Matrimonio entre personas del mismo sexo en la República Checa

Situación legal de las parejas compuestas por personas del mismo sexo en Europa.      Matrimonio      Uniones civiles      Registro cohabitacional.      Reconocimiento de matrimonios homosexuales realizados en otros países/o estados al interior del país
     Sin uniones civiles      Matrimonio prohibido constitucionalmente
     Restricciones a la libertad de expresión y asociación      Penalidad de jure, pero no aplicada de facto.      Pena de cárcel      Cadena perpetua      Pena de muerte

La República Checa, se convirtió en el decimotercero país europeo en aprobar la una ley de unión civil (registrované partnerství), para las personas del mismo sexo. La misma fue aprobada el 15 de marzo del 2006, y entró en vigor el 1 de julio del mismo año.[2]

La ley establece que las parejas del mismo sexo pueden formalizar su unión en las oficinas de Registro Civil para gozar de beneficios similares a los del matrimonio, entre los que están el derecho a la herencia, asistencia médica, pensión alimenticia, y permite la adopción de los hijos biológicos de los contrayentes por parte de su cónyuge, en cambio, no permiten el acceso a las pensiones, los derechos propiedad conjunta, y prohíbe el acceso a la adopción de otros niños. El país también garantiza un registro de parejas de hecho a las "personas que viven en un hogar común" que da derechos de herencia y sucesión en materia de vivienda.[3]

Historia

Tras de la desintegración de la Checoslovaquia ha habido varios intentos crear uniones civiles para las parejas del mismo sexo, y equiparar su legislación en materia de derechos humanos para ingresar en la Unión Europea.

En 1998, un proyecto de ley lo llevó a la cámara, pero no lo logró por dos votos.[8]

El 11 de febrero de 2005, otro proyecto de ley fracasó por un voto. Fue respaldado por 82 de los 165 diputados presentes. La ley recibió el apoyo del Partido Socialdemócrata Checo en el gobierno y del opositor Partido Comunista de Bohemia y Moravia, y fue rechazado por la oposición de la derecha, la Unión Democristiana, y la mayoría del Partido Democrático Cívico. Esta decisión creó una polémica entre los sectores conservadores del país.[9]

En abril de 2005, un proyecto de ley pasó su primera lectura en la cámara con 82 votos a favor y 9 en contra. El 16 de diciembre de 2005, pasó su tercera lectura, con 86 votos a favor, 54 en contra y 7 abstenciones.[13]

El 16 de febrero de 2006, el presidente Václav Klaus vetó la ley.[18] El proyecto de ley se convirtió en uno de los temas donde los partidos políticos trataron de posicionarse antes de las elecciones de junio.

Other Languages