En 2006 crea al personaje Bardín, utilizado en distintos formatos y publicaciones (en este aspecto, existe cierta influencia de Chris Ware, aunque con toques de la escuela Bruguera) que permite a un Max ya libre de imposiciones editoriales experimentar y dar rienda suelta a sus inquietudes.

2008 la muestra Hipnotopía, que recoge parte de sus ilustraciones y en 2012 la exposición 'Max. Panóptica 1973-2011 o visión total de 40 años de trabajo con muy distintas etapas y facetas que en ella puede seguirse el hilo conductor que ha guiado toda su obra. Organizada por el Instituto Cervantes con la colaboración del Institut Ramon Llull, recorre diversas sedes por el mundo, la exposición fue producida en su día por el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MuVIM, Diputación Provincial de Valencia). Pudo verse el año 2011 en Valencia (MuVIM) y en México D.F. (Centro Cultural de España).

En septiembre del 2011 estrena "El hombre duerme el fantasma no" el blog donde empieza a mostrar sus ilustraciones y novedades

En octubre de 2012 después de casi tres años edita "Vapor" y el "blog de vapor" este blog explora el proceso creativo del libro, desde los orígenes de la idea hasta su acabado visual, incluyendo reflexiones y descubrimientos que han ido surgiendo al hilo del trabajo.

En el estand de EL PAÍS de Arco incrusta Paseo astral, una la historieta de 46 páginas que luego es publicada.

Other Languages