Matanza de Tóxcatl

Matanza del Templo Mayor. Pintura contenida en el Códice Durán.

La Matanza de Tóxcatl, también llamada la Matanza del Templo Mayor, fue un episodio de la Conquista de México en que los españoles dieron muerte a los mexicas (o también llamados aztecas) en el momento en que éstos se encontraban haciendo una ceremonia a los dioses Tezcatlipoca y Huitzilopochtli.[1] ya que había pensado que se trataba de una trampa de parte de los mexicas. Puesto que Hernán Cortés se encontraba en las costas del Golfo de México para combatir a Pánfilo Narváez que venía de Cuba con la misión de capturarlo.

Antecedentes

La llegada a México-Tenochtitlan

Lámina del Lienzo de Tlaxcala. Malintzin sirvió de intérprete a Hernán Cortés frente a los indígenas, ya que hablaba maya y náhuatl.

Hernán Cortés salió en febrero de 1519 de Cuba a Yucatán al mando de una expedición de once navíos y poco menos de seiscientos hombres.[2]

Al llegar a la isla que hoy llamamos Cozumel, Cortés se enteró de la existencia de dos españoles que habían naufragado tiempo atrás y habían vivido varios años entre los mayas: Jerónimo de Aguilar y Gonzalo Guerrero.[3] y le dijo lo siguiente:

Hermano Aguilar, yo soy casado y tengo tres hijos. Tienenme por cacique y capitán, cuando hay guerras, la cara tengo labrada, y horadadas las orejas ¿que dirán de mi esos españoles, si me ven ir de este modo? Idos vos con Dios, que ya véis que estos mis hijitos son bonitos, y dadme por vida vuestra de esas cuentas verdes que traéis, para darles, y diré, que mis hermanos me las envían de mi tierra.

Gonzalo Guerrero[4]

Jerónimo de Aguilar hablaba maya y sirvió de intérprete a los recién llegados.[8]

La expedición continuó su camino hacia un sito que Juan de Grijalva había nombrado un año antes San Juan de Ulúa.[7]

Por su parte, los conquistadores se dieron cuenta de que Moctezuma dirigía un rico y poderoso imperio, lo cual despertó en ellos un enorme deseo de llegar hasta su ciudad capital: México-Tenochtitlan.[7] Cortés no hizo caso a la solicitud de Moctezuma de abandonar tierras mexicanas y además desconoció las órdenes expresas de Diego Velázquez de Cuéllar de regresar a Cuba. Por el contrario, decidió marchar hacia el interior del territorio.

Sometimiento y fundación de territorios

Para dar legalidad a su empresa, Cortés fundó a un lado de San Juan de Ulúa el primer ayuntamiento de tierra firme, al que llamó Villa Rica de la Veracruz;[7]

Cortés era un gran estratega militar y no tardó en saber que había pueblos mesoamericanos que luchaban por mantenerse independientes del domino mexica y que podrían darle su apoyo; por esa razón decidió desmantelar sus naves frente a las costas de Veracruz.[12]

Other Languages